Día: 2 julio, 2015

Observa la piedra, darling

Por fin he podido escapar un rato  de las garras de mi paleolítica jefa y y he logrado llegar hasta una aldea medianamente civilizada. Solo tengo media hora para narraros mis desventuras mientras me tomo un café con leche en el único bar con wifi. Me miran raro porque nunca ha visto teclear a nadie a tanta velocidad o nunca han visto teclear o nunca han visto a nadie. Alpargatos, que diría mi madre.

Resulta que la Patricia ha decidido desengancharse del mundo on line y para conseguirlo se ha venido a estos parajes, que no me preguntéis donde están porque no lo sé. Lo que si sé es que están lejos porque hemos tardado mucho en llegar, que tienen buena temperatura, nos tenemos que tapar por las noches, que son bonitos, así como de foto del instagram y  que algo malo tendrán cuando aquí no hay nadie.

Bueno, alguien si hay, una amiga de la Patricia de acento extranjero que le está dando clases de desenganchamientos y de una cosa conocida por ellas como mindfulness. Sé cómo se escribe porque se han traído un libro con ese título y lo acarrean doquiera que van. De ahí saca la amiga sus enseñanzas, tampoco es que se lo sepa sin mirar. Pues vaya con la maestra ciruela.

El nombre de la amiga es Sara, con hache en algún lugar del mismo, pero ella a Patricia le llama darling, todo el día darling por aquí y darling por allá. Observa la piedra, darling, y no hagas nada más, se pone ayer, concéntrate en su forma, en su textura, en su peso. Escucha la brisa entre las ramas del tilo y el perfume que nos trae, darling. Hay un abeja cerca, se aproxima sí, observa tu reacción pero no juzgues, sólo observa.

Como le pique la abeja la reacción puede ser alérgica pero cualquiera se lo advierte, además que no tengo tiempo porque mientras la Patri darling y la Sara, más darling todavía, miran fijamente un árbol, una piedra, el rio o el monte, mientras ellas se extasían, porque se extasían que las he visto, con el sonido de la brisa y otras pamplinas, yo corro detrás del Jacobín que también es muy paleolítico, pero en otro estilo.

A él las piedras le gustan para lanzarlas, los árboles para intentar treparlos o pegarles meneos a ver si cae algo, los ríos para chapotear entre risas histéricas y los montes para nada de momento y menos mal que no estoy yo para pendientes.Qué sofoquinas me agarro corriendo detrás del hiperactivo niño troglodita.

Y encima quieren que me descalce como han hecho ellas, nada más llegar dejaron los móviles en un cestillo y se quitaron los zapatos, andan todo el día como primitivas muy emocionadas porque dicen que así sienten a la madre tierra, se les activa la circulación y se les fortalecen los pinreles.

Pues si que… también se clavan los pedruscos y hasta te puede picar un escorpión o una víbora, además de llevar las plantas renegrías. Lo siento, majas, pase que me tengáis incomunicada del mundo sin mi blog de mis amores, pero correr detrás del niño practicando el barefoot que así es como ellas denominan a esa tontería de andar descalzas,  eso ya sí que no, queridas darlines.

Anuncios

Espacio-tiempo

Me ha pedido Eva que os diga que Patricia la tiene secuestrada en un paraje alejado de las mundanales redes sociales, es decir,  que está en un sitio muy bonito pero tirando a lejos y sin conexión a internet. Y que debido a ello no podrá escribir todo lo que le gustaría (menos mal porque es cansina a más no poder). Mientras tanto, la que mangonea en este negociado soy yo : Esmeralda, claro. Pero si hasta tengo los cuadernos  de doña Marga en mi poder para ir soltando de vez en cuando una paginita. Me encanta esto de organizar a mi antojo. Ayer, por ejemplo, decidí transcribir eso de Vértigo porque me hizo gracia, que yo también he estado enamorada unas cuantas veces aunque ahora me veáis así, tan poco romántica. Es bonito enamorarse, pero pesado, como que no riges bien del todo y se te nubla la visión.

Por cierto, hablando de cosas nubladas, qué roñosos están los cuadernos, qué sobaos, las hojas todas amarillas,  con un olor a polvo que te tira para atrás y la letra desdibujada. Eso tiene más años que su poseedora. Digo yo de pasarlo a limpio, como en los tiempos del colegio cuando no tenía ganas de estudiar y me ponía a pasar los apuntes para que pareciera que hacía algo y a ver si a base de escribirlo se me iba quedando sin hacer el esfuerzo mental pertinente. No se me quedaba nada porque ya me encargaba yo de ir pensando en otras cosas más de mi interés, que no más interesantes, mientras tanto. Pero, eso sí,  qué preciosidad de apuntes, con sus subrayados de colores, con sus flechas, venga de flechas guiando la lectura, venga de guiones y de asteriscos. Total, por el mismo precio le ponía de todo hasta dejarlos bien  completos y recargados. Puro barroco.

¿Y por qué os hablo ahora de esto? No lo sé, para el próximo día me hago un guión-esquema con flechas guiadoras para no perderme. De todas formas, Eva me ha pedido, qué de exigencias, rica, que no me enrolle, que solo os diga que en cuanto pueda, vuelve. Que los paraísos terrenales, ella llama así al lugar de veraneo idílico de Patricia, son muy aburridos y que está deseando estar en Madrid con su calor y su wifi.

Pues ya son ganas, hija, con la ola tórrida que nos invade. A mí el calor me pone muy trastornada, (más, sí), ten en cuenta que si al cambio climático, porque estas olas de calor salvaje tienen que ser eso y no un simple verano,  le añades mi propio cambio climatérico, el resultado es que estoy a punto de fisión nuclear. Como para enamorarme del primer guapo que se acerque a pedirme fuego, ja. O porta consigo un billete hacia Noruega o ya se puede ir con viento africano por donde haya venido.

En estos momentos de mi vida si hay algo que necesito es que no se me acerque mucho nadie. (Sólo Hipólito y no siempre, que no se haga ilusiones). Espacio vital es lo que quiero más que cualquier otra cosa y, unido al espacio, tiempo. Porque espacio y tiempo van juntos, ¿o es que puede haber tiempo sin espacio o espacio sin tiempo? No lo sé, me suena que Einstein dijo que no, que va en el mismo pack, pero no estoy segura, no se me quedó el concepto el  día que pasé los apuntes de física a limpio. Si tú lo sabes, deja un comentario y me lo aclaras,  ya no sé que argucias emplear, mira que sois.