Día: 19 marzo, 2015

Reparto de premios

No suelo escribir sobre premios porque, perdonadme, pero me resulta un poco cansino. Estaría bien si no se dieran tantos pero, vamos, si es que esos premios se pasan el día de blog en blog, no conocen el descanso de una buena vitrina, la de vueltas que dan los pobres míos. Total, que no quiero ser grosera ni desagradecida con los que me los han dado ni tampoco que parezca que no me interesa lo que hacen otros pero, digamos, que prefiero mostrar mi interés leyendo y comentando y soltando alegremente “me gusta” cuando de verdad me gusta que repartiendo premios.

Otro problema que tengo es que no sé poner enlaces. Que soy una burra. Sí, lo admito. Que es muy fácil y sólo hay que pinchar aquí y allí. Será, pero me da pereza porque además de burra también soy vaga. No tengo perdón ni de Dios ni de WordPress. Lo de las imágenes también se me da fatal como habréis podido comprobar. Total, que me estoy enrollando muy malamente y no concreto.

Ahora sí voy a concretar: agradezco a Bella Espíritu, a Martes de Cuento, a Melbag, a ella por duplicado porque me ha dado dos, a Anecdotario de una vida inútil y a Viajes al fondo del Alsa que me hayan regalado premios. Como no sé poner enlaces no podéis pinchar sobre sus nombres o sí podéis pero no vais a ir a ninguna parte, os quedáis aquí, en esta pesadilla. No pasa nada, los encontraréis con facilidad por otros métodos porque son bastante famosos.

Me gustan muchos blogs y no me siento bien escogiendo unos y dejando a otros fuera, así que me voy a inventar un juego: los cinco primeros que comenten que se queden con el premio (que manera más tonta de conseguir que no comente ni el gato). No valen los me gusta que dar al botón es muy fácil y no tiene mérito. Si nadie comenta, el premio queda desierto y esta entrada un poco también. Pero, ¿qué premio?, diréis muy agudamente. Pues un award cualquiera, el que más os guste. El del lobo, el de la mucha inspiración o cualquier otro que deseéis ansiosamente atesorar.

Y voy a contestar a tres preguntas y todo, las más típicas:

– ¿Por qué escribes?: porque me lo paso muy bien y me ameniza el día. La lavadora, la fregona, la lejía, la plancha y el arrastrar carro por el mercado no están tan mal pero se me quedan un poco cortas como únicas tareas. Ya sé que no os creéis que sea de verdad empleada doméstica pero la realidad es que mi trabajo sí consiste en eso. Poco glamour que tiene una.

– ¿Por qué tienes un blog?: porque me gusta que me lean, es un vicio muy feo que tengo y bastante arraigado, además, como son los vicios.

– ¿Qué es lo que más te gusta de tener un blog?: la conjunción de escribir y que me lean (esto es lo mismo, ya lo sé) y leer a otros, por supuesto, intercambiar comentarios es muy divertido aunque el comentario, a veces, sea un bien escaso.

Muchas gracias a todos y después de perpetrar esta gilipollez debería desaparecer del planeta blog pero como tengo poca o ninguna dignidad creo que no lo haré o sí lo haré, a su debido tiempo, pero no será por este post.

Anuncios