Día: 11 abril, 2014

Wislawa

Se llama Wislawa Szymborska, así de raro porque es polaca. Resulta que es muy amiga de doña Margarita, íntimas, dice ella. Ayer la rescató de la estantería donde pasa el rato junto a otra amiga que se llama Emily para presentármela. A Emily también me la quiere presentar pero más adelante, primero a Wislawa.

Me ha dejado un libro suyo titulado “Paisaje con grano de arena” para que la vaya conociendo. Dice doña Margarita que puede hacer de miga de pan que me haga bajar la espina del Ulises que tengo atravesada en la garganta. No he entendido nada de eso de la miga pero da lo mismo.

Por la noche empecé a leer su libro y no me extraña que doña Margarita la aprecie tanto porque es una señora encantadora que dice unas cosas preciosas sobre las cebollas, las nubes, las plantas, el número Pi, los ansiolíticos o las almas.

Os pongo aquí un poema de su libro que se titula “Todo”

Todo:

palabra impertinente y henchida de orgullo.

Habría que escribirla entre comillas.

Aparenta que nada se le escapa,

que reúne, abraza, recoge y tiene.

Y en lugar de eso,

no es más que un jirón de caos.