Altas capacidades

Anteriormente: Eva conoce a Pol, el primer amigo del Jacobín y sufre las consecuencias.

En el episodio de hoy: Patricia comunica a Eva una noticia de suma importancia. La Esme, como siempre, se atribuye todos los méritos y habla de su nuevo proyecto.

Resulta que me convoca la Patricia a su despacho, lo cual me da mucho miedo por si al fin se ha dado cuenta de lo mal que limpio y ha decidido darme boleto. Con temor accedo a su antro del saber, me siento en una silla con el plumero entre las piernas y aguardo mi sentencia condenatoria. Pero no, no era de mí de quién quería hablar si no del Jacobín.

Quiero que tengas paciencia con Jacobo, me dice, nos han llamado del colegio para comunicarnos que es más que probable que tenga superdotación.

¡Ay, pobre, qué pena!, digo yo porque a mí eso me sonaba a enfermedad rara y sin tratamiento conocido.

Eva, ¿eres tonta?, me suelta ella con muy poquito tacto. Te estoy diciendo que el niño puede tener altas capacidades, le tienen que hacer unas pruebas y unos test para confirmarlo pero todo parece indicar que así es.

Bueno, alta capacidad para esconder chupetes eso no se lo puede negar nadie porque mira que he buscado y rebuscado por toda la casa y el botín no aparece. Y te hace cada preguntita, el otro día…

Ya vale, me corta la madre del cerebrín sin dejarme que le cuente sus obsesiones fúnebres, quería que lo supieras, nada más. Sigue siendo un niño pese a todo. Ah, y a la vuelta te pasas por la óptica y recoges unas gafas que le acaban de hacer.

Madre mía, la criatura, superdotado y gafotas, ahora sí que se van a meter con él en el colegio, le van a hacer bullying de ese o lo que en mi pueblo siempre se ha llamado putadas al que destaca, ya sea por lo bajo o por lo alto. Pobrecito, menos mal que tiene al animal de bellota del Pol como amigo, eso le puede servir de escudo y parachoques, hay que fomentar esa amistad aunque perezcamos en el intento.

En todo esto iba pensando mientras me dirigía al quisoco de la Esme para darle el notición. Esme, le anuncio ya desde lejos, ¿sabes qué? Que el Jacobín es superdotado.

Bueeeno, bueeeno, eso está por ver, me responde ella desinflándome la primicia, a mí me dijeron lo mismo de mi hijo Jonás y mírale ahora, no sale del sofá ni del ordenador, una pena, chica. De la Anais me dijeron que tenía déficit de atención y dislexia y mírala también, lo mismo que el hermano. Han llegado los dos al mismo punto con diagnósticos opuestos. Por eso te digo, ahora es que a todos les pasa algo suceptible de ser estudiado o medicado. No me lo creo, chica, antes los niños éramos niños. Ni logopedas ni psicoterapeutas ni neurólogos ni la leche en bote. Pero bueno, serán avances de los tiempos o todo lo contrario, no sé.

Entonces, ¿tú crees que no?

Ya sabes que soy muy descreída en general. El Jacobín parece listo pero gran parte de su listeza se la atribuyo a que ha pasado sus primeros años de vida, los más importantes para el desarrollo cerebal, en nuestra estimulante compañía, sobre todo en la mía. Todo el que bebe de este quisoco alcanza la sabiduría, hazme caso. Te invito a un refresco.

Gracias, Esme pero ahora no me apetece y me voy que tengo prisa.

Pues seguirás siendo lerda, guapina, me suelta la muy borde. Y no me distraigas más que estoy escribiendo un guión.

Anda, Esme, eso es nuevo, ¿un guión para qué cosa?

Para una serie televisiva, por supuesto. Le voy a poner crímenes, sexo cibernético, del normal no que ya está muy visto, alta traición, espionaje con drones y robots de grafeno. Yo creo que agitando todo ello pego el pelotazo seguro, o me lo pegan a mí, una de dos. Voy a concentrarme, esto es serio, adiós.

Y ya van dos veces que me despiden y me llaman tonta en muy breve espacio de tiempo. Sea yo corta o sea yo larga, ¿eso qué más da, no era la felicidad la meta a alcanzar o algo así? Pues de eso sí que tengo.

Anuncios

31 comentarios en “Altas capacidades

  1. La felicidad siempre debe ser la meta. Ser listo es como ser guapo. No hay mérito ninguno. Uno nace así y ya está pero ser feliz… Eso es algo que hay que trabajarse todos los días porque motivos para ser desgraciados vamos a encontrar siempre.

    Un besote!!!!

  2. ¿Por qué será que los demás siempre parecen más tontos? 😀 😀 😀 Pero vaya, que yo, desde luego, no le deseo a ningún niño que sea superdotado, me parece a mí que debe ser un sufrimiento. ¡Pobre Jacobín! Espero que en el cole estén equivocados 😦

  3. Todos quieren creer que sus hijos son más listos o más atléticos que el niño normal.
    Toda la gente que cree que escribir guiones de Tv está chupado.
    A estas alturas lo único que te puedo decir es que no dejes que te digan tonta, si alguien lo dice tu dí con tono pomposo que te han dado información falsa y sanseacabó.

  4. No es lo mismo altas capacidades que superdotación.
    El otro día hablaba con una compañera sobre un alumno que ella sospechaba tenía altas capacidades. El caso es que acabamos concluyendo que hay que tener mucho cuidado con estas etiquetas (tanto en el cole como en la casa) pues los niños pueden llegar a sufrirlas y estrellar su prometedor futuro. La recomendación es ante todo normalizar la situación, eso sí, sin dejar de avivar su curiosidad y sus ganas de aprendizaje…pero sin que se llegue a sentir desencajado. Como dice Alter, la felicidad ante todo, es el objetivo fundamental.

    Besos.

      1. Pues la verdad es que sí, es bastante dañino. Y nuestra experiencia debería ser el mejor ejemplo para no cometer ese error con niños. Pero estoy segura que el Jacobín será feliz porque sabreis reconducir sus inquietudes y darle mucho amor, que al fin y al cabo, es lo más importante.

        Besitos para el mozo.

  5. Fíjate que el pelotazo nos lo has dado tú en la frase final, en esa en la que hablas de la felicidad y dices: “Pues de eso sí que tengo.”.
    Como se entere la Esme verás… Aunque a mi me parece que la Esme también es de altas capacidades, sinceramente. Otra en su lugar se quedaría en su kiosko vendiendo sus cosas y si hacer mucho ruido. Pero ella… ella busca algo especial, cree en si misma y no para de tener ideas. ¿Descabelladas?, puede… Pero las tiene. Y eso es más de lo que mucha gente puede decir de si mismos 🙂
    Espero un próximo capítulo en el que nos hables de esa felicidad tuya 🙂
    Besos.

    1. La felicidad de Eva es congénita, ella necesita muy poco para estar contenta, es de esos seres de fácil vivir. La Esme es caso aparte, nunca se conforma pero tampoco se rinde, como ya habrás comprobado.
      Muchísimas gracias por tu atenta lectura, se nota que es atenta por tus comentarios y eso no te creas que es tan frecuente 😉

  6. Más lista que el hambre!!! De que modo tan gracioso y divertido has descrito la soberana gilipollez que existe en muchas cuestiones sobre la educación infantil, que al fin y al cabo es la human, coñen. Ole tus ovarios , Esme ( Eva)
    Besazos

  7. Con lo de “gafotas y superdotado” y lo de “animal de bellota” me has hecho reír un montón. Vaya cuadro. Es cierto, hoy en día a los niños les diagnostican todo tipo de cosas y antes no era así. En algunos casos estará bien, en otros será exageración o especulación. A mí la madre ésta del Jacobín, aparte de superpija me parece una pedante de mucho cuidado. Ciao.

  8. Pues eso de ser superdotado a mí me parece más una carga que un regalo. A ser feliz, que eso es la asignatura más importante de la vida. ¡Vamos! Por lo menos es lo que yo pienso.
    Besetes cariñosones.

  9. Si uno hiciera caso de lo que dicen las madres llegaría a la conclusión de que todos los niños del mundo son superdotados.

    En fin… la vida luego ya los irá poniendo en su sitio.

    Besos.

    1. Sí, para casi todas las madres sus niños son los genios más guapos del mundo. Aunque alguna hay que te hunde la autoestima a la que te descuides.
      Besos y gracias por comentar

  10. En esta casi casi estoy con la Esme. La cosa es que le dicen a los padres que los niños o son geniales o son brutísimos y que por esa causa tienen que tomarse una pastillita milagrosa que cuesta bastante dinero y que hace más rica a alguna farmaceútica. No sé si en España la situación es igual, pero aquí es una verguenza. Los niños son simplemente niños y llevarlos más rápido, no los va a hacer más felices. Pero la que está criando es ella y es a ella a la que le corresponde decidir. Ni modo. Cuando tu seas madre, vas a ser un amor, mi Eva.

      1. Habrá algunos casos que los niños necesitarán alguna ayuda para concentrarse y eso, pero ¿todos? Diagnósticos por aquí y por allá indiscriminadamente. Es horrible ponerle etiquetas a los seres humanos.

  11. Es muy cierta esa observación. Hoy ningún niño es normal, todos son hiper, super o hipo algo y además presentan las alergias más extrañas y, a veces, desconocidas.
    Bueno, a no ser que los padres para quedar bien y los profesionales de la medicina para ganarse la vida estén haciendo un alarde de inventiva. No lo sé.
    Sólo te diré que mi tía Teresa, para disimular su alcoholismo, cierta vez que el portero le dijo que por qué subía continuamente a casa cajas de cerveza, ella como en secreto le contestó en voz muy bajas:
    -No lo comente usted, pero han descubierto en el Clínico que tengo alergia al agua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s