Modos de comunicación

Ya está aquí, la tercera guerra mundial que auguran algunos, tiene que ser eso, nos están bombardeando. El perro corre a refugiarse bajo la mesa aullando de terror y a puntito estoy de meterme con él cuando mi cerebro recupera la información perdida por alguna de sus circunvoluciones y me ubica en el aquí y el ahora, como dicen los libros de auto ayuda de la Patri. Las fiestas, majos, que empiezan a petardazo limpio y así siguen durante unos cuantos días.

Que sepáis los que no sois de pueblo que el petardazo es una forma de expresión como otra cualquiera y no hay que quitarle méritos comunicativos. Cuanto más sorpresivo sea, mucho mejor. Un petardo bien tirado expresa alegría, júbilo, que viene a ser lo mismo que alegría pero hacia afuera, afirmación de la personalidad propia y pertenencia a un grupo (el grupo de los que tiran petardos y de los que se ponen muy contentos cuando los oyen).

El primer petardo es el mejor por lo que tiene de iniciático, los siguientes no están mal pero han perdido el elemento sorpresa y por lo tanto parte de su valor. Eso lo sabe el profesional del petardeo y por eso escoge momentos del día especiales para su faena como puede ser la hora de la siesta o las siete de la mañana. Diréis que qué mala leche. Pues no, es que son fiestas y tiene que enterarse todo el mundo.

El Toni odia los petardos con toda su alma, dice que son la máxima representación de la burricie popular y de la absurdez humana pero, ¿qué hago?, si no quiero hablar del Toni, que en estos momentos es mi enemigo más acérrimo. Acérrimo no sé lo que significa, luego lo busco, pero va, de siempre, pegado a enemigo.

Y tú, Pancho, sal de debajo de la mesa y deja de lloriquear que estamos en fiestas, perro más tonto.

Anuncios

7 comentarios en “Modos de comunicación

  1. Es un misterio, aún por estudiar, el porqué la alegría se asocia al ruido. A más alegría, más ruido.
    Tengo un conocido que se pasa la Navidad tocando el bombo, es una tradición suya. Pero cuando aparece tocando el bombo sin parar todos le invitamos para que, con las manos ocupadas, deje el bombo un rato. ¡Qué dolores de cabeza nos proporciona el Goyo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s