Vidas anteriores

La Morganina y la doña Marga ya se conocen y puedo decir que se han hecho bastante íntimas  a base de dormir juntas la siesta del carnero. Ayer la llevé a su casa para presentársela y  en cuanto enfilamos los baches se durmió beatíficamente en su carrito. Me daba miedo que se despertara con una de sus llantinas al cesar el movimiento, que es lo que suele suceder, y, aunque sí se despertó nada más entrar al piso de doña Marga, no lloró, estuvo desconocidamente tranquila y apacible, como si supiera que ahí no tenía que dar la lata.

La doña Marga se puso contentísima, se la puse en brazos y no paraba de mirarla y de tocarla con las puntas de los dedos como con miedo a romper tan delicada joya. No sabe ella que es una niña tirando a heavy metal. Estaban las dos como en trance, tan en trance que se quedaron dormidas. Se ve que la una necesita dormir para enfrentarse al mundo nuevo que le espera y la otra para irlo abandonando. Ninguna de las dos cosas es fácil.

Cuando nos fuimos la Morganina sí lloró y mucho, creo que tenía hambre porque ni los baches de vuelta consiguieron calmarla. La Noe dice que ese llanto no ha sido por hambre si no porque tiene serias sospechas de que esa niña es la reencarnación del don Margarito.

Está claro  -dice- que ese hombre se aburría entre las zarzas donde le dejó el pájaro y como sabía que iba a nacer una niña en la casa de enfrente, se escondería en el portal y se metería…bueno, no sé cómo se hace eso técnicamente hablando, pero lo hizo, por eso están las dos tan emocionadas la una con la otra. Son madre e hija, como si dijéramos.

Y como no me lo he creído y le he dicho que a mí eso de la reencarnación me parece un cuento indio, me ha sacado a relucir una página de internet donde, después de hacer un test, te dicen quién fuiste en tu vida pasada. Hemos hecho el test, la Noe con muchos nervios como si eso fuera el predictor, y resulta que ella fue una reina muy adorada por sus súbditos y yo  nada menos que William Shakhespeare.

Yo sí que tengo recuerdos de mi antiguo reinado, se pone así con cara catatónica. ¿Y tú de cuando escribías lo que escribías?, me pregunta completamente en serio. No precisa porque no se sabe el título de ninguna obra de Shakhespeare, en el colegio no estudiaba y se copiaba todos los exámenes.

¿Recuerdos?, yo ninguno, maja, ¿no ves que esto es una tontería?

Pues eso a lo mejor sí pero lo de la Morganina, no , yo ya lo había pensado, ¿no ves que fue morirse uno y nacer la otra?, me argumenta con mucho convencimiento.

Qué tonta es, pero si eso pasa en el mundo a cada minuto. Y encima la página web de las reencarnaciones nos ha lanzado una amenaza o maldición: que si no mandamos a todos nuestros amigos a visitarla, cosas terribles nos sucederán. La Noemi está asustadísima y ya se ha puesto a llamar a todas las del pueblo para que entren y hagan el test.

Digo, Noe, no mandes a tantas, a ver si resulta que ahora a otra también le sale que ha sido Shakhespeare, porque tantos personajes no pueden tener en la base de datos, que somos muchas amigas en el pueblo, y qué desilusión, me gustaba tener la exclusividad, mira por dónde.

Anuncios

25 comentarios en “Vidas anteriores

  1. Qué pena de exclusividad shakespeariana… porque estaba a punto de preguntarte si es verdad eso de que en realidad fue Cristopher Marlowe quien escribió todas esas maravillas y no William…
    De todos modos, yo sólo creo en la reencarnación a tiempo parcial, en los sueños, y es por culpa de una película que vi de pequeño en el cine de mi pueblo, sesión doble de domingo por la tarde, que se titulaba ‘Las Dos Vidas de Audrey Rose’, con un Anthony Hopkins más jovencico y salao.

  2. Jajajaja. A mí lo que me hace gracia de cuando te dicen lo que fuiste en una vida anterior es que nunca te dicen que fuiste panadero o herrero o cortesana. No. Uno siempre fue un rey o un escritor famoso o un científico de pro.

    Besotes!!!

    1. Será para que nos hagamos ilusiones de que ya que en esta parece que no, en la anterior pues sí. Y ya puedes ir diciendo que aquí dónde te ven, tan normalita, fuiste la mismita Cleopatra.

  3. Una vez hice uno de esos test…
    El resultado fue: “Eras el tipo que le pareció buena idea poner tantos botoncitos misteriosos en el mando a distancia del televisor.”
    Todas las cosas horribles que te sucedan son tu culpa.
    Te digo que la Morganina solo se hace la dormida cuando presiente el peligro…

    1. ¿No serás diseñador de test de la reencarnación? Lo digo porque el resultado que te salió es muy de cerdito venusiano. Me ha recordado a una película de Woody Allen, está en el infierno y de repente dice: “oh,no, el inventor del metacrilato”.

  4. Los tiempos han cambiado, ahora no mandamos cartas, nos comunicamos con el móvil, pero ¿cómo es posible que la tontería de mandar un texto a todos tus conocidos bajo amenaza de sufrir maldiciones siga vigente?. Me maravilla cómo hay cosas que mutan para seguir ahí perennes. Ahora es mucho más fácil librarse de la maldición, con un solo click le mandas el muerto a otro, antes necesitabas mucha tinta, mucho papel y mucho tiempo.
    Talmente cierto, fuiste Shakhespeare en otra vida, con toda seguridad, ahora lo veo todo claro. ¿No había un nombre más fácil de escribir en esa base de datos?.😀

    1. Sí, hija,la tontería es que no cambia. Evolucionan los medios pero se ve que las idioteces, no. Me ha salido ese escritor porque marqué una respuesta sobre libros, si hubiera marcado de música, hubiera sido Mozart, es así de simple.

  5. Pues mira que yo te veo ese ramalazo al bueno de Shakespeare y tú sin saberlo! Si es que ya lo sabes, mi niña, la cabra siempre tira al monte y el escritor a la escritura.
    Besetes atardecidos…

  6. Pues a mi me parece una teoría preciosa la de la continuidad en otros tras la muerte. Y me parece más bonito aún que haya personas como la Noe, que viven creyendo en ello y sabiendo por tanto que no pueden morir.
    Y bueno, que espero que al final no se hagan muchas el test y así sigas con la ilusión de haber sido Shakhespeare, que además quien sabe si no es verdad, que esto de los algoritmos y el internet tiene mucho de magia…
    Un saludo.

  7. Jajajajaja

    Normal que le guste la exclusividad, no todo el mundo fué Shakespeare en una vida pasada. Yo sospecho que pude ser romano, y de los acaudalados. Y no era mala vida, ojo. Lo malo, lo de beber plomo, que yo nunca lo llegué a entender.

  8. Bueno, yo no sé si eres la reencarnación de Shakespeare, pero tienes muy buena pluma. Eso que dices que la Morganina y Doña Marga se durmieron juntas, una porque lo necesita para enfrentarse al mundo y la otra porque lo deja, es una preciosidad. Me encantó, Evita. Tu dices cosas bellísimas, seas o no, la reencarnación de ese señor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s