Mi madre por teléfono (13)

Eva, soy tu madre. Por aquí bien, aguantando el nevarrón ¿Y por ahí?

Bien también, aquí no ha nevado.

Dile al Toni de mi parte que se venga para el monte, que ahora es buen momento para hacerse una excursión.

¿Pero con este frío?

Precisamente, una buena hipotermia es lo que le conviene a ese maula. Y nada de llamar a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para que vayan en su rescate, que tendrán cosas mejores que hacer los muchachos. Lo bien que te ibas a quedar, un poco de pena al principio pero el tiempo lo cura todo.

Mucho que vas a misa pero siempre le estás deseando la muerte al Toni.

Huy, hace que no voy…, este cura nuevo me aburre con tanto sermoneo, que hay que ser buenos, que hay que amar, si eso ya es sabido, así que rezo yo por mi cuenta a mis santos preferidos, le voy a poner una vela al san Expedito para que te abra los ojos y te oriente en el camino de tu vida. Para que dejes ya a ese mastuerzo. Concédele a la Eva el deseo de conseguir el amor en alguien que la quiera y corresponda y se case con ella por la Iglesia, claro. Tú que todo lo puedes y consigues haz que…

Deja de decir tonterías, anda.

Tonterías tu madre, tu madre no dice tonterías, me has interrumpido el rezo y ahora no vale, lo tendré que empezar luego. El arcángel Chamuel también me gusta para estos menesteres, luego veré a quién me dirijo. Pero, cambiando de tema, qué bien que hayan soltado a ese hombre tan majo que sale por la tele, el de la cárcel, el que va peinao patrás, así, mu bien plantao. Me alegro. Dicen que ha hecho una colecta.

Pero cómo te vas a alegrar de que suelten a un ladrón

Anda, anda, con esa corbata poco habrá robado. La Feli quiere que su hijo haga lo mismo, que salga por la tele pidiendo dinero para la fianza pero ya le he dicho yo, Feli , a tu hijo cuanto menos se le vea en público, mejor. Menudo pintainas, con esos pelos y esa cara de drogadicto, ¿quién le va a dar dinero a ese? Y mejor que no lo suelten porque vuelve a delinquir. Dice la Feli que está arrepentido pero qué va a decir la madre. Que no y que no, los ladrones a la cárcel de por vida o que no hubieran robado.

Que ese que tú dices también ha robado y bastante más que el hijo de la Feli.

Te digo yo que es otra cosa, que ese hombre con el pelo tan bien peinado muy malo no puede ser, no como el que tienes en casa. Tú dile lo del monte, no te olvides que viene ventisca y hay que aprovechar. Le he dicho a tu padre que se peine patrás también y hasta un frasco de gomina le he comprado, pero no quiere, nunca quiere nada de lo que le digo, si me hicieras más caso todos….Arcángel Chamuel, tú que todo lo puedes haz que mi familia me obedezca y que la Eva no me cuelgue el teléfono como veo que va a hacer. Muy inspirado no estás hoy, Chamuel, que ya me ha colgado.

Anuncios

10 comentarios en “Mi madre por teléfono (13)

  1. Pues tienes la virtud de matarme de la risa amiga. Eres madrilena, Eva? Me muero por ir a Espana, pero con una cosa y la otra no he podido nunca darme el viajecito a la Madre Patria…algun dia lo hare, deja ver y me llevo a Aida…jajaja

  2. Drogadito, siempre decían en mi pueblo (de adopción) esa palabra. Nunca drogadicto. Y yo creía que la decían por caridad:
    Drogadito, drogadito perdido el chico de la Juana.
    Hasta que me di cuenta de que nadie lo sabía decir. En los pueblos siempre hay alguna palabra que se les resiste: diferiencia, difiriencia, deferencia y, como te descuides, tú también vas y la terminas diciendo mal. Observaciones de uno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s