Y tan agusto

Lo que me faltaba, guapitos, me he hecho un esgince en el tobillo, grado dos, tengo una fisura en la muñeca y unos cuantos moratones embellecedores. Quién le mandará al castaño tener las raíces por fuera si de toda la vida las raíces hay que tenerlas por dentro. Y quién me mandará a mí dar vueltas alrededor de un árbol tan mal constituído.

El que a buen árbol se arrima buena sombra le cobija. Tus narices. Fíate de los refranes aunque creo que no quiere decir eso. Quiere decir más bien que te busques buena gente para convivir. Como Eva, buenísima amiga pese a que me dejara tirada en la sala de urgencias alegando ineludibles compromisos laborales. O como el Hipólito, buenísima pareja que se va este fin de semama a avistar aves y me deja sola, fané y descangallá. Puro tango.

Pero lo del geroteatro sigue en pie, yo puedo caerme y descoyuntarme pero mis proyectos, no. Ellos siempre han ido por libre. Como me esperan unos días de fiesta de lo más entretenidos, (leáse en clave de ironía), gratamente acompañada por mi gero-padre y mis dos adolescentes presente- ausentes pues me voy a dedicar a ir perfilando mis ideas teatrales. Ya he pensado varios títulos, “El amor en los tiempos de la artrosis”, “No sin mi cachaba” y otros más que me callo por precaución.

Luego les tengo que meter contenido porque título sin texto debajo es como una caja vacía o como un paquete de regalo sin nada dentro. Chupao, ¿no me escribí una novela total en una tarde? Pues en un fin de semana y,de los largos, me liquido cinco o seis sainetes.

Ah, y al oficio de escuchanta le pueden ir dando, pues para oír penas ajenas estoy yo. Además, tampoco tiene futuro porque ahora la gente cuando quiere echar el rollo, ¿qué hace?, sí, eso que tú ya sabes y que ahora mismo estoy haciendo yo. Lo a gusto que una se queda, hay que ver, y sin hacer daño a nadie. Pues eso, que ya me he desahogado y ahora me voy a tomar la pastilla. Al cuerpo lo que es del cuerpo.

Anuncios

28 comentarios en “Y tan agusto

  1. ¡Vaya! Espero que te vayas mejorando y poco a poco necesites menos dosis de esas pastillas tan benditas ahora mismo.
    Aprovecha para leer mucho y relajarte de manera obligada (de esa forma que a nadie nos gusta, por cierto)
    Cuídate mucho.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s