Propósitos, despropósitos

Bueno, majos, pues un nuevo año ha comenzado y aquí seguimos, más o menos en las mismas. Eso sí, tenemos propósitos y algún que otro despropósito. La Noe, por ejemplo, que le ha dado con que se va a cambiar el nombre, que ya no se identifica con Noemi y que se quiere llamar de otra manera. Dice ella que la denominación de origen no tiene por qué marcarle a uno de por vida.
Tampoco me parece a mí que un nombre influya tanto en lo que uno haga o deje de hacer con su vida y que se puede dar un giro nuevo a las cosas con el mismo nombre de siempre, pero ella dice que no, que si quieres que algo cambie tienes que empezar a lo bravo, como el río aquel, y que a partir de ahora pasa a llamarse Miranda, que percibe ella, nada más pronunciar todas esas aes que es un nombre con mucha más apertura y posibilidades. Lo que ella quiera pero para mí va a seguir siendo la Noe.

A la Esme también la tengo muy alteradita con el nuevo año y eso que ella decía y no sólo lo decía si no que lo ha escrito aquí, que eso del año nuevo es una tontería meramente artificial, que se trata sólo de un cambio de número y que todo sigue igual. Bueno, un poco es verdad, porque como ella siempre ha sido de emprender y de innovar pues así continúa.
Está buscando cursos de formación gratuitos porque se quiere reciclar profesionalmente y como ser humano, qué altura de miras se gasta. Hasta el momento no ha encontrado nada, ni los talleres de mindfullnes ni la iniciación a la rumba catalana terminan de seducirle. Digo, Esme, sin ánimo de criticar, ¿no será que empiezas muchas cosas y no terminas ninguna? Soy una gourmet del conocimiento, se me pone, y como buena gourmet tendré que hacer catas y catas y más catas. Ah, bueno, visto así…

Mi propósito para este año, aunque ya me lo hice el anterior, es estudiar algo pero sigo sin saber el qué. Dice la Esme y creo que es una venganza por llamarle pica-flor, que si tardo tanto en decidirme el que me va a estudiar a mí va a ser el propio algo. Qué graciosilla es cuando no se trata de sus propias indecisiones.

A veces tengo envidia de la Morganina y de la doña Marga que no tienen que hacerse ningún propósito ni necesitan autoperfeccionarse, la una porque acaba de llegar y está de tregua, que bastante tiene con irse adaptando al medio, y la otra porque con permancer y no dejar que el medio la expulse, ya lo tiene todo hecho.

Y digo yo, tantos propósitos y tantos despropósitos, ¿serán necesarios?

Anuncios

40 comentarios en “Propósitos, despropósitos

  1. Comienza un nuevo año y parece que nos va a cambiar a todos la vida de repente, ¿verdad?
    Los propósitos y despropósitos mientras se mantengan a lo largo de…un tiempo hasta que se cumplan…no está mal. 🙂
    Un abrazo.

  2. Se va forjando cláramente en mi cabeza la impresión de que Esme me gusta más que el resto, no sé por qué, pero el caso es que simpatizo con su indiferencia hacia las cosas poco importantes que la rodean y quizá porque soy un carca antes de los 30. Un poco por todo.

  3. Mi querida Eva, ya con los propósitos, tienes más que suficiente. Ya sabes aquello de las buenas intenciones… Cuando llegue el momento, las intenciones se cumplirán 😉 😉
    Besetes cargados de muy buenas intenciones.

  4. Lo de los propósitos es para los organizaditos, cumplidores y responsables.
    Nada de eso me caracteriza. Prefiero ir haciendo lo que me da la gana. Soy un poco, como decía la Esme, de catar y catar y catar. Si no que se lo pregunten a los que me conocen… siempre están con lo mismo, que si no termino nada, que si culo veo culo quiero… y todo un sinfín de gilipolleces. Aunque en el fondo tengan razón. Pero nunca jamás se la daré :D.
    Por ahora tengo dos propósitos cumplidos sin querer.
    1. Tener un blog y escribir semanalmente.
    2. Dejar de fumar.
    No sabes lo orgullosa que estoy de ambas :D.

    1. Los propósitos que salen sin querer son los mejores y creo que es porque nos hacen felices. Pero dejar de fumar así como así es muy difícil, ¿no? Mi enhorabuena

      1. Lo es. Pero un dia me levanté con el culo torcido y dije :”En esta casa no vuelve a fumar ni Dios”. Mi marido y yo, ambos fumábamos un paquete diario cada uno. Él que es más bueno que el pan, me hizo caso. Y así fue. De eso hace ya casi 2 años 😀😀

  5. Me ha gustado eso de ser gourmet del conocimiento, es ideal sacar el lado positivo de las cosas. Lo de los propósitos… Hace años que no hacía al inicio de año, pero este año sí. Aunque me da a mí que los haría igual aunque no cambiasemos de año 😉

  6. No, Eva, no son necesarios; los despropósitos ya salen en automático y los propósitos están para no cumplirse por eso hacemos tantos y así nos justificamos. Son como la lotería de Navidad, se compra por si le toca al de al lado y por tradición. Además, siempre son los mismos: dejar de fumar, adelgazar, empezar esto o aquello (de acabar no hablamos), eso nos permite chequearnos año a año.

  7. Bueno Eva, según Tolkien el nombre es muy importante así que Noe podría estar en lo cierto…Y en cuanto a los propósitos, vamos siendo; “el hombre propone y Dios dispone” es un refrán que me agrada pues nos permite andar más ligeros por la vida: ya aparecerá el curso o carrera que te motive lo suficiente.
    Un sañido cariñoso desde Argentina.

    1. Vaya, no sabía lo de la importancia del nombre ni que lo hubiera dicho Tolkien, se lo contaré a la antes llamada Noe para que se ponga contenta. Y en cuanto a propósitos, me quedo con tu vamos siendo, con ligereza y alegría. Muchos besos y gracias por el apunte sobre los nombres.

  8. Me encanta Miranda ,dile a Noe que la felicito
    A mi me parece que los nombres si importan y mucho
    El mio significa * Santa Batalla* y si ,que es mi proposito mas querido, casi diria mi unico proposito: ser feliz

  9. Tener un propósito es una especie de hoja de ruta para saber dónde se va. Y yo no creo que sea tan importante.
    Me parece más importante saber dónde no se quiere ir 🙂
    Un besazo.

  10. Si es que parece que simplemente estar no vale, tienes que ir en alguna dirección. Qué manía con tener que moverte todo el rato. A mi a veces me gusta simplemente estar. Yo soy adicta a las listas, necesito saber lo que viene después. Puede que eso sea contrario a simplemente estar.😀

  11. Yo creo, y es mi opinión, que el único propósito que debe tenerse es quererse, tenerse paciencia, no ajorarse… lo demás, no vale la pena. El mundo sigue igual, lo único que puede mejorar es como tu te sientas contigo y si te das amor, te mimas y te tratas bien ya tienes la guerra ganada. Besitos, mi Eva.

  12. Hacer planes para cosas que nos agradan está bien pero para cosas que nos mortifican creo que no. Pero suelen ser otros los que nos convencen de lo que es bueno o malo para nosotros y siguiéndoles hacemos todos los planes sin ninguna fe y menos aún con algún placer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s