Mi día de la mujer

Si ya sabía yo que los propósitos del Toni de preparar el desayuno se iban a quedar en eso, en propósitos más volátiles que el humo. Ni siquiera tuvo el detalle de fingir ayer, día de la mujer. Que esos días conmemorativos son una chorrada y que no sea tópica, se pone. Digo, Toni, majo, no me importa ser tópica si tú cumples con tu promesa. Pues va y me dice que no puede, que marzo es un mes que le sienta fatal y que está protagonizando una profunda crisis. Como si no llevara protagonizando profundas crisis desde tiempos inmemoriales. En fin, que la que puso la cafetera e hizo las tostadas fui yo para no variar.

Mientras me afanaba en estos cotidianos menesteres, él andaba enfrascado mirando algo en internet. Pero que muy enfrascado y emitía exclamaciones de admiración y contento. Por unos instantes llegué a creer que estaba teniendo el morro de contemplar macizorras ligeras de ropa delante de mis narices pero no era eso, no. Lo que miraba y le hacía suspirar era una casa, una casa con jardín, la casa con jardín en la que vivió y escribió y de la que nunca salió la Emily Dickinson. Si este fuera un blog más visual y apañao de lo que es, ahora mismo os metería una imagen de la casita en cuestión para que os hicierais una idea de lo que inspira al Toni pero os la tendréis que imaginar o buscarla por vuestra cuenta que no quiero romper mi línea editorial.

Que si él tuviera una casa como esa sería feliz, que si él dispusiera, o dispusiese, de un jardín como ese no necesitaría más, que si él pudiera estar en contacto con árboles, cielos, flores, pájaros, murciélagos, abejas y otros animalillos autóctonos, si le fuera dado contemplar por las noches el cielo estrellado, acariciar el rocío por las mañanas, disfrutar del paso de las estaciones, no tendría que protagonizar crisis alguna porque sería un hombre completo y hasta estaría dispuesto a reproducirse.

No sé, Toni, la naturaleza también puede ser muy cansina y traicionera. Ríos que se desbordan, tierras que tiemblan, huracanes que arramplan con todo a su paso, sal ya de tu bucolismo y pon las tazas encima de la mesa por lo menos. Y en cuanto a la reproducción, no creo que haga falta esperar a esa casa que nunca tendremos, hoy mismo puede ser el día propicio.

Creo que no me oía porque ni puso las tazas ni despegó el trasero del sofá ni mucho menos lo otro pero, a cambio, me regaló, a modo de homenaje por mi condición femenina, quiero suponer, una parrafada en su neo lengua pseudo política que os transcribo a continuación.

Necesitamos mantener un encuentro formal en el que explorar las posibilidades de, en el marco del respeto a cada uno y una y desde la coincidencia de métodos y compromisos encontrar una vía para llegar a un acuerdo.

¿Me estás tomando el pelo, Toni o es que te aqueja algún delirio de los malos?, le pregunté muy pero que muy retóricamente.

La callada por respuesta y la boca llena de tostadas. A la hora de comer se repitió una escena similar y a la de la cena, como si se tratara de una maldición y tal vez se trate, volvimos a interpretar la tercera sesión de nuestra bonita y poco edificante escenificación. Dice la Esme que le plante, ya que le gusta tanto todo lo agrario, aunque corremos el peligro de que germine y fructifique dando lugar a muchos más Tonis, perpetúandose así la rara especie que, al proliferar, dejaría de ser rara.

El caso es que, con esa irracionalidad tan típica del amor, hay algo en él, imposible de definir ni de precisar, tal vez esa mezcla de burrez y sensibilidad, que me atrae profundamente. Hoy ya no es el día de nadie y visto lo visto, mejor así.

Anuncios

13 comentarios en “Mi día de la mujer

  1. En esta época de la inmediatez y de la sucesión de ideas geniales que caducan al momento,son profundos todos los debates, las reflexiones y las crisis. Y los juegos de palabras para definir todas las soluciones y propósitos son tan rebuscados y oscuros que terminan por no decir nada. Usar el lenguaje para no decir nada: ¿Un arte o un vicio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s