Preparadas para emprender

Básicamente ya sabemos todo lo que hay que saber sobre el arte de la cartomancia, que así es como se llama lo de echar las cartas del tarot. Hemos hecho prácticas toda la mañana la una con la otra para irnos perfeccionando en lo de soltar el rollo, marear la perdiz y que parezca que decimos algo sin decir nada en realidad.

Tú no te mojes, me insiste la Esmeralda, que va de enterada, como si llevara toda la vida adivinando el futuro. Lo importante es que luego no nos puedan venir a reclamar. Tú les sueltas muchas cosas bonitas, así como de esperanza en su porvenir, pero no concretes que te pierdes, sobre todo no fijes fechas. Qué nervios me están entrando porque una cosa es practicar con una amiga y otra con clientela de verdad. Nada, nada, se pone la Esme, no te preocupes, si esto es pan comido. Y hablando de pan, ayer vi a una de esas brujas de la tele recomendando un tratamiento que consiste en pasarse por el cuerpo una bola de miga de pan haciendo círculos como si te limpiaras. Ah, pues qué bien y eso ¿para qué sirve?, la interrogo. Anda que tú también…pues para qué va a servir, para nada y para todo. Lo vamos a decir también nosotras que me ha gustado.

Ay no, Esme, yo esa tontería de frotarse con pan no lo digo que vamos a perder credibilidad. Tú lo dices, no seas sosa, hay que adornar, ¿qué es la vida sin estas pequeñas cosas? Para mí que a la Esme esto de las hormonas la está trastornando. Bueno, Evi, me dice, pues ya estamos preparadas para emprender, presiento que vamos a triunfar. Pero ¿lo presientes como bruja del tarot o como persona de verdad? Y yo qué sé, Evi, lo presiento y nada más. Mira, mira qué bonito se está poniendo el parque con todos estos colores otoñales, esos amarillos, esos rojos, esos ocres. Calla, Esme, que pareces el Toni cuando le da la vena naturista y además, esa que va por ahí trotando entre los árboles, ¡ay señor! pero si es una de las variopintas, la deportista pija en concreto, estoy corriendo muchos riesgos.

Lógico, me responde la Esmeralda toda pancha, todo buen emprendedor tiene que arriesgarse si quiere triunfar. Y a todo esto, con el libro de mi jefa en el bolso que todavía no he tenido la ocasión de devolverlo. Estoy por pasarme la miga de pan, a ver si me compongo, señor qué rachita…

Un comentario en “Preparadas para emprender

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.