Día: 29 octubre, 2013

Vida nueva

Resulta que me he puesto de empleada doméstica. Que diga de chacha, se pone el Toni. Pero yo digo que no, que empleada doméstica es más digno. Y dice él, lo que tú quieras pero el trabajo que haces, que es limpiar la porquería de otro, es el mismo. Así de desagradable es el Toni cuando se lo propone. Pues no sólo es limpiar que principalmente cuido de un niño y esa es una función educativa de primer orden, ¿ y no resultaba que la educación era lo más fundamental del mundo? Para mí que sí. Que educarlo ya lo educan sus padres, se pone. Pues no,Toni, ahí te equivocas que la madre está deseando que yo entre por la puerta para largarme al niño y al padre todavía no he tenido el placer de verlo más que en fotos. Sale en una esquiando y en otra subido en un barquito todo moreno. Se ve que es de los del tipo deportista. Si yo tuviera tiempo también sería deportista pero como tengo que estar todo el día detrás de la barra…,se queja el Toni.

Me da la risa, el Toni deportista, que envidioso me ha salido este hombre, culo veo, culo quiero,Toni, hijo. Bueno, a lo que íbamos. No me ha quedado más remedio que ponerme de empleada doméstica,antes trabajaba en una tienda pero la cerraron y ahora es un chino. Luego me cogieron en un hiper pero llegó el Ere y adiós. Yo parada no me quedo, le dije al Toni, me voy contigo a Madrid y ya veremos. Y aquí estoy, no es de lo mío, que yo soy más bien de la rama de los establecimientos pero todo llegará, yo no soy de las que se desaniman.

Vivimos en un piso de alquiler con una habitación que da a la pared de un patio, y un salón donde nos cabe un sofá y una mesa delante para poner las piernas.El Toni dice que es un piso de mierda en un barrio de mierda y que cómo echa de menos los montes y los árboles del pueblo, el olor de las mañanas y el de las noches, los espacios abiertos y yo que sé qué más. El Toni es muy quejica, de siempre. Yo no le hago caso cuando empieza con esas cantinelas. Ya nos iremos para el pueblo, ten paciencia, ya tendremos una casa con ventanas que de al monte de tus amores y nos casaremos. Bueno,bueno, lo de casarse está por ver, no seas antigua que eso ya no se lleva. Qué listo, lo del monte sí pero lo del casorio no. Pero bueno, como ya he dicho yo mucho caso no le hago, que la vida siempre te sorprende. Quién me iba a decir que me iba poner de empleada de hogar en Madrid y aquí estoy. Y se acabó por hoy que oigo los pasos de oso del Toni y como se entere de que tengo u blog me lía la que no está escrita. No le gusta que se mas lista que él, de siempre.