Día: 17 abril, 2015

Consultorio absurdo a más no poder

Este post no te va a interesar mucho si no eres empleada doméstica, si lo eres posiblemente tampoco pero no lo he podido resistir. Harta de que mis ojos alucinaran al pasar de refilón por las claves de búsqueda (hay días que hasta cierro la pestaña para no enterarme de lo que pesco por los mares de internet) he decidido ser buena persona y aclarar las dudas no resueltas por el buscador. He eliminado las dudas sexuales, muy numerosas, para cuando me haga sexóloga o pornóloga especializada en el servicio doméstico. Ahí hay filón o nicho laboral, como diría la Esme.

Son tres los tipos básicos de preguntadores:  los patronos o empleadores, las propias empleadas domésticas y los despistados. Esta es mi breve selección de preguntas y respuestas.

Dudas de los empleadores:

¿Es normal que me guste mi empleada vieja? No, no es normal, es bastante patológico. Pide cita en tu centro de salud.

¿Por qué la doméstica se lleva el jamón y el queso? Hombre, pues porque tonta no es y prefiere que la mortadela te la comas tú.

Pillé a la empleada doméstica boca abajo en la escalera con la pierna cruzada, ¿qué hago? Búscala un buen fisio, lo va a necesitar.

Quiero imágenes de chachas en primavera: lo siento, no es aquí, en este blog no hay imágenes.

Receta mágica de san Expedito para que la empleada devuelva lo robado: querrás decir oración porque los santos no hacen recetas ni tampoco magia, si acaso milagros. Creo que has visto demasiado máster chef y brujas de la tele y te has liado. Sea como sea, llegas tarde: la empleada ya se ha comido el jamón.

Dudas de las empleadas:

¿Qué hago si no me gusta ser empleada doméstica? Lo que yo: ábrete un blog y cuentas tus aventuras

¿Es normal que el jefe te diga “no me interrumpas”? Normalísimo, maja.

¿A qué se llama trabajo de chacha? Pues si que empezamos bien

¿Cómo retuerzo el trapo sin que me duelan los brazos? No aprietes tan fuerte que el trapo no tiene la culpa, no es necesario

Dudas de los despistados:

¿Por qué se me resbala el bolso del hombro? A mí también me pasa a veces, colócatelo en bandolera.

No he podido dormir en toda la noche porque me entra frío en la dentadura, ¿qué hago?: puedes probar a dormir con la boca cerrada o a quitarte la dentadura y dejarla, bien tapada, sobre la mesilla de noche.