Niños giróvagos

En mitad de la calle, unos cuantos niños, aburridos de esperar a sus padres que hablan en una esquina, se han puesto a dar vueltas. Giran y giran y giran sobre el eje de de su cuerpos como planetas niños, las cabezas echadas hacia atrás, los ojos entornados y la risa bien colocada en sus bocas desdentadas.

Dan vueltas, vueltas y más vueltas con los brazos extendidos hasta que el mundo pierde contornos. El sol abajo, los árboles del revés con las copas recién florecidas barriendo el suelo, las baldosas ocupan el lugar de los muros y los muros, blandos, se ondulan en cada giro. Las caras de los padres comienzan a desdibujarse, sus voces se van perdiendo a medida que se intensifica la velocidad del ruedo.

Los niños ya no son niños, son felicidad pura, unión con el todo, vértigo. Pequeños derviches giróvagos que han logrado disolver el yo, solo jugando, sin saber nada de mística ni de sufismo.

(Cuaderno de DM)

Anuncios

34 comentarios en “Niños giróvagos

  1. 🙂 ¡Qué divertido era dar vueltas como locas! Cogidas, los dedos como ganchos, de las manos amigas y las puntas de los pies juntas. El mundo se desdibujaba en rayas y solo veías la cara de la loca giróvaga que tenías enfrente. ¡Jo, Eva! me describes los recuerdos de forma mágica 😉

      1. Ya no me acuerdo en qué más coincidíamos, es que además voy para anciano, que es como una infancia involuntaria e insconsciente, En cualquier caso, encantado de coincidir en muchas cosas.

  2. Iba a decir lo de los derviches pero me lo has pisado…
    Claro que tú eres la autora…
    En fin… que sí… que me dan envidia.
    Ahora si doy una vuelta sobre mí mismo o me caigo o me encierran.

    Besos girando.

  3. ¿Quién, en serio, QUIÉN no ha jugado a dar vueltas hasta marearse alguna vez en su infancia? Yo desde luego que lo hice, quizá más veces de las que deba admitir. Era un giróvago estupendo ^^

    1. Te pega, te pega haber sido bueno. Yo también giraba, nada más salir del colegio era lo primero que hacíamos. Te decían: para, ¡que te vas a marear! Claro, como que se trataba de eso.

  4. Yo también he girado de niño, para divertirse, para probar, y quizá todos seguimos girando. A veces con el mundo, a veces en sentido contrario. A veces queremos apearnos. Oh, hermana…Hoy la hermana desapareció y apareció la poetisa…Eva, en serio, me ha encantado, me ha parecido tan bonito…”Los niños ya no son niños, son felicidad pura, unión con el todo, vértigo.” Te ha salido una frase magistral, hermosa de verdad. Creo que salió la Eva mística, quizá sin quererlo. Derviches, sufismo, misticismo. A veces los juegos son cosas con profundo significado, a veces los niños son muy sabios.

  5. Yo era (y soy) más de correr como una loca sin sentido ninguno ni necesidad. Corría (y corro) hasta que parece que el corazón se me va a salir por la boca, hasta que ya no hay nada más que el bum-bum-bum en los oídos y una risa sin causa naciendo de alguna parte.
    Cuando DM mira al mundo y ve esas cosas es porque realmente ella todavía es una niña.
    Besos.

  6. De felices nada, lo que están es a punto de perder el conocimiento. Un entendido en girovagismo diría que están a punto de romper su diálogo interior, pero los niños no tienen de eso. Al menos hasta hace poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s