Día: 27 mayo, 2015

Monólogo de la Esme

¿Por qué será que hay días que nada más llegar ya te están hartando? Y no es que hayan hecho nada los pobres pero es verles la jeta y te dices: otro igual, qué pereza me estás dando. Hoy tengo uno de esos, o seré yo, el día es inocente, él solo se presenta y cada uno lo interpreta a su manera. Y mi manera hoy es que estoy más aburrida que una mona de hacer siempre lo mismo con ligeras variaciones, que de tan ligeras ni son variaciones. Pero si hasta el sueño que he tenido esta noche ha sido muermo. Les estaba diciendo a mis hijos: a ver si hacéis el favor de cerrar el tubo de pasta de dientes que se forma un tapón de pasta reseca en la punta, ¿me podéis hacer caso?, miradme por lo menos mientras hablo, les gritaba a continuación parafraseandome a mí misma en mi día a día cotidiano. Luego he debido de pasar a otro tema pero de ese ya no me acuerdo.

Voy a entrar en internet, la madre de todas las diversiones, a ver si me entretengo un rato. Me queda mucha mañana y mucha tarde de quiosco, me queda todo el largo y soporífero día. Odio esa expresión la madre de todo lo que sea, no sé quién fue el primero que la pensó pero luego se la han copiado mucho. La odio pero la digo, vete tú a saber el motivo. Ya me está sonando el guasap, qué pesaditos desde por la mañana, espera que me ponga las gafas que sin ellas veo menos que Pepe leches. Es mi padre, por favor que no se haya caído o se haya puesto malo, entonces sí que voy a añorar los días comunes de máximo aburrimiento. ¿Por qué será que a partir de cierta edad cuando un día viene distinto es a peor? “Sí se puede”, me escribe. Claro, era eso, me lo tenía que haber imaginado. Ale, le meto un icono de aplauso para que se ponga contento y a otra cosa, mariposa.

Mi mariposa de amor, mi mariposa de amor, ya se me ha pegado la cancioncita. Voy a ver las noticias, primero los titulares por encima y luego ya profundizo. A ver, a ver, los de siempre, un poco más animado por aquello de los pactos y los días de después. 21 cosas que no sabías de Ada Colau. Aquí pincho y me leo las tres primeras, la octava y ya. Parecía más interesante en el titular. Cómo sacarle partido a la bici estática. Pincho también porque precisamente tengo ese trasto en un rincón ocupando sitio. Buah, qué gilipollez, pico en todos los anzuelos, qué pez más tonto soy.

Mira, este artículo sobre.,..parece interesante, lo leo, quita ahí, qué pestiño, huy madre, los gemelos de Mónaco con sus niñeras vestidas iguales, qué familia más raruna, luego digo yo de la mía, parecen de película de terror, y la tita Estefanía, ¿qué le ha pasado, por qué va de tengo una muñeca vestida de azul con su camisita y su canesú pero con cara de vieja? La saqué a paseo se me constipó, ahora se me ha pegado esta otra canción. Otra vez el guasap, la pesada de mi hermana que me manda un chiste, mierda, lo he abierto, ahora va a ver las dos rayas azules delatoras, qué chiste más malo, le pondré un jajaja que si no se mosquea. Ahi  tienes tu jajaja, cacho pelma.

Voy a ver el tuitter de esta que es tan graciosa, hoy no está tampoco muy sembrada, si es que a fuerza de ser graciosos pierden la gracia. Se nos gastó el humor de tanto usarlo, eso también era una canción pero con amor en vez de humor. Y esto, ¿qué dice aquí? Lo que hace internet a nuestras mentes. Daña la capacidad de concentración y contemplación, nos vuelve superficiales, nos incapacita para leer textos largos, nos hace más propensos a las distracciones…a mí no me haces tú eso internet de las narices, pues menuda es mi menda. Y para que veas, me voy a empezar Guerra y Paz, la letra es pequeña y las páginas abundantes pero puedo, vaya que si puedo. Mejor me leo solo Paz y la guerra la dejo para después, soy pacifista así que…también el Hipólito me hace cada regalito, mejor canto que es más lo mío.

Mi mariposa de amor, mi mariposa de amor ya no regreso contigoooo. Pero qué voz más bonita tengo, leches. Ay mariposa de amor, nunca jamás junto a tiii….