El blog de tócame Roque

Primero la doña Marga y ahora la Esme, pues no me llama esta mañana a casa, que hoy no he ido a trabajar que estoy  vírica perdida, y me pide que le meta un microrrelato en el blog, así como de tapadillo.

Digo, mira Esme, primero que de tapadillo no va a poder ser porque precisamente ayer hablé de tus microrrelatos y se va a notar la procedencia y segundo que no, que es que esto se me está llenando de lo que escriben otros. (Además, entre nosotros, que la Esme y la literatura….)

Hija, pero si es micro, que más te dará, si te dijera que me colgaras mi novela lo entendería.

¿Pero tú has escrito una novela, Esmeralda?

Todavía no pero lo tengo in mente, voy muy lanzada, escribir está chupao, pones una palabra y luego otra y otra y te sale solo, como el que tira de un hilo, no sé por qué los escritores se dan tanta importancia.

Bueno, ¿y de que va el microrrelato que quieres que ponga?, no será otro de  “cuando se despertó” y lo que sigue.

Claro, ya te dije que la estructura no cambia pero sí el contenido.

No sé, no me convence, yo también te dije que copiabas y lo sigo pensando ¿Y este también es  de tedio existencial? Que ya te aviso que como tema está de lo más manido.

No, este va de la lucha inter generacional, del Jonás, vamos.

Os aclaro, lectores que no me leéis desde el principio, que el así llamado -que también hay que tener valor para plantificarle ese nombre a un recién nacido, luego dirá que no se hace con él- es el hijo de dieciséis años de la Esme.

Bueno,venga, te lo pongo pero solo por esta vez, no te creas que ya todos los viernes te voy a dejar una entrada para ti.

Pues haces mal porque te reportaría la audencia que tanto estás buscando.

Yo no busco audiencia.

Vaya que no, todos la buscamos, no te hagas la que te da igual que nos conocemos.

Pues ahora ya no cuelgo el microrrelato que no me cabe, que esta conversación la estoy transcribiendo tal cual en la entrada y ya me está quedando muy larga y la audiencia de la que hablas se me cansa. Menuda es la audiencia, todo lo quiere corto que están muy mal de tiempo.

Pues dice así, se pone ella pasando de mis explicaciones y protestas: “cuando se despertó, el Jonás con la play station todavía estaba ahí”. ¿Cómo se te queda el cuerpo? Resumo y  concentro en una línea de nada lo que es toda la problemática de la actual adolescencia. No me digas que no es buenísimo.

No te digo, no.

Anuncios

8 comentarios en “El blog de tócame Roque

  1. Vaya un par de dos: la Eva y la Esme se atreven con la “literatura” mas vanguardista y hacen bien porque muchos de los microrrelatos que ahora están tan de moda son mucho peores que los del Jonás.

    1. Lo contenta que se va a poner la Esme cuando le lea este comentario. Vamos, que no sé si se lo voy a transmitir que luego se me sube a la parra. Un beso, Isabel y gracias por leer y comentar.

  2. Creía que al Jonás, en lugar de la ballena, se lo había tragado la pleiesteision esa y se había hecho parte de un juego y su madre ya sólo podía verlo si ella, a su vez, conectaba la pleiesteision. Ya hubiera ella querido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s