Santa de atar

Pues sí que le está durando esto de la santidad a la Esme. Si empezó el jueves y hoy es lunes lleva ya cinco días sin cambiar de fijación y eso, para ella, es un logro digno de mencionar. Por eso lo estoy mencionando. Por eso y porque es una santidad muy rara. No sé qué pensar.

Buenos días, hermana Eva, me dice cuando me ve llegar, con una sonrisa tirante como de paz espiritual de lo más forzada. Estoy aquí adecentando el hermano quiosco antes de empezar mi jornada laboral, Dios mediante. He pasado un muy buen fin de semana en compañía de mis hermanos hijos vagos, de mi hermano padre cansino y de mi hermano novio dueño del mando a distancia. ¿Y qué tal tú, has descansado de los afanes y esfuerzos diarios, alabados sean?

Oye, Esme, le digo, está muy bien que te vuelvas buena porque bondad es precisamente lo que falta en este mundo pero, ¿es necesario que a todo le pongas delante eso del “hermano”?, es que, no sé, queda raro y poco natural.

No sé por qué, hermana amiga tú qué sabrás, si lo digo es porque me siento en comunión con todos los seres y serecillos que pueblan el mundo, me estoy hermanando, ¿no se nota acaso? Y lo que quiero es que se note, ¿para qué me voy a volver santa si nadie se da cuenta? Aparte de ese detalle, ¿aprecias algún cambio en mí?, me pregunta juntando las manos como si orase y elevando al cielo sus, desde hace cinco días, píos ojos.

En realidad no tanto. Y es que es verdad, yo la he visto igual que siempre, trastornadilla pero muy entrañable.

Vamos, no me jorobes hermana Eva, con el esfuerzo que me está costando domar mi temperamento, me desanimas si me dices que no aprecias ningún cambio en mi persona. No importa, los santos siempre fueron incomprendidos y hasta perseguidos. Persígueme si se te antoja, es más, me vendría bien que lo hicieras. Voy a conectarme al hermano internet mientras tú me acosas y martirizas, ¿se te ofrece algo más?

No, Esme y no creas que voy a perseguirte ni a martirizarte, con lo cansado que tiene que ser eso, tengo que dormir a la Morganina que hoy tiene la mañana muy inquieta, le respondo observándola por si se postra en el suelo de hinojos o levita o hace algo así aparatoso como de santa profesional, lo cual le pega bastante (por lo del aparatoso). No sé si le ha gustado mucho que la observara con tanta atención, creo que no

¿Tengo hermanos monos en la cara o qué? No entiendo a qué viene tanta vigilancia. Si me he decidido por la santidad, loado sea todo , es porque quiero contrarrestar con mi humilde aportación el exceso de maldad humana, que es mucha y ya empieza a repugnarme. Necesitamos más personas buenas, únete a mí y formemos un bondadoso dúo que luche contra el mal a base de incordiar, principalmente. Esta última parte es la que de verdad me gusta, lo reconozco.

¿Cómo podríamos llamarnos? Tal vez las santas moscas cojoneras, ¿te gusta? Aunque, ahora que lo pienso, tú ya eres buena persona, pero no tienes mérito porque te sale naturalmente, sin esfuerzo por tu parte. Pero yo sí tengo mérito porque me está costando muchísimo esto del camino hacia el bien. Es aburrido, no está pagado y encima no me salen los milagros.

Qué pena, Esme, con lo bonito que sería que fueras milagrera, tienes que intentarlo más, acabas de empezar como quién dice, persevera.

Pero si llevo toda la mañana intentándolo. Mira, lo voy a intentar otra vez, quiero que se calle el del acordeón, atiende: hermano acordeonista, deja de tocar de inmediato que me tienes hasta las narices con la misma cancioncita de los cojo…, perdón, de las gónadas benditas. Amén.
¿Ves? Nada, el tío dale que dale a la primera estrofa de cielito lindo. No me sale y sin milagros no soy santa de verdad, qué asco.

Es que es un milagro un poco raro. Si intentaras curar a alguien, eso sí estaría bien, mira a ese de las muletas que viene por ahí, por ejemplo, prueba a ver.

Si hombre, ni que yo fuera una santa traumatóloga. Pásame a la Morganina, deja que la niña se acerque a mí. ¿A que te la duermo? Duérmete, hermana niña, duérmete ya, que viene el Coco Corrupto y tus bienes se llevará y tu planeta manchará y a los pobres ignorará ¿Ves? Se ha dormido. Considéralo un milagro, el primero, más no el último que haré. Y ahora voy a dar las gracias por todos los dones que me han sido concedidos y de paso a pedir que se me conceda alguno más, leches, que están los dones muy mal repartidos ¿Te pones conmigo a agradecer para luego pedir? Pedir a secas queda feo, como de ansiosa.

Me hubiera gustado participar, pero tenía que marcharme ya. Una cosa os digo: lo de la niña no ha sido milagro, la Morganina ya estaba dormida antes de caer en los brazos de la santa incordio de atar.

Anuncios

30 comentarios en “Santa de atar

  1. 😀 😀 😀 😀 “trastornadilla pero muy entrañable”, eso es lo que es la Esme. Pero la verdad es que le doy un poco la razón porque, en ocasiones, es difícil ser positivo cuando el “pu… hermano” acordeonista de turno te está machacando sin parar. 😀 😀 😀 Tus personajes son geniales porque, en el fondo, nos reconocemos nosotros mismos en ellos en nuestras múltiples personalidades.

      1. Pues lo mismito, Eva, que a veces me da la media neura y pienso: “Tienes que ser más positiva, ohmmmmmmm” o “A ese le daba de tortazos ahora mismo”… 😀 😀 😀 La diferencia es que lo hago pá’ dentro, no vaya a ser que me lleven maniatada al frenopático más cercano 😀 😀

  2. Está bien eso de agradecer para luego pedir. En esta vida hay que hacer la rosca a lo humano y lo divino. La Esme tiene pinta de haberse fumado algo chungo o de haber mezclado medicación. Mira a ver si averiguas algo… Besotes!!!!

  3. A mi lo de hermano me suena fatal, en mi familia somos 8 y todos nos llevamos…mejor dicho, no nos llevamos. Cómo está la parroquia, desaparece uno un rato y se encuentra con esto…Besos a la hermana Esme de parte del hermano Antonio.

  4. Esme, lo estás haciendo mal. Lo que tienes que hacer es encontrar algunos paleros (as) Eva te debe servir, hacer correr la voz sobre tu milagrosidad (aunque no hagas ningún milagro) y le dices a los ingenuos que no verán ningún milagro hasta que te entreguen todos sus bienes materiales.
    Cuando tengas todos esos bienes pecaminosos los transformas en bienes anónimos y culminas tu santa carrera con el milagro de desaparecer junto con el dinero.

  5. Jajajaja…el hermano kiosco y el hermano internet. Mi hermana…(es una expresión muy usada en Cuba y República Dominicana, te aseguro que de religioso tiene bien poco…), mi hermana eres tronchante. Oye…¿no habrá influido esa colección de actrices vestidas de monja, no? Ya me da que sospechar. Pues seguiré dándome una vuelta en busca de la paz celestial (mentira, con la mental ya es suficiente) por los blogs de mis hermanos y hermanas bloguer@s, y después intentaré escribir un hermano artículo medianamente decente. Ora pro nobis (que ore la Esme, mejor) y porque no salgamos en los papeles de Panamá.

      1. ¿Hermano lunes lluvioso? Aquí hace un hermano sol de cojo…de gónadas de ésas benditas. El sol que nos bendice con su hermano calorcito y sus hermanas radiaciones ultravioletas hijas de puta.

  6. Pues yo creo en ella, si señor!. Yo creo que si perfecciona un poco más la sinceridad de la sonrisa, vamos, que no se la vea tan forzada, y la fluidez del discurso (yo le aconsejaría no hermanarse a todo, no vaya a ser..) podria convertirse en una gurú de la nueva era. O de la antigua, que tanto da, lo importante es participar, y forrarse 🙂
    Besos.

  7. Me encanta esta versatilidad de la Esme de pasar de una forma de vivir a otra, jajaja. ¡Cuanto mundo interior tiene esta mujer!

  8. En este mundo cualquier bondad que se te ocurra ya está canalizada por una ONG y, si intentas ejercerla por libre, te pueden acusar de intrusismo laboral. El santoral lo acapara la Iglesia y para entrar en él hay un proceso de la hostia. Además tienen preferencia los mártires y, últimamente, los del Opus. Y de los milagros, como no los televisen, no se entera nadie. Anda que no sabía Uri Geller. Muy difícil lo tiene la Esme para abrirse un hueco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s