El regreso

Pues ya estamos aquí otra vez. Y digo estamos porque el Toni se ha venido conmigo a pasar unos días. Semejante advenimiento no ha sentado demasiado bien a mis amigas, a la Noe lo comprendo hasta cierto punto porque tienen que compartir espacio vital y eso no siempre es fácil pero a la Esme ignoro el motivo. Ella dice que le trastoca la trama, está muy pesada, obsesiva diría yo, con eso del guión.

A mí me hace ilusión que esté aquí el Toni aunque su vuelta no esté siendo lo que se dice fácil. Durante el viaje permaneció muy callado y no protestó ni siquiera cuando vio asomar desde el autobús el perfil de las cuatro torres de Madrid que tanto odia. Sólo le oí murmurar por lo bajo “cuatro torres business área, hay que jo…” Y se calló bruscamente al tiempo que contraía el hueso de la mandíbula, es un movimiento que hace cuando está a disgusto pero se contiene.

Tampoco dijo nada en el atasco de entrada aunque el hueso sí se manifestó por su cuenta ni cuando nos cruzamos con tres chinos en el portal a los que saludó sin obtener a cambio mirada ni respuesta. Pero ya en el piso sí empezó a quejarse. Que dónde estaba su pared de ladrillo, esa pared fea de la que tanto se lamentaba pero cuya visión, según él, le ayudaba a meditar sobre la estupidez humana y sus consecuencias. Que quién había hecho ese dibujo tan hortera de palmeras, cocoteros y mares tropicales. Que parecía un anuncio barato de Marina D,or, ciudad de atontaciones.

Digo, cállate, Toni, que es un trampantojo que ha pintado la Noe con toda su ilusión y te va a oír, está en el baño pintándose.

Esa mujer es como un rey Midas pero al revés, convierte en espanto todo lo que toca. Ni imaginarme quiero la cara que se estará poniendo, ¿y por qué está mi armario lleno de la ropa de un travesti, a quién habéis metido aquí en mi ausencia?

No grites, que son los roperíos de la Noe o sus estilismos como prefiere ella denominarlos.

Te he oído, Antonio, me has llamado hortera y travelo pero me da igual, salta la otra, a mí tú me pareces un…no sé, ahora no se me ocurre nada pero luego lo pienso y verás. Nunca ha sido la Noe de réplicas rápidas.
¿No te quedaras muchos dias, verdad?, le dice a continuación, es que de dormir en el sofá me acaba doliendo la espalda. Y baja la tapa del váter, que nos conocemos y nunca la bajas.

Les he dejado peleándose y me he ido a trabajar, previo paso por el quiosco de la Esme, para saludar y darle la primicia.

¿Sabes qué, Esme? Que se ha venido el Toni unos días, estoy muy contenta.

¿Y con qué permiso resucitas tú a los personajes? Eso sólo puedo hacerlo yo. El Toni estaba muerto y no sé qué pinta aquí otra vez. Todo lo que tenía que decir ya lo ha dicho, son ganas de repetir conceptos.

¿Pero de qué me hablas, Esme? El Toni no estaba muerto y tú lo sabes, estaba en el pueblo.

Muerto para el blog, me refiero. Y muy bien que estaba en la lejanía hablando con las lechugas sin que nadie pudiera escuchar sus dementes parlamentos. Ahora no lo puedes volver a traer, es absurdo, no tiene lógica, es como dar vueltas en círculo, es liar más la historia de lo que ya está, es aburrido, es…

Es que es mi vida, y yo cuento lo que me pasa y si lo que me pasa se mueve en círculos pues lo cuento en círculos, maja.

Que te crees tú eso, personajilla, me ha contestado ella toda chulesca. Mejor vete a trabajar a casa de la escritora insulsa que ya me encargo yo de mover los hilos adecuadamente. Al Toni no le doy más de dos días de vida, una semama a lo sumo, y a tí, espérate que no te mande con él al otro barrio. Sí, esa idea no está mal, te vas con él, ponemos un corazón rosa con un fin escrito dentro, como en las películas románticas que se acaban justo cuando empieza el mal rollo, o sea, la convivencia, y andando que vienen dando.

¿Pero de qué hilos habla y por qué me llama personajilla y qué dice de finales y corazones? No le han sentado bien las vacaciones, demasiada soledad y ella no está acostumbrada. O demasiadas torrijas, yo la he visto más hermosota.

Anuncios

32 comentarios en “El regreso

  1. ¡Con lo contenta que me he puesto yo al leerte!. La Noe y la Esme son un pelin egoístas en este caso, con el tiempo que dedicas tú a escuchar sus historias. Que te dejen a ti tener la tuya propia, ¡leche!. ¿Qué tal las vacaciones por el pueblo?. ¿Intuyo que bien?

  2. Qué bien, me alegro por Eva, aunque no parece que vayan a ser unos días de amor todo lo plácidos que debieran, amor al fin y al cabo. Y además al Toni le tengo cariño.

  3. Pues yo me alegro de que estés feliz con tu Toni. Que en el corazón una no manda y si llevan separados tanto tiempo y todavía se aman, ¿qué carajo tenemos que decir los demás? Ojalá y la pases muy bien con él estos días y si al fin el decide quedarse, pues mejor. Y si decides irte con él, pues también bien. Solo que no dejes de escribir porque aunque no te haya leído hace un rato, me he reído un montón contigo, como apenas lo hago con otros blogs. Cuídate, amiguita. ¡Sé feliz!

  4. Mira, la Esme es que está embebida en su guión, tanto que confunde realidad con película, no se lo tengas en cuenta. Se le ha olvidado una cosa importante, y es que, como tú dices, la vida suele ser un poco en círculos, pero de los que forman una espiral. Y un día llegamos al extremo que la termina… Así que tú disfruta de tus círuclos que ella a su manera, también se pone redonda 😉
    Besos.

    1. Sensi, guapísima, que te he echado mucho de menos. Me alegro de tu vuelta y muchas gracias por enlazarnos a mí y al Toni. Hemos estado desaparecidos pero volvemos en breve. Besos

  5. Muy cierto. Los aumentos de peso no deseados agrían el carácter, minan la autoestima y, además, suelen proyectar la mala leche sobre el prójimo más próximo, o sea, sobre el prójimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s