Monólogo

Ya estoy oyendo la puerta del frigorífico. Evaaa, ¿otra vez comiendo? No hay que picar entre horas si lo que quieres es adelgazar. Ahora que si lo que quieres es otra cosa, yo no me meto. Allá tú con tu cuerpo que tuyo es.
La cortina otra vez abierta, nada, que no te enteras y no será porque no te lo he dicho veces, que entran moscas. Luego que si hay moscas y que no te gustan las moscas y que en Madrid no hay tantas moscas, pues cierra la cortina, maja.
¿Y otra vez vas a salir con el calor que hace a estas horas?, mira que se muere la gente de golpes de calor, lo han dicho en la tele, qué muerte más tonta pudiéndose evitar. Mejor te quedas aquí y de paso me ayudas.
Parece que ya no te llaman tanto las amigas, claro como están todas con los niños, que todas han tenido ya el primero y hasta el segundo, pues estarán las mujeres con sus ocupaciones, atareadas porque los niños dan mucho trabajo, no son muñecos para ponerles los trajecitos como os pensáis. Ya lo verás, si es que lo ves, porque al paso que vas….se te pasa el arroz, hija. Y todo por culpa de ese que ni come ni deja comer, la de tiempo que te ha hecho perder el atontao del Toni.
Y dale con dejar vasitos por toda la casa, vasitos y más vasitos, yo no sé cuánta agua bebes al día pero deja el vasito en la pila y usa siempre el mismo, no me tengas la casa regada de vasitos que parece esto la casa de…que sé yo, la casa de los vasitos al retortero.
¿Que yo te estoy todo el día regañando? No sé por qué dices eso, si yo no me meto en nada, libertad total, tienes libertad completa, entras, sales, te encierras en tu cuarto, que mira que te gustan los encierros, no sé qué harás ahí, con el blog ese que tienes me supongo, y yo no digo nada, porque yo no digo nada, ¿qué he dicho yo?, a ver ¿qué he dicho que te haya molestado?
Otra vez la cortinita, y dale, que la cierres cuando salgas al patio, si no es tan difícil, ya se ha colado una mosca. Fuera de aquí o te doy un papirotazo que te dejo tiesa. Qué asco de bichos. Pues ha tenido que salir con todo el calor a que le de el golpe mortal, qué chica!

Anuncios

7 comentarios en “Monólogo

  1. A veces las madres no nos damos cuenta de lo coñazo que podemos llegar a ser, pero es que… en fin que la convivencia es muy difícil y debe ser muy complicado volver a la casa familiar después de vivir independiente, aunque sea en vacaciones.

    1. Es eso, que ser hija otra vez es difícil y cuesta adaptarse. Y la convivencia, claro, ella tiene sus costumbres y yo se las altero pero seguro que yo también tengo un buen monólogo, solo que como no escribe…( menos mal) . Besos, Paz.

  2. Jajajajaja… todas esas me suenan, de una u otra forma. Besos y paciencia… Oye, y el Toni no tiene vacaciones? Al final va a llevar razón que lo mejor es que os hagáis unas casica en el pueblo y así la llenas de vasos cuando te apetezca. Que tu hermana te ordene los cajones para las visitas del principio y chimpun! besicos

  3. Pues sí, es verdad, seguir la dieta del pescado (comerte todo lo que pescas) no conduce a nada. Es un graso error. Y no es que lo diga yo, que yo no digo nada. Yo, cremallera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s