Día: 1 septiembre, 2015

Cosas

Todo está lleno de cosas, cosas de diferentes tamaños, colores y formas. Cosas útiles, inútiles, bellas, horrorosas, cosas nuevas y ajadas, desechables o indestructibles. Cosas que sirven para albergar a otras cosas. Armarios de cosas, estantes de cosas, alacenas, contenedores, cajones y cajoncillos, cajas, cajitas y cajetines.

Todo, absolutamente todo, está plagado de cosas. Cosas que hay que limpiar, ordenar, almacenar, desechar y sustituir por otras cosas. Cosas que se compran, se venden, se regalan, se empaquetan, se desempaquetan, se empolvan, se desempolvan, se almacenan, se trasladan, se tiran.

Montañas de cosas desechadas, enormes vertederos de papilla de cosas, morideros de objetos que ocuparon el tiempo de sus dueños, demasiado tiempo destinado a trabajar por y para las cosas, por las simples e inertes cosas.

Cosas que nos sobreviven y dan pistas sobre nosotros hasta que alguien, agobiado, necesitado de espacio para sus propias cosas,se decide a llamar a una empresa especializada en hacerlas desaparecer. Y paga para disponer de espacio vacío que rápidamente, con ansia, llena de más y más cosas.

Como si sin ellas no pudiera vivir, como si rodeado de ellas no fuera a morir.

( Cuaderno de doña Marga)