Día: 27 enero, 2016

Fíate y no corras

En el capítulo anterior: Eva os mete un rollo del diez sobre lo de siempre, su jefa, la escritora cansina, y las otras locas que en su casa habitan. Luego pasa un poco la aspiradora, más bien la enciende para que haga ruido pero de moverla, poquito, y suspira por el palurdo del Toni. Será boba…

En este, el bueno de verdad, la Esme desde el quiosco, la única cuerda de por aquí, comenta un hallazgo de alcance mundial que confirma y respalda su teoría sobre la falta de remedio del ser humano.

¿Os suena la masacre de Mataruk?, no creo porque sucedió en el holoceno y ahí ni la de los cuadernos había nacido. El caso es que unos investigadores de Cambridge, cómo me hubiera gustado a mí ser investigadora y publicar en la revista Nature,  han encontrado allí mismo, en esa zona de Kenia, huesos fosilizados de un grupo de hombres, mujers y niños que fueron masacrados hace 10.000 años. Estas evidencias de violencia entre grupos desmontan la teoría de que los hombres no empezaron a darse de tortas hasta que no fueron sedentarios.

Nada, que no nos hizo falta ni asentarnos ni que arraigara en nosotros el sentido de la propiedad ni tener excusas aceptables como la carestía de alimentos. Mucho antes de eso ya hacíamos guerras. Dicen los investigadores que tal vez se trate de “una respuesta antagónica estandar (RAE) entre dos grupos que se encuentran, no se gustan y se pelean”. Leches con las respuestas antagónicas estándar, si llevamos dando RAE desde que pusimos un pie en este planeta, ya tendríamos que estar extinguidos.

Luego, esos investigadores,  que ya me están cayendo mal aunque tampoco sabría explicar por qué, después de describir el estado de los restos sin ahorrar detalle macabro, se ve que se arrepienten un poco de la mala imagen de la humanidad que están dando con su descubrimiento y añaden muy finamente: la masacre de Mataruk es un eco de la violencia humana más antigua, tal vez, como el altruismo, que nos ha llevado a ser la especie más cooperativa del Planeta” .

Sí, sí, mucho altruísmo, mucha cooperación y todo lo que ellos quieran,  tú fíate de las respuestas antagónicas estándar y no corras.