Día: 3 octubre, 2014

Circos

No he tenido tiempo de estudiarme los apuntes ni de averiguar qué diosa llevo dentro porque ha ocurrido algo en casa de la Patricia que me ha mantenido en vilo toda la mañana y quién dice en vilo dice escuchando tras las puertas. Que no está bien eso que hago de inmiscuirme en la vida del hada, ya lo sé, pero tendréis que comprender que no sólo de fregonas y lejías vive la empleada doméstica.

Es que ha venido una editora a parlamentar con ella y eso, como dicen en las películas americanas del norte, “no me lo perdería por nada del mundo”. Y no me lo he perdido. La editora, una mujer con gafas que sabe perfectamente qué diosa lleva dentro, lo digo por el empoderamiento y resolución que mostraba al desplazarse por los pasillos, quiere publicarle a la Patri sus escritos pero a cambio….

Pues a cambio el hada tiene que hacer el indio. Que ahora ya no se presentan los libros como antes, Patricia, entiéndelo, que la industria editorial está en crisis, como todas las industrias, la competencia es feroz, el libro electrónico avanza y acogota al de papel, los lectores escasean, los escritores proliferan y el público en general es reacio a gastarse el dinero pudiendo piratear. Básicamente y resumido.

Se creía el hada que se iba a sentar en una mesa con un micrófono delante a contar a unos cuantos periodistas el tema central del libro y a responder a unas cuántas preguntillas como en tiempo pretéritos. Pues no, ahora los libros se presentan con espectáculo. ¿Qué tu obra trata de la caída del comunismo? Pues te ponen detrás un falso Muro de Berlín, le arreas un martillazo mientras suena The Wall de Pink Floyd y un actor alto y rubio vestido de militar entra con una carretilla llena de ejemplares de tu obra, por poner un ejemplo de reciente actualidad.
¿Que tú abordas el tema siempre apasionante de las pirámides de Egipto? Pues qué menos que meterte en una para presentar tu libro y si te tienen que hacer una foto dentro del sarcófago pues te aguantas y te acuestas con la momia. Esto también es otro ejemplo sacado de las noticias culturales que le ha puesto la editora empoderada para que se fuera haciendo una idea de lo que puede esperarla y no venga luego con pegas y remilgos.

En realidad no sé de qué trata el libro de la Patricia ni de qué espectacular manera va a tener la mujer que intentar de vender su trabajo elaborado a base de horas de silencio y reclusión pero una cosa os digo : si no sois un poco payasos no os metáis a escritores de éxito, ya no. Si acaso a escritores de fracaso que es mucho más cómodo y descansado.