Día: 27 septiembre, 2014

Criii, criii , crí

Pero, ¿qué es ese ruidito?, ¿eres tú, Eva o es la cama que chirría?, ¿no lo oyes?

No lo oía porque estaba dormida y soñando con hadas, ahora sí lo oigo pero me parece inofensivo. Duérmete.

Sí, claro, duérmete, como que puedo, es un ruidito bastante molesto. Agudo. No me gustan los sonidos agudos, me dan dolor de oídos, ¿a ti no?

A mí no, voy a volver a dormirme a ver si recupero el sueño que me estaba gustando.

Escucha, sigue una pauta, no es un sonido aleatorio, lleva un ritmo. Dos seguidos más largos y luego uno seco y corto. ¿Qué será?

No lo sé, no le hagas caso y ya está.

Claro, ¿tú crees que si pudiera no hacerle caso estaría despierto? Si no me duermo es porque no puedo ignorar ese cri, cri, crí. El último lleva acento, los dos primeros son átonos.

Cri, cri, crí? Pues entonces es un grillo, los grillos hacen cri.

Imposible, aquí no hay grillos, esto es una ciudad, aquí no viven. Además ya no hace calor, los grillos son del verano.

Será un grillo urbano otoñal aficionado a la noche madrileña. Vivirá entre los ladrillos de la pared, ahí viste una araña hace poco, pues perfectamente puede vivir también un grillo.

Qué alegría, pues no me deja dormir.

No te entiendo, Toni, pero si a ti te gustan esos sonidos de la naturaleza y siempre te estás quejando de que aquí no los tienes. Ahora resulta que llega un grillito de nada a aderezarte el sueño y no puedes dormir, eres pesado.

A mí me gusta el conjunto de grillos, muchos a la vez forman un sonido como el del mar, que seda y adormece pero uno solo es molesto, es cansino, es repetitivo, es chirriante y me grilla. Es que hace criii, criii, crí.

Si, ya lo del acento y todo eso.

Sí, eso. Es el último crí, demasiado autoritario, como si pusiera un punto.

El punto sobre la i.

Me voy a levantar a ver si lo cazo.

No vas a poder, es un sonido engañoso, no proviene de dónde uno cree que lo está oyendo. Espera, se ha callado, vuelve a la cama y aprovecha para dormirte.

Es verdad, qué paz, ya sólo se oye a los vecinos y al camión de la basura, se lo habrá comido la araña, las arañas comen grillos, ¿verdad.?

Lo que les caiga en la tela, supongo.

Pues este se ha caído con todo el equipo, por grillar a deshora.

Criiii,  criii,  crí. Criii, criii, crí.