En el autobús

Lo iba a titular on the road para hacerme un poco la interesante pero digo, ¿dónde vas dándotelas de aventurera si solo vuelves a tu pueblo? De todas formas me ha dado por inventarme, por pasar el rato más que nada, que era una de esas protagonistas de las películas americanas que dejan atrás sus vidas poco satisfactorias y, así como con pena pero también con muchas esperanzas, se suben a un autobús y miran por la ventanilla con cara de melancólicas.

He probado yo a poner la cara esa de melancólica pero por lo que he visto reflejado en el cristal no me ha salido del todo. De fondo tiene que sonar una música un poco marchosa para inspirar la idea de todo lo bueno que le aguarda a la muchacha aunque ella no lo sepa, pero a mí no me sonaba ninguna y, oye, así a palo seco no hay quién se meta en el papel debidamente.

Campos y campos amarillos y pajizos, agostados antes de agosto, venga de meseta reseca y de planicie polvorienta , girasoles y más girasoles, que me perdone Antonio Machado pero qué aburrimiento me estaba entrando.

En la película, la protagonista o bien llega enseguida a un lugar, preferentemente ciudad con rascacielos en la que le empiezan a pasar cosas nada más poner un pie en el suelo , o bien ya en el mismo autobús conoce a alguien interesante. Pues a mi lado iba sentado un hombre viejo con un manojo de cebollinos saliéndole del bolsillo de la camisa. Qué difícil me lo pone la realidad, venga a tirarme encima todo lo prosaico que tiene, que es mucho.

Pues me da igual, yo, a lo mío, a creerme que soy la chica esa que viaja y a la que pasan aventuras sin par. En las películas a las que me refiero, que le sucedan cosas a una chica siempre quiere decir, más o menos disimulado, que aparece un hombre apuesto y se enamoran. Que tontería, ahora que lo pienso. El amor está muy sobrevalorado aunque hay que reconocer que algo tiene. Me he puesto yo a imaginar quién podría ser ese hombre con el que me voy a topar y siempre, no se por qué, se me aparecía el Enrique con su bocota llena de risa y dientes. Pero si a mí no me gusta el Enrique…

Mira, me he dicho, mejor saca del bolso el libro que le has sustraído a la Patricia como pago en especie por el mesecito que te ha dado,  ponte a leer y deja ya de creerte que eres la Jeniffer Aniston que no te pareces en nada. Bueno, en una cosa sí, en que a ella también le dejó el novio por otra más guapa,  claro que a mí todavía no me ha dejado. Como me estaba liando me puse a leer y así entre aromas cebollinescos y  lectura arribé a mi destino.

¿Qué dice la Evi?, oí nada más bajarme del autobús. Qué majo mi padre, si ha venido a buscarme.

La Evi dice demasiadas cosas, estar callada no es lo suyo, pensé pero solo dije en alto ay, pero cuántas ganas tenía de verte.

Anuncios

7 comentarios en “En el autobús

  1. La Eva no se puede encasillar en un papel ni queriendo. Por cierto, ¿qué libro ha sustraído? Me has dejado en ascuas, echaba de menos las referencias literarias….

    1. Canadá, de Richard Ford, ese es el libro. Solo me está gustando a ratos pero también es verdad que estos últimos días me ha faltado un poco de concentración.

      1. Bueno, es que con Richard Ford no es difícil perder la concentración. Exige estar demasiado concentrado. Y, a ratos, agota.
        Pero también, a ratos, disfrutas de unos párrafos, de unas páginas tan bien escritas, que te da rabia haber perdido la concentración.

      2. Justo, lo has expresado muy bien, tiene párrafos buenísimos. De hecho, me he apuntado alguno y te los encuentras cuando leías distraídamente y sin demasiado interés.

  2. Las películas dan para mucho. También solía yo salir impresionado de ellas, cuando niño. E incluso creo que durante un par de años estuve convencido que era rubio y con los ojos azules pero el espejo me desmentía de continuo porque desde él siempre me contemplaba otra persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.