Día: 22 mayo, 2015

Mi madre por teléfono (16)

Pero, ¿qué es ese ruido, hija, qué es ese ruido que no me oyes?

Pues la aspiradora, qué va a ser, si es que siempre me llamas en horario de trabajo.

Apaga ahora mismo ese cacharro que te voy a hacer una encuesta, que quiero saber tu intención de voto. Yo no me creo nada de lo que sale en las encuestas, las hacen con las cartas del tarot, no dan una, pero esta que te voy a hacer yo, sí, es buena. Venga, ¿a quién vas a votar? No serás de esas pánfilas que a estas alturas todavía no lo saben. De las indecisas, como si lo viera.

Has acertado, todavía estoy dudando.

Pánfila, lo que te decía. Pues mira, te voy a dar un consejo que nos ha dado la Ariadne, nuestra profesora de meditación trascendental, nuevas tecnologías y otras artes marciales: cierras los ojos, pones la mente en blanco y te concentras en el punto medio de la frente o en cualquier otro punto medio que tengas  a mano, eso da lo mismo. Aunque tú no quieras se te aparecerán las caras de los candidatos, porque se te van a aparecer, eso es así, son muchos meses de candidatos parriba, candidatos pabajo. Pues el que menos rabia te dé, a ese. ¿Has visto que fácil? Hazlo ahora mismo y me lo cuentas.

Ahora no lo puedo hacer, ya te he dicho que estoy en el trabajo.

Pues lo haces luego y me lo cuentas también que una madre tiene que saber el voto de su hija. Al revés no, tú no tienes que saber el mío porque no me da la gana que lo sepas. Estoy muy contenta con este sistema porque estábamos cautivas todas las del hogar del ama de casa y gracias a la visualización nos hemos liberado. Es que dice la Ariadne que tener el voto cautivo como lo teníamos es de muy tontos y muy paletos y yo eso sí que no.

Esa Ariadne sabe de todo.

Pero de todo, todo, todo. Mira tú lo que me dolían las rodillas y los codos y los hombros y los pies. Un dolor que ni dormir podía y me dice ella, tómate el arpagocito, es una hierba pero viene en pastilla. Oye, que me duele  menos. El arpagocito.

Querrás decir arpagofito, de fito, de planta, no cito.

Ya salió la corregidora, no se corrige a uns madre, eso está feo. Y yo lo digo como me da la gana, arpagocito, y tú qué sabrás de citos ni de fitos. Y me gusta mucho el nombre, mira: arpagocito. Lo digo mucho porque me gusta. ¿Tú crees que de tanto decirlo se hayan ido los dolores?

No creo que sea por eso, pero en fin

En fin y en principio, volviendo al principio , ¿qué vas a votar?, mira que hay que tener cuidado que el voto es importante. Yo, si te digo la verdad, a la que me gustaría votar es a la Letizia, lo haría muy bien, es una mujer cabal de las cabales y guapa, pero como no se presenta…ha estado muy liada con la comunión de la Leonor,  pena que no se presente. Arpagocito, me gusta el nombre. Parece que no pero me duele menos.  Escucha, apúntate los pasos: cierras los ojos, te concentras en el punto medio, van pasando las caras de esos maulas como en una película, habrá una cara de entre todas que no te moleste tanto, ese es. Ahí tienes tu voto. Más o menos así se elige.

Anuncios