Amor a vista de pájaro

Efectúa un vuelo rasante por entre las casetas de libros, ojea en una, avizora en otra, pasa de largo en la siguiente, se detiene en mitad del pasillo casetil y barre el territorio con inquietos y móviles ojos. Él también es inquieto y móvil, desconfiado en sus movimientos, de areodinámico perfil. Su cabeza se gira y orienta para mirarnos lateral y monocularmente, hace aletear sus delgados brazos, está saludando, ¿por qué ? Ah, claro, ahora ya sé por qué, nos conocemos, es el amigo del Toni y  su mentor de avistamientos, el Hipólito, el del taxi, que como su gremio está en huelga, se está dando una vuelta por la Feria del libro.

Con pequeños y saltarines pasos, se ve que lo suyo no es la tierra sino el aire, se coloca ante el quiosco de la Esme y me saluda sin dejar de mirar a su alrededor. Hola, Eva, qué hay, tía, ya me dijo  Toni que a lo mejor te veía por el parque, que curras aquí todos los días cuidando un niño, es este, ¿no?, qué pasa chavalín, pero no me amenaces con la pala, hombre, que soy inofensivo.

El ojo pajaril estudia el territorio, avista a la Norma, (eso les pasa a todos los ojos), pero, indiferente a su belleza, se aleja para saltar por encima de la Pandora ( eso también les pasa a todos los ojos) y con un rápido viraje aterriza en el quiosco hasta enfocarse en la Esme que acaba de hacer desaparecer arteramente la labor del gatito.

Él ha iniciado el cortejo inflando su pecho y disparando verborrea en su estilo pedante y sabelotodo, ella se atusa el pelo y se deshace en risitas tontas e impropias y cuando por fin el macho alza el vuelo, no sin antes darse la vuelta a medio camino para contemplar por última vez a la hembra, ella, la Esme, me acribilla a preguntas. La Pandora también indaga pero por motivos más cercanos a la envidia que a la información, ¿se puede saber quién es ese pájaro?, dice despectiva.

Pues resumiendo: es un amigo del Toni, se llama Hipólito, es taxista, avista aves y luego lo cuenta en un blog y si quieres saber algo, sea del tema que sea, pregúntale porque te lo explica, domina muchos campos del saber.

Sí bueno, todo eso está muy bien pero, ¿está casado, tiene novia?, investiga la Esme.

No, que yo sepa.

Y además tiene taxi, la oigo murmurar entre sonrisas  retomando su labor con aturdimiento.

Huy esta, que se nos ha enamorao, si es que…lo que hace la desesperación humana, se mofa la Pandora rabiosa porque se sabe expulsada del mundo del romance.

El amor es lindísimo, proclama sonriente la Norma pero hay que tener cuidado porque, como el sol, quema sin que te des cuenta.  Es un dicho guaraní, añade sorbiendo mate y quedándose tan ancha.

Anuncios

8 comentarios en “Amor a vista de pájaro

  1. He leído esta entrada después de la siguiente e iba pensando en cómo afectaría el fútbol a las amigas de Eva, pero al final, la frase guaraní me ha desarmado por completo: es para recordarla. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s