Con un paseo debajo del brazo

Con un pan no sé si ha venido la Morganina y si es así me temo que no voy a ser yo quién se lo coma, pero lo que sí me ha traído, y con eso me conformo, es un paseo diario. Qué felicidad, majos, poder escapar media horita de las limpiezas y salir al aire libre, a la calle, a ver gente y hojas cayendo, cielo, autobuses, escaparates, semáforos, a la Esme.

¿Y qué hace la Salus mientras tanto? Pues hablar con la Patricia. La tiene muy abducida con sus encantos porque no hace más que decirme, qué guapa es tu jefa, ¿verdad? Y qué buen tipo tiene, cualquiera diría que acaba de parir, es impresionante, y qué casa más bonita, me encanta como está decorada. Sí, sí, todo muy precioso si no lo tuviera que limpiar y la Patricia claro que es muy guapa y muy bien plantá pero es un poco siesa también, está siempre arremustiá.

¿Cómo dices?

Arremustiá, que no se la ve muy contenta.

Es que tiene las hormonas recolocándose y tendrá una ligera depresión post parto, además la niña es muy difícil y el niño está insoportable con esos celos, son muchos factores, se pone ella toda comprensiva con su ídola. Voy a hablar con ella para que comprenda que todo lo que le está pasando es totalmente normal. ¿Y en qué trabaja?

Menuda cotilla la Salus, le faltaba ese dato. En sus creaciones, le he dicho yo. Escribe cosas. Lo que le faltaba para el pasmo, eso de que sea escritora le ha impresionado muchísimo, no entiendo por qué si es un trabajo poquísimo interesante, y se ha ido corriendo a hablar con ella. Pues que hablen que yo me largo.

Pero antes de irme, mientras abrigaba a la Morganina y ella lloraba reclamando  su dosis de baches, he oído que la Patricia se estaba confesando con su admiradora: es que a mí esto de estar todo el día dando el pecho…me siento demasiado mamífera. Lógico, le ha contestado la otra, tú eres una creadora.

A lo mejor hubiera preferido incubar un huevo o reproducirse por partición, qué cosas. Pero ya en la calle se me han olvidado las cuitas de la demasiado mamífera y de su asesora idolatriz. A mí es que en la calle se me olvida todo y se me quitan todas las penas. La variedad del mundo y sus habitantes me entretiene muchísimo. Y si encima la Morganina se duerme y veo un rato a la Esme pues para qué quiero más.

Aunque hoy la Esme estaba un poco rara, no hacía más que mirar hacia arriba, dice que tiene miedo de los drones, que ha tenido una visión apocalíptica de un cielo poblado de cacharros voladores y en continua alerta roja como en Pekín. Otra que tal baila.

Anuncios

28 comentarios en “Con un paseo debajo del brazo

  1. Para ser el segundo la patricia se lo monta muy mal. Los hijos en el momento lactante son los que más libertad de movimientos dan, te los puedes llevar a todas partes, si tienen sueño se duermen en su cuco, si tienen hambre les puedes dar de comer en cualquier lugar porque la comida la llevas puesta, y no te protestan ni cuestionan el plan ;-))) La parte buena es que mientras ella se lo pierde y se amohína en casa, ya disfrutas tú de la calle.

  2. Por añadir una variación, yo también comparto con la Esme esa aversión a esos engendros de los drones… ¿No fue ya más que suficiente con el ejemplo de Enrique Iglesias? Ánimos a raudales a Patricia; esa etapa tiene salida, lo prometo.

  3. Tres cosas:
    Salus es una aduladora y de las peligrosas.
    La Esme trata de confundirte, está esperando una paloma mensajera.
    ¿Ninguno de los numerosos expertos que se parecen cuando tienes una niña en brazos te ha contado historias de enfermedades horribles que le dan a los bebes que son paseados en baches?

  4. Cada vez me convenzo más de que la Pato no nació para madre. No puede llevar al Jacobín al colegio, no puede dar la teta… Ay, pero que remilgosa… La especialista en bebés,¿no sabe que tu también escribes? Y lo que se divertiría leyéndote… Seguro que es más divertido que la de la Pato. Me alegra que te puedas dar tus paseos, que falta que te hacen, mi Eva…

    1. La verdad es que la Pato tiene el instinto maternal muy, muy justito. De todo hay en este mundo mal repartido. En el trabajo nadie sabe que escribo ni quiero que lo sepan porque ellos son mis protagonistas!! Besos, querida Mel.

      1. Sí, sé que estás encubierta… Es que me da rabia de vez en cuando que te menosprecien cuando estoy segura que tú lo haces mejor que la madre justita. Ah, mi amiga… búscate una editorial para que te publiquen. Mira toda la gente que te seguimos aquí. Besos, chula.

  5. Pobre Salus, estará enamorándose de la Patri y me parece que ese va a ser un amor imposible.
    Y a la Patri, la verdad es que la entiendo un poco, porque pasar del estatus de “artista” al de “mamífera” pues, no nos engañemos, para alguien tan sensible como ella debe ser una caída muy brusca. Es como creer que escribes poesía y después darte cuenta de que, en realidad, redactas esquelas en un periódico provincial.

  6. Coincido con Martes, debe ser duro para un espíritu libre verse como un simple animal, haciendo lo mismo que hacen el resto de los animales del planeta, amamantar a sus crías. Siempre me ha parecido que el pecho de una mujer es algo extraño, tan pronto es objeto sexual como alimento. A mi me costó entenderlo.

    1. Pues no había pensado lo del doble uso, pero tienes toda la razón. Y en lo de mamífera, me parece que empiezo a comprender un poco a mi jefa. Pero solo un poco, tampoco hay que pasarse.

  7. Ya veo que lo de los Drones va a traerte cola XD ¿Sabes que en USA ya los están empezando a utilizar para repartir a domicilio? En plan prototipos, pero bueno, el caso es que ya empiezan. Dentro de poco nos subirán la compra por la ventana tras evitar ágilmente decenas de cuerdas de tender y ropa húmeda. ¿Y tú que harás? ¿Golpearlos con el palo de la escoba cada vez que pasen por tu comedor? Te veo como la loca que describes abajo, la que intenta disimular que no lo está xD

    1. La que teme la invasión de los drones no soy yo, es la Esme, uno de los personajes que viven aquí. Igual monta una cumbre para el control de los drones, ya sabes, como la del cambio climático o, por hacer algo más útil, sigue tu idea de liarse a escobazos.

  8. Si la Patri fuera más mundana disfrutaría más de la vida, pero bueno, ella misma. Tu saca mucho a la Morganina que vea mundo y no acabe siendo una pavisosa como su madre. Un besazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s