Sígueme

Que le siga, se pone el Toni. Pero bueno, Toni, le digo, ¿es que te has abierto un blog o una cuenta en tuiter?, poco te van a ti esas marchas. Que le siga al pueblo porque se va. Así, de sopetón. Pero será a pasar unos días, le tanteo temiéndome lo peor. Unos días detrás de otros, ha sido su respuesta. Del susto casi se me resbala de las manos el plato con la tortilla de patata (nunca sé si se dice patata o patatas pero no es momento de dudas linguísticas).

Que lo siente muchísimo pero que él aquí va a ser siempre un amargado, que necesita la naturaleza para vivir, que odia Madrid cada día más y más y que se le van pasando los años y a este paso se le va a pasar la vida entera sin hacer lo que le gusta y sin vivir como quiere  y que hay que ser sincero y congruente con uno mismo y ahí ya he desconectado porque ese rollo ya me lo sé y no digo que no tenga sus razones pero, vamos, dejar el trabajo de golpe y sin tener otro en perspectiva, dejarlo todo, a mí incluida, y pegar esa espantada, eso no me lo esperaba yo.

Dice él que no entiende por qué no me lo esperaba, que se veía venir de lejos desde hace mucho,que no será porque no me ha ido dejando pistas, indirectas y directas. Anda, pues porque hay muchas cosas que se dicen pero no por ello se hacen; la Esme, por ejemplo, siempre les está diciendo a sus hijos lo hartita que está de ellos y que cualquier día se va a largar y no le van a volver a ver el pelo, pero ellos se ríen porque saben que una madre no hace eso. O sí, que ya tengo mis dudas.

Y no es que sea algo que se le ha ocurrido así, de repente, cual iluminación,  tenía hasta los bártulos preparados y eso ya es una premeditación pero de las gordas, rayando en el delito, qué menos que un preaviso de quince días para ir asimilando la noticia. Pues dice que lo ha hecho así para que no le pueda convencer con mis liosos argumentos. Vamos, que además de abandonarme me llama lianta.

Que no me está abandonando, que puedo irme con él perfectamente. Si, hombre, voy a dejar mis trabajos que por muy precarios que sean me dan de comer y me voy a volver, parada como ya estuve, a la casa de mis padres, donde también estuve ya. Que esa es otra, en el pueblo no tenemos casa salvo la de nuestras familias. Yo me quedo, majo, ya te seguí a Madrid una vez y tanto seguimiento no me va.

Bueno, pues que me lo tome como que él se va a marchar delante para ir abriendo camino y cuando ya esté el camino desbrozado, es un decir, me llama. Y, mientras tanto, nos podemos ver los fines de semana, que no es tan grave, incluso puede reforzar nuestro amor y nuestra pasión. Y dicho esto tan bonito de los caminos, los desbrozaos y los refuerzos pasionales, ha cogido el hatillo o trolley en versión moderna, me ha plantado un beso que más parecía el sello que se pone a los documentos, tal como si me estuviera compulsando, y sin mirar atrás,  se ha largado tan panchamente, en pos de sus músicas celestiales.

Qué ganas de llorar me han entrado. Pienso: lloro un rato primero y luego llamo a la Noe para que me consuele. No, mejor lloro después porque yo este piso sola no lo puedo pagar. Noe, le he llamado de máxima urgencia, que dejes tu habitación sin vistas y te vengas a vivir aquí que el Toni se ha ido y tenemos que compartir gastos.

Huy qué bien, pero qué bien, va y me salta dando muestras de gran sensibilidad. Al cuarto de hora ya estaba en la puerta con su maleta atiborrada de traperíos baratos y su cargamento de revistujas raras. Hija mía, qué rauda, tenía la llantina del desamor a medias. Bueno, ya sigo luego por la noche  si es que no me duermo antes del disgusto, que a mi los sofocones me dejan para el arrastre.

30 comentarios en “Sígueme

      1. En cuanto pase unos días sin ti te echara de menos y volverá. Aunque una relación de fines de semana tampoco esta nada mal si lo piensas. Eso si, yo me habría quedado sola en casa (aunque tu nueva compañera de piso promete mucho). Besicos

  1. Tu dale un poco de carrete (y de tiempo) pero ponle un plazo. El pueblo, la aldea, la naturaleza está muy bien (a mi me encanta) pero hacer lo que le gusta y lo que quiere, ¿está pagado? ¿tiene sueldo? ¿va a poner un negocio?, porque la sinceridad y la congruencia sin pelas…céntralo, Eva.

    1. Eso que tú dices es lo que él llama “mis liosos argumentos”, pero veo muy sensato tu consejo y creo que lo voy a poner en práctica. Yo también soy bastante práctica. Saludos y gracias!

  2. Eso es una amiga y lo demás es tontería jaja, yo haría lo mismo.. Y luego si eso ya te consuelo pero una vez instalada.
    De todos modos me da a mi que le va a durar poco, que el toni en el pueblo sin ti, sin los ruidos de ciudad, sin su amigo el que lo lleva a pescar etc se va a aburrír mucho y va a volver. Cuando eso ocurra, dile que al sofá. Quien se fue a Sevilla….

    1. A ver si ahora, además de a mí, va a añorar el helicóptero y el camión de la basura. No creo pero los seres humanos somos muy contradictorios. Lo del sofá me parece buena idea. Besos!

  3. Pragmatismo al poder, rey muerto, rey puesto. Bueno, mejor así que estar lamentándose de por vida. El primer problema ya lo tienes solucionado, que era el compartir gastos. Como resuelvas todos tus problemas con esa velocidad y ese sentido común, debes ser una máquina resolutiva.

  4. Vaya, pues lo siento mucho. Veo que tú eres de las pragmáticas, así que seguro que te las arreglas muy bien solita y ya tendrás tiempo de ir pensando si lo de los fines de semana te convence. Un besote!!!!

  5. Pues no sabe el Toni lo que se está perdiendo… En mi tierra se suele decir: “Bon vent i barca nova”, o lo que viene a ser los mismo, “A otra cosa, mariposa” 😉

    P.D.:
    Oye, Eva, que se me ha perdido una entrada… “La convivencia”. ¿Estás en ella? Me llegó por mail, pero en el blog no la encuentro… ¿¿Tendré que hacer una búsqueda “rarita” en Google?? 😀 😀 😀 😀

    1. Ha sido un fallo mío, la estaba escribiendo, era un borrador, y le di sin querer a publicar, la mandé corriendo a la papelera de reciclaje porque no estaba terminada y ni me gustaba pero se ve que no fui lo suficientemente rápida. Sorry

      1. Bueno, yo y todos los que recibimos tus entradas por correo para no perdernos nada de lo que escribes 😉

  6. Ánimo. Comienza una nueva etapa. Qué te parará el futuro es un misterio, así que vive el presente y no te dejes arrastrar por el pasado. Me encanta saber que, después de todo -porque recibir esas noticias de sopetón no es agradable y descoloca bastante- eres una mujer con muchos recursos. Mucha suerte.

  7. Lo verdaderamente importante: Tienes ginebra y tónica en casa?
    No? Pues te vas a Mercadona a comprar y te das un homenaje.
    Si? Pues te vas a Mercadona a comprar más, para que el homenaje sea mayor.
    Y a reir y a llorar como si no hubiera mañana. Eso limpia el alma.
    Un besín

  8. Pues vaya con el Toni!!!
    Aunque has hecho muy bien, cuando se le pase el furor del campo y viva con sus padres una temporada, supongo que volverá rápidamente.
    Por lo demás, a vivir que son dos días y tú eres una mujer de recursos, niña.
    Besetes…

  9. Lo del Toni se veía venir. Bueno, casi todo se ve venir pero, en el fondo, no nos lo creemos. Preferimos pensar que son bravatas pero, a veces, esas cosas que se piensan y se dicen terminan por pasarse a limpio. Y el día que los dichos se pasan a hecho, uno se desvanece y no lo cree. Eso pasa con muchas cosas. Suceden y parece que, pese a los anuncios, nos pillan siempre por sorpresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .