Alquitrán y deseos cumplidos

Los celos son malos, son feos, son pegajosos, son como un alquitrán que se queda pegado en mitad del pecho causando malestar. Los celos son chapapote del alma. Obsesivos, pesados y absorbentes, como hermanos perversos del amor, un amor invertido que duele y hiere.

Pues he decidido quitármelos porque no quiero vivir siendo la Otela .Si el Toni me quiere, que me quiera, si no me quiere ya y se ha enamorado de La V sin amigas, pues mala suerte. Eso me digo para animarme pero el caso es que no sé cómo deshacerme de esa cosa negra y viscosa porque tengo la sensación de que el único con poder disolvente es el causante del vertido. Pero tiene que haber otros métodos, a la Svetlana no se lo he querido contar porque me iba a desanimar con sus malas suertes,  así que he llamado a la Esme para que me de uno de sus consejos de mujer experimentada.

El diagnóstico de la Esme es que no me preocupe por V, que es claramente una lianta pero que el Toni no le interesa.

¿Dices que ella es muy guapa?,me pregunta.

Sí, es guapa, eso creo.

Pues entonces el Toni no tiene nada qué hacer, las guapas buscan a guapos.

No sé si me ha convencido ese argumento, primero porque es como decirme que yo soy fea, lo que tampoco es cierto, segundo porque las parejas dispares en lo físico existen, yo las he visto, y tecero porque el Toni tiene sus encantos. Ahora que tal vez es deseado por otra, se le han multiplicado a mis ojos y hasta lo que no me gustaba se me ha vuelto irresistible. Así somos los humanos de contradictorios. Y además, el problema no es tanto lo que quiera ella sino lo que quiera él aunque no lo logre, digo yo, vamos.

Que no Eva, que tú no sufras por eso, que el Toni te quiere a ti y en el caso de que no te quiera, te habrías librado de una buena porque es bastante pelmazo. A enemigo que huye…, intenta consolarme la Esme.
Pero es que a mí me gusta, yo lo quiero con sus manías y todo.
Pues ya querrás a otro, será por hombres en el mundo, ¿no hay quien te atraiga por ese sitio en el que andas?
No sé, creo que no pero hay un gato gris que me hace mucha gracia, se sube a los capós de los coches y duerme encima, vive en el garaje…
Me refiero humano, lela, no me seas gatofílica.
Humano….,bueno hay un vigilante muy simpático que cuida los paraísos pero tanto como atraer…
Vigilante, ya lo tienes, ese mismo, tiene V también, aprovecha y contraataca.
¿Me sugieres que dé celos al Toni con el vigilante?
Pues claro, esto es la guerra, si él ha movido ficha, mueve tú tres y quién sabe, igual te acaba gustando de verdad.
No me va a salir, no sé decir mentiras y el vigilante tiene pinta de bruto, así como con los dientes muy separados, como si se quisiera comer a alguien, y está demasiado fornido, la carne de gimnasio no es lo mío.
Eso el Toni no lo sabe ni lo tiene que saber.Tú inventa que eso a ti se te da muy bien. Y te dejo que tengo que ponerle hielo al Hipólito en el tobillo que tiene un esguince y yo me tengo que poner la manta eléctrica en la espalda que tengo lumbago.
Pues sí que estáis buenos!
Estamos muy bien, Eva, se ha cumplido nuestro deseo.
¿De qué deseo hablas, Esmeralda?
Pues del de envejecer juntos, cuál va ser, ya lo hemos conseguido y en tiempo récord. Es lo que tienen los noviazgos tardíos.

Anuncios

20 comentarios en “Alquitrán y deseos cumplidos

  1. La carne de gimnasio brilla demasiado al sol, búscate un poeta calvo y viejo, de los que te hagan reir a carcajadas y ver las colchas florecidas detrás de la luna. El Toni ya está desviado, como bien indica la letra V: caminos que se separan.

  2. La cuestión es lo quiere él, exacto. ¿Que es posible, incluso probable, que sienta una atracción que se quede en una idealización, -idealizar es muy sencillo- y que esa idealización se vaya cayendo a trozos con el tiempo? Pues sí. ¿Que no obstante no es una buena señal? Pues no. La impresión que me da y que me apena, es que el Toni no pone en valor a Eva en su justa medida. Eva se merece que la persona a la que ama se sienta la más afortunada del mundo por ello.

    1. Claro, lo normal es sentirse atraído por quien se tiene cerca pero tampoco lo bastante cerca como para verle los defectos. Y no sé cómo hay que ponerse las pilas, soy bastante pánfila. Saludos, Paz, te había identificado.

  3. A mí me parece muy correcta la actitud de la Eva desde el principio, sobre todo con eso de sacudirse los celos. Fingir… uf!
    Y los consejos de la Esme son buenos, menos el último, el de fingir.
    Su último deseo es magnífico y por mucho que diga, no se ha cumplido… hasta que la muerte no los separe.

  4. No, la Eva no es partidaria de fingir, no le sale y yo también creo que hace bien. Y en cuanto al deseo de la Esme, tienes razón, no se envejece en un fin de semana, les queda mucha decrepitud por delante 🙂

  5. Hasta los comentarios tienen su gracia… el mundo debería ser desinhibido como tus posteos. Y de los celos… son parte del ego, si logras quitártelos estás a un paso de tu Tranquilidad Interior y con ésta podrás vivir lo que la Vida te presente sin sufrir como el resto de la humanidad. Un abrazo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s