El pedido

Muy cerca de la casa de verano, detrás de una valla de piedras, había un vertedero. A mi prima le gustaba mucho ir a jugar ahí, a lo que ella llamaba el pedido. Yo la seguía porque mi prima era divertida y mandaba claramente sobre mí.

Una vez dentro de aquella tienda de maravillas, inventábamos juegos, o más bien los inventaba ella. Uno de los que más nos gustaba era el de los accidentes, la accidentada era casi siempre yo. Me tumbaba sobre una carretilla oxidada, ella me ponía por las piernas y los brazos papeles o trapos rotos como si fueran vendas y me empujaba a toda velocidad por entre las basuras llevándome al hospital imaginario.

A mí me gustaba ir tumbada viendo pasar el cielo a toda velocidad y a ella le gustaba empujar. Casi siempre me salvaba después de momentos de gran tensión en los que tenía que fingir que me ahogaba o que me dolía algo por dentro horriblemente, pero alguna vez, pese a sus reanimaciones y operaciones escabrosas, morí, poco rato porque una compañera de juegos muerta ofrece escasa diversión.

Después, olvidado el accidente, hacíamos la compra, como nuestras madres. Llenábamos la carretilla de todo lo que nos parecía útil y eso era el pedido. Mi prima siempre se llevaba algo, un día fue un tenedor. Por culpa de ese tenedor con el que se empeñó en comer descubrieron dónde íbamos a jugar todas las mañanas y pusieron a la abuela sentada en una silla en mitad del jardín para que nos vigilara.

Al tercer día de vigilancia se quedó dormida con las piernas al sol y la boca abierta y nos escapamos muy contentas pero, al llegar al vertedero, la carretilla oxidada ya no estaba y sin carretilla no era posible la operación de salvamento ni mucho menos hacer el pedido.

(Cuaderno de DM)

Anuncios

43 comentarios en “El pedido

  1. Qué bonito recuerdo. Y qué bien está escrito. Muchas gracias por compartirlo. Nosotros hacíamos cabañas y jugábamos a refugiarnos tipo bunker o imaginábamos que era un submarino y recorríamos los mares…
    Me apena ahora los niños de ahora agarrados a una tablet que no les deja ningún espacio a la imaginación.
    Un abrazo

  2. Jaja. Yo iba al vertedero de basura y bajábamos con cuerdas y el uniforme azul que salía siempre blanco y lleno de mierda y me llevaba la bronca día sí y día también. Vaya tela, los niños.
    Muy bueno.
    Besos

  3. Esos si que son buenos recuerdos. Yo ya escribía versos e intentaba colocárselos a la familia y debía dar mucha pena porque con lo malos que eran… me los compraban y además decían que eran muy buenos, je, je. Lo que hace el cariño!
    Besetes de regreso, preciosa.

  4. Me ha encantado esta entrada, me ha recordado tambien mi infancia. Cerca de una casita de campo que tenía mi tia, había otro vertedero y tambien fuimos alguna vez a esa tienda…había de todo, siempre me alucinaba la cantidad de cosas todavía servibles que la gente tiraba.
    Lo de la carretilla mola, he ido subida, de pequeña y de más mayor en una despedida de soltera…jajajaja.

    Besos.

  5. Los recuerdos de DM son pequeñas perlas que va engarzando para hacernos un collar de armonía absoluta. Quien pudiera haberlas visto jugando entre los trastos viejos y tirados, haciendo nacer las flores por allí donde pasaban…
    DM no nos enseña lo que escribe en su cuaderno, DM nos abre una ventana a otro mundo. Uno más bello.
    Besos.

  6. Los vertederos ya no están al alcance de la infancia. Lo que ganan los niños en salud lo pierden en aburrimiento. Cada nuevo día el vertedero, que podía estar en cualquier rincón de la ciudad, era un escaparate de nuevas maravillas, de tesoros inimaginables. Nuestros dedos de niños hurgaban en ellos con más curiosidad de la que puede suscitar cualquier cualquier smart o idiot phone de los actuales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s