Inés

Me hubiera gustado llamarme Inés como mi amiga Inés que también se llama Inés. Tener, como ella, un vestido con rayas así y así, por aquí arriba, y abajo dos bolsillos para meter las manos de uñas mordidas como las suyas. Y una pared con hojas que trepan para apoyarme con una pierna doblada y la rodilla puntiaguda, no redonda.

Vivir en una casa igual que la suya, en la suya, y que mi cuarto fuera ese, el de la puerta amarilla con una I de madera colgada. Taparme con el mismo edredón de puntos, estrellas y lunas, ahora puntos, luego estrellas, más puntos, lunas otra vez.

Escuchar mi nombre gritado desde abajo: Inés, la cena. Y yo bajaría dando saltos por las escaleras, con un agujero en uno de los leotardos y la diadema resbalándome por la frente. Si me llamara Inés como mi amiga Inés que también se llama Inés.

(Cuaderno de doña Marga)

Anuncios

7 comentarios en “Inés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s