Día: 10 noviembre, 2013

Ese helicóptero que nos sobrevuela

Pero Toni ¿qué ha pasado aquí, la tercera guerra mundial o qué?, grito asustada nada más entrar en nuestro piso pequeño pero apañao (hasta el momento). Pues no sé a qué te refieres, va y me suelta el muy jeta todo apoltronao en el sofá y con más trastos alrededor que el cuarto del Jacobín en sus días de caos. Ceniceros con colillas, cáscaras de pistachos, huesos de aceitunas, paquetes de tabaco espachurraos, ropajes varios formando montones, restos de comida y no sigo por no molestar. Además, ¿es que ahora fumas? Sí, he vuelto, se me pone, el humo me da concentración. La madre que te parió, Toni. ¿No se te habrá ocurrido hacer la cama, pasar la mopa, limpiar el baño o recoger la cocina?, por poner cuatro ejemplos escogidos al azar. Pues ni que yo fuera el chacho, me salta. Además, comprenderás que si no tengo cuerpo para ir a trabajar al bar menos lo voy a tener para las cosas de la casa.

Claro, le respondo con toda la ironía de la que soy capaz, como tienes que concentrarte en el humo pues no te ha dado tiempo. A ver, que no es eso, me explica en plan profesor, no es que me concentre en el humo sino que el humo en sí me facilita la concentración. ¿Y qué es eso tan importante en lo que te tienes que concentrar? Pues en lo que a ti no te importa que tampoco tengo que darte explicaciones de todo. Ya está aquí otra vez, dice a continuación mirando con cara de loco hacia la ventana. ¿Ya está aquí quién?, no me asustes Toni que te estoy notando muy raro. Me refiero al helicóptero, hija, ¿o es que no lo oyes?, me refiero al bicho ese de pesadilla que día y noche nos sobrevuela. ¿No quería pájaros? pues toma pajarraco. El mundo se burla de mí de la peor de las maneras. Pero qué de tontunas estás soltando por tu boca, Toni, bonito, pues si es el helicóptero de la Dirección General de Tráfico que como su mismo nombre indica vigila el estado de la circulación. No seas ingenua, vigila mucho más, nos vigila a todos de día y de noche y no se calla nunca, ¿no oyes el ruido que hacen esas aspas infernales? y lo peor es cuando se para, como ahora. No lo puedo soportar. Pues, ahora que lo dices, yo es la primera vez que lo oigo. Tú tienes sentidos pero no están operativos, va y me atiza. Lo cual es una ventaja adaptativa de primer orden, añade en plan filósofo o lo que sea.

Mira, Toni, le suelto ya harta, no te entiendo porque no estoy operativa pero como no te levantes ahora mismo del sofá y me ayudes a recoger este desastre me voy a enfadar pero de verdad. Pues lo siento pero no puedo, ese helicóptero que nos sobrevuela me ha dejado agotao. Y a continuación va y se tumba. Si esto no es para separarse que baje el helicóptero y lo vea.