Culteranillas

Bueno, pues ya somos un poco culteranas o culteranillas, mejor dicho, que todavía no vamos a alcanzar semejante categoría solo por haber estado un rato en el Museo del Prado. Me ha gustado mucho y eso que la mitad del tiempo nos lo hemos pasado fuera, haciendo cola. Se ve que mucha gente aspira a ser culterana o ya lo es y están, como si dijéramos, reforzando conocimientos.

A mí no me ha dado tiempo más que a ver un par de salas porque yo me paro y contemplo, pero la Noemi se lo ha recorrido entero, como ella los cuadros solo los mira de reojo pues va mucho más deprisa. ¿Pero todavía vais por ahí?, se pone muy altanera , yo ya me lo he visto prácticamente, os espero en la tienda que me han gustado unos pañuelos con las Meninas estampadas.

A tí sí que te estampaba yo las Meninas, le suelta la Esme que desde que está coja tiene más mala leche que antes, debes de ser la única persona en el mundo que se liquida el Prado en un cuarto de hora. Me agotas, hija. Me voy a buscar las pinturas negras de Goya que es lo que me pide el cuerpo.

Total, que me dejaron sola con Veláquez acompañada de otros muchos culteranos que hacían fotos a todo en vez de mirarlo directamente. Se ve que luego se lo estudian en su casa con más detenimiento y entresacan los detalles.

Qué bonito todo, majos, aunque dice la Esme que deje de decir eso cada vez que me plantifico delante de una obra de arte, que decir qué bonito es paleto a más no poder y que o bien te callas y tuerces un poco la cabeza para un lado y te acercas y te alejas como sopesando la obra en cuestión o si vas a hablar, mejor que sea para decir algo con más fundamento.

Resulta que hay que decir, por si alguna vez os veis en una situación así, qué dominio de la luz, qué maestría en el uso del color, qué logrado el claroscuro, qué equilibrio compositivo, qué manejo de la perspectiva o qué fuerza dramática. Ella se sabe más pero esos son los comentarios básicos para salir del paso sin quedar como una ignorante.

Lo que quiera pero a mí lo que más me ha parecido es bonito, pero qué muy bonito, así en general, como de ir con la boca abierta y no cerrarla hasta que no sales. Luego, a la salida hemos ido comentando lo que más nos había gustado. La Esme dice que a ella Saturno devorando a sus hijos, que le ha dado mucho que pensar. Qué mal gusto tiene la pobre, mira que ir a elegir precisamente el único cuadro feo de todo el museo. Yo la verdad es que no he sabido elegir, una vez fuera no me acordaba de nada de lo que había visto pero es normal la primera vez embarullarse artísticamente y tener así como un batiburrillo de óleos sobre lienzo.

La Noe dice que a ella y sin querer criticar le parece que hay demasiadas vírgenes, santos y cristos crucificados y demasiados reyes muy feos. Que prefiere otro tipo de arte pero que la tienda no está mal aunque las ha visto mejores.

Yo creo que lo que pasa es que tenemos que volver porque un primer vistazo solo te da para hacerte una idea muy encimera. Le he puesto un guasap al Toni para contárselo y le he mandado también una foto mía junto a la estatua de Veláquez con el Prado a mis espaldas, como dicen los reporteros de la televisión. Pues no va y me contesta que si me creo la ministra de Cultura.

Tiene envidia, en la huerta no hay dominios del claroscuro ni fuerza expresiva de esa ni pinacotecas de renombre mundial.

Anuncios

23 comentarios en “Culteranillas

  1. Pues yo me he pasado media vida visitando museos en todas partes y aún sigo siendo una bestia jajajajajaja, eso sí no dejare de ir porque me encanta. un kiss

      1. y además que donde me dejaban sacaba fotos como un descosido para después ver con más calma en la cueva jajajajjaa yo también me alegro no estoy al cien por cien ni al cincuenta sombras de besta pero vamos intentando salir…

  2. Yo cuando voy al Prado, tengo que ir por partes, por salas. Debe ser que mi “culteranismo” se bloquea o que no da para tanto.

  3. Coño, la Noe se acaba de inventar las “fast culture” que es la cultura a toda pastilla, y eso que está coja que si no la bautizamos turbo cultura. Muy bueno el apunte tezzznico por si algún día me preguntan. La verdad que tiene mérito pasar más tiempo en la cola que dentro, esto ya os convierte en culteranas, dejando atrás la culteranilla.

  4. Hija, coincido con la Noe en que hay demasiados santos, vírgenes y señores feos, prefiero el arte que se entiende menos pero alegra más la vista. La primera vez que visité el Prado, empecé deteniéndome en cada cuadro, como una verdadera experta. Cuando fui consciente de lo grande que era el museo, le di al turbo como la Noe y lo terminé en un periquete. Si me preguntas qué recuerdo, te diré que poco, bueno miento, de las Meninas si que me acuerdo. Muy bonito cuadro, si.

  5. ¡Qué maravilla, amiga! Pues te diré que yo habría dicho que los cuadros estaban bonitos…todo lo demás es pura comemierdería de gente diz que cultas. El arte se aprecia, se mira, se disfruta y a todas luces eso fue lo que hiciste… y yo, al otro lado del mar, envidiándote. Digo, envidia de la buena. Vete de nuevo y me cuentas…. que cosa tan bonita debe ser mirar estas pinturas en vivo y a todo color. Un abrazo, mi amiga. Disfrútalo.

    1. Tendrías que haber venido tú conmigo en lugar de la Noe que no sabe apreciarlo. Sí que tengo que volver porque, en realidad, vi muy poco. Es que pasamos mucho tiempo esperando fuera, los domingos es gratis y había mucha gente. Besos artísticos y culteranillos, Melba.

  6. Hola mi vida he vuelto de las costas y me empezare a poner al dia corazon
    Me has hecho sonreir Eva tienes toda la razon , un clarooscuro es un clarooscuro y la luz es la luz ! y claro que es bonito, es bien bonito!
    Y la Noe tambien tiene un poco de razon, hay cada santo, virgen, crucificado y demas
    Te adoro. Amo tu prosa Evita

  7. Mi marido dice que los museos y piedras no se van a mover de ahí..así que no los visita. Y claro, yo poco. La última vez fue algo… desastroso, con el niño corriendo y gritando que se aburría 😉

  8. Así que te hiciste una foto “a pie de museo” porque ahora los reporteros se hacen las fotos a pie de todo, de riadas, de estadios, de guerras… parece que todas las cosas se muevan tan deprisa porque tuvieran pies.
    Las visitas al Prado debieran ser sólo para un cuadro por vez. Y ya sería mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s