Día: 17 febrero, 2016

Palabras (1)

Cuando la vida no me gusta, no me basta o me asusta saco las palabras de la bolsa y me tiro al suelo a jugar.

Huyo subida en sus lomos de letras y a veces hasta creo que voy a poder escapar. Pero ella siempre está al final de cada texto, esperando paciente a que yo termine como si fuera una madre sentada en el banco de un parque, mirando distraída los graciosos e infantiles entretenimientos del hijo.

Es tarde, me dice dándome la mano para que me levante, hay que hacer los deberes, bañarse, cenar, dormir. Guarda las palabras aquí, en su bolsa, cada cosa en su lugar, se acabó por hoy.

Así es, no hay mucho más.

(Cuaderno de DM)