Rutinario yo

Entre la doña Marga y sus diseños de muerte y el Toni con sus disertaciones mañaneras me van a volver tarumba. Que no se puede una tomar el café con leche sin tener a uno rumiando filosofías raras.

Pues no dice ahora que se aburre de ser él, que le cansa su cara, la forma de su cuerpo, sus dolores y lesiones pero también sus alegrías, aficiones, preferencias, deseos, temores, todos sus sus le hartan por demasiado conocidos.

¿No crees que es una parrafada demasiado larga y densa para estar recién levantados? Yo es que hasta que no ingiero el café, no rijo.

Pero él dale que dale: que qué difícil resulta a veces la convivencia con ese ser que somos y del que no existe divorcio posible, que qué limitado y cansino es ser siempre el mismo, conocerse tanto, anticiparse, saberse de memoria, pasar la vida encajonado, metido sin remedio dentro de las mismas fronteras, atados a nuestra particular forma de ver, entender e interpretar el mundo.

Eso no es del todo verdad, le digo ya con el café por la mitad y despierta a medias, porque las personas cambiamos, evolucionamos, no somos siempre iguales.

Sí bueno, pero el cambio s tan paulatino y lento, como una especie de erosión que ni si quiera nos damos cuenta, de modo que la familiaridad con el sujeto se mantiene.

Familiaridad con el sujeto pero, ¿de qué me hablas, Toni, hermoso? Además que te gustan mucho las frases pero si ahora mismo te anuncian que mañana te vas a morir y por lo tanto a separarte para siempre del sujeto ese, ¿estarías feliz o aterrorizado?

Pues ahí está la paradoja que no me aguanto pero tampoco soportaría abandonarme porque esa libertad del no ser da miedo y nos aferramos a lo único que tenemos y conocemos, a ese que siempre hemos sido y que por muy pesado y aburrido que sea, tanto, tantísimo queremos.

Bueno, pues cambiando de tema para aligerar un poco, no te lo he dicho, ¿sabes que la Noemi se ha venido a Madrid?

Pues lo que le faltaba a Madrid, me salta. Va a ser verdad que no puede dejar de ser él mismo.

Anuncios

4 comentarios en “Rutinario yo

  1. Así somos, contradiccion en estafo puro… Y muy nosotros, a veces yo creo que es normal a veces cansarse de uno, enfadarse, no aguantarse. Otras veces estar contentos y felices de nosotros. Y a veces nos sorprendemos a nosotros mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s