Vida de guía

El guía odia a sus guiados, a todos ellos. Para él no tienen caras individuales ni personalidades definidas. El guía los odia en conjunto como podría odiar el calor, el café o las tardes de domingo.

El guía odia también el recorrido, los montes negros a los que por su propio pie jamás iría pues le parece la parte más fea de su tierra, las grutas interiores, húmedas y oscuras, sin vegetación. Odia las leyendas asociadas a los mismos. Odia al ermitaño Hilario que plantó una higuera, odia contar esa historia. Pedir todos los días, varias veces, que no hagan fotos con flash y que no le obedezcan. Siempre hay unos cuantos díscolos en la masa de guiados. Unos cuantos que se retrasan, otros tantos que hablan, niños que lloran, tan aburridos, tan desesperados por salir de ahí como él.

El guía odia sus propios chistes, dichos siempre en los tres mismos lugares y las risas que siempre provocan. Al parecer tiene cierta gracia. El guía, mientras guía maquinalmente, con fingido entusiasmo, piensa en otras cosas, en su hijo que va mal en el colegio y si no se endereza a tiempo acabará también de guía, en que tienen que comprar un sofá nuevo, en la operación de su madre o en los lugares que le gustaría visitar cuando tenga vacaciones.

El guía desea ser guíado, formar parte de un odioso grupo, hacer fotos prohibidas, llevar un plátano en la mochila por si le entra el hambre, pantalones cortos y una gorra, reír las bromas de otro, nuevas para él, dejarse llevar, que le cuenten bonitas leyendas jamás escuchadas.

Se dice que aquí vivió un ermitaño llamado Hilario, narra con disimulada desgana. Una parte del grupo escucha o lo parece, otra se pierde en sus propios pensamientos, unos cuantos atienden con burlón escepticismo y algún observador se fija en que el guía tiene un diente torcido que despunta brillante en la oscuridad de la cueva.

(Cuaderno de DM)

27 comentarios en “Vida de guía

  1. Pobrecito el guia con su diente torcido y su corazon reseco haciendo un trabajo que odia, para gente que odia, diciendo tonterias que odia
    Es un actor mediocre y lo sabe
    Atras quedo la pasion…..Gracias D.M. por darme estas ganas de abrazarlo

      1. Entiendo al guía a la perfección.
        Que trabajo tan duro… repetir y repetir y repetir y repitir ad nauseam las mismas cosas mientras quizá la vida te desangra por dentro.

        Besos.

  2. El pobre guía, debe ser muy duro trabajar con público para alguien que no le gustan las personas. Necesita un poco de sentido del humor para reírse de si mismo y de los demás. 🙂

      1. Por eso se llama trabajo, porque a la mayoría le tienen que pagar para que lo haga, porque si no no lo haría. Pocas personas tienen la suerte de vivir de lo que más les gusta. 🙂

  3. Esta historia me ha recordado a mí misma cuando alguien me comenta: “Estoy hasta las narices de mi trabajo, quiero trabajar en algo que me entusiasme de verdad”. No digo nada, pero siempre pienso “por muy bonito que te parezca, por mucho que te entusiasme al principio, llegará el día en el que solo por el mero hecho de ser un trabajo (=obligación) empezarás a aborrecerlo un poco o un mucho”.

      1. Más tarde seguro, pero yo creo que nos llega a todos, porque si el trabajo fuera algo especial y lúdico no nos pagarían por hacerlo, sino que pagaríamos nosotros y sería un negocio 😉

  4. Justo el día que publicaste esto, estaba yo en una visita guiada, pensando en que la guía, con su eterna sonrisa y sus bonitas historias, debía sentirse como una especie de cinta de cassette. A veces, me lees la mente…

  5. Eso nos pasa a muchos.. Nosotros nos dedicamos al turismo y repetimos día tras día las mismas cosas, las mismas rutas, las mismas anecdotas.. pero lo haces con la misma pasión que siempre, porque te gusta tu trabajo, aunque a veces quisieras escapar un rato.

  6. No me gusta guiar a nadie ni que me guíen a mí. (Recuerda a Camarón; No quiero mandar en naide ni que me manden a mí…)
    Eludo los lugares que únicamente pueden visitarse con visitas guiadas. En esto soy un cerrojo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .