Moça tan fermosa

El Toni está dándole vueltas a posibles trabajos que desempeñar. Pero, vamos, que tampoco es que las vueltas que le está dando sean de sofocarse, más bien es como esos que mueven el guiso con la cuchara de madera muy despacio y sin prestar atención porque están pensando en otra cosa. Auguro, como auguranta que fui no hace tanto, que se le van a pegar las lentejas como no le dé más aire.

Digo este fin de semana, a ver, Toni, ¿has pensado ya en qué te vas a poner a trabajar aquí en el pueblo?

No me agobies, se me pone, que me estoy tomando un tiempo de reflexión interna y de relajación porque vivía muy estresado, siempre corriendo.

No sé a qué carreras se referirá porque yo al Toni corriendo, del verbo correr,  no lo he visto nunca. Igual corría por dentro, eso sí puede ser, una maratón interna.

Pues a lo mejor me pongo de pastor, me salta luego como gran opción. Hombre, Toni, no creo que los pastores ganen mucho dinero y, además, en nuestro pueblo no hay ovejas. Razón de más, me dice, las voy a hacer volver, igual hasta me dan una subvención por recuperar un oficio en vías de extinción y lo de la transhumancia y todo eso.

Sí, seguro que te la dan, le digo por no llevarle la contraria. Pues menudo panorama, esto no mejora, pastor, que los pastores se llenan de pulgas, entre otras pegas. Creo que ha leído en algún sitio que hay un pastor poeta y ya se ve él entre cencerro y cencerro componiendo sus bucolismos.

Y encima se lo he contado a la doña Marga, a la Patricia no que no tengo confianza y además lo utilizaría en sus escritos satíricos costumbristas, y va y le defiende. Dice que los hombres tienen que pelear por sus sueños, construir sus destinos y no dejar que sea la vida la que los construya a ellos. Que nuestro paso por este mundo es muy breve,  menos el suyo que está siendo larguísimo, y que no se puede desperdiciar haciendo lo que no nos gusta. Y después de esta perorata pro Toni, va y me pregunta. Y ese Toni que quiere ser pastor, ¿quién es?

Se lo iba a explicar, porque no sé qué le pasa con él que nunca le ubica o hace como que no le ubica, pero no me ha dado ocasión porque se ha puesto a reír y me ha dicho con cara maliciosa, ¿y de que quiere ser pastor: de ovejas, de cabras o de vacas? Porque si es de vacas, tú serías la vaquera y te podrían recitar este poema tan bonito.

Y se pone a recitarme acompañada de golpecitos de bastón y balanceos de trenzas: “Moça tan fermosa non vi en la frontera como la vaquera de la Finojosa. En un verde prado de rosas y flores guardando ganado con otros pastores la vi tan graciosa que apenas creyera que fuera vaquera de la Finojosa”.

Era más largo pero no me acuerdo de más. Luego le ha dado la risa y la tos y yo también me he reído, qué remedio, por lo menos seré una moça fermosa aunque de la Finojosa no, que mi pueblo no se llama así.

Anuncios

19 comentarios en “Moça tan fermosa

  1. A lo mejor el Toni apaña unas cuantas ovejas y se hace ganadero, que no es lo mismo que pastor. El ganadero maneja los dineros a otro nivel. Después unas vacas, unos cerdos y ya tienes la granja montada. Ya te visualizo llevando las cuentas del negocio.

  2. Oye pues no descartes eso así a la ligera que aquí en mi tierra hay un montón de ovejas y pastores y viven bastante bien. Aunque los que cultivan cosas viven mejor, así que proponle veniros para acá y comprar unas hectáreas de viña. Y en vez de vaquera serás viticultora, jajaja. Besicos (venga voy a darle al botón a ver si hay suerte y mi comentario se queda aquí en lugar de ir a la carcel de comentarios peligrosos ;)).

    1. ¡Bien! Ha habido suerte esta vez. Entonces el Toni no va tan desencaminado como yo pensaba. Pero me gusta más lo de los viñedos que lo de las ovejas, se lo tengo que sugerir. Besos, mi spam favorita.

      1. Creo que ya se lo que pasa, tu blog no se fía de mi cuando comento desde el ordenador del curro, no me extraña! Jajaja. Besos

  3. ¡¡¡¿Pastor?!!! ¡Ah, que Toni! La verdad que es un personaje, pero de película de terror. Nada, ojalá que tenga éxito en su empresa. Me lo imagino en la pradera como el cuadro de Jesucristo con las ovejitas y una perdida…o dos…o tres…¿quién sabe? Con la experiencia que debe tener en esos quehaceres…

      1. Ah, es que me estaba poniendo al día. Sabes que disfruto mucho tu blog. En verdad es tan refrescante que para mi es agarrar unas vacaciones de lectura. Gracias a ti por hacerme pasar un buen rato.

  4. Con la de películas de vaqueros que nos hemos tragado. Con esos actorazos hercúleos y valientes que lo mismo imponían justicia, perseguían cuatreros, exterminaban tribus de hostiles indios o, como mínimo, le tiraban al malo es güisqui a los ojos….
    Y, sin embargo, en nuestra patria, qué mal visto está ese honroso trabajo. Lo que tanto hemos admirado en el cine no lo queremos para nosotros. Qué grandes contradicciones tiene el ser humano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s