Mobbing

Tan contenta llego esta mañana a mi puesto de trabajo dispuesta a realizar mis faenas con la menor profesionalidad posible cuando….(estoy sembrando intriga) cuando veo a una mujer sujetando mi escoba preferida y barriendo con un ímpetu como solo se ve en las películas. Ahora que lo pienso no he visto ninguna película en la que barrer sea parte fundamental del argumento pero tampoco soy muy cinéfila, alguna habrá. Pero bueno, ¿tú quién eres?, le digo imitando los modos barriobajeros de la Esme y tratando así de amedrentarla. A nadie le gusta que le arrebaten su instrumental sin permiso. Pero ella no me contesta y sigue barriendo haciéndose la enfrascada, como si semejante tarea diera para tanta concentración. Y encima maleducada, no importa, no voy a ser como ella y ya iba a presentarme esforzándome en ser amable porque tengo estudiado que con la simpatía se consigue más que con su contraria cuando…(siembro otra vez) cuando veo acercarse por el pasillo a una mujer similar a un ave (de rapiña): la sado-madre en persona. Para los que no lo sepáis es la madre de la Patricia y una de sus depravaciones favoritas es la limpieza extrema, de ahí el apodo que le he puesto.

Hola, Tati, he vuelto para pasar unos días pero esta vez he venido acompañada. Tati, te presento a Tati. (Os informo que así es como llama ella a todas las empleadas domésticas) Y la del ímpetu barrendero, sin percatarse de lo absurdo de la situación, me alarga una mano blanda y sudorosa al tiempo que miente: contenta te conocer. No me gustan esas manos resbaladizas que parecen peces, denotan un espírituo taimado, yo soy más de apretón fuerte y directo. Bueno, ¿y yo ahora, qué hago?, pregunto desconcertada. No te preocupes que aquí hay trabajo de sobra para las dos y hasta para otra que venga. Si en las casas no se acaba nunca, alega la sado-madre, feliz de tener un par de mucamas a su entera disposición para torturar a dos bandas. La otra Tati asiente sonriente, será falsa…Como he podido comprobar después, solo se ríe en presencia de alguna figura de autoridad, cuando estamos las dos solas lo único que muestra es su avinagrado rostro. Da grima y un poquillo de terror. Es muy fea, además, y muy flaca, sin curva mujeril alguna. Una escoba sujetando otra.

Mira Tati -prosigue la sado-madre- (y miramos las dos) tú ponte con la plancha, luego limpias la plata y después juegas con el niño y tú Tati (se refiere a la competencia) vas a hacer la limpieza porque Tati para eso… y deja la frase colgando para que cada una malpiense lo que guste. Les van los finales abiertos tanto a la madre como a la hija.

Y así ha transcurrido la mañana, lanzándonos miradas retadoras por los pasillos y yo sin saber si la Tati segunda porque la primera soy yo, eso que quede claro, va a estar aquí de por vida o es la empleada de la sado-madre y su presencia es solo temporal. La Patricia, ajena a mis desvelos e inquietudes, no ha salido del cuarto de sus menesteres pero la he oído teclear con decisión y sin desmayo. Así cualquiera hace crecer su blog.

Ay, qué angustia, ¿querrán sustituirme por la mujer escoba? Tengo que admitir que no se le resiste ni media pelusa pero sensibilidad para la belleza no tiene. Pues no va y destruye de un trapazo mi telaraña preferida.Con lo preciosa que era.

Anuncios

8 comentarios en “Mobbing

  1. No sufras corazón que ese escuerzo no te llega a la suela de los zapatos! Además, mírale el lado bueno, así tendrás más tiempo para pasarlo con la Esme&co!

  2. Hay seres que no encuentran ninguna poesía en lo que hacen… He conocido cada caso…
    (Ya veo que, como también a mí me pasa, no te acuerdas de lo que escribiste)
    No te preocupes, considera estos comentarios como cosas dichas entre dientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s