Día: 21 abril, 2016

Esme escribe (y esto le sale)

Queridos amigos de Alfa Centauri y lugares colindantes.

( No, habíamos quedado en que ellos no saben que se llaman así, entonces solo queridos amigos, pero tampoco porque ni queridos ni amigos todavía. Así que…)

Hola a todos.

( Sí, eso sí, no compromete y queda bien)

Hola a todos los de fuera.

(Porque si nosotros estamos dentro, ellos tienen que estar fuera por narices. Esto es de primero de Barrio Sésamo)

Hola a todos los de fuera, os escribo desde un planeta llamado Tierra, soy una humana, ¿qué tal? Espero que estéis pasando unas felices fiestas en compañía de vuestros seres queridos.

(Pero no, qué digo, si eso es lo de las tarjetas de Navidad, es que hace tanto que no escribo una carta que ya no sé ni cómo se hace)

Por cierto, ¿tenéis Navidad?, de buena os habéis librado. Pero a lo que os iba, vamos a mandar unas sondas para inspeccionaros, no os asustéis, vamos en son de paz ( de momento y hasta que nos apetezca quedarnos con algo de lo que veamos o con todo, jajajaja). Seguro que vuestro planeta no es tan bonito como el nuestro. El nuestro está lleno de maravillas y preciosidades, como el parque del Retiro, lugar desde donde os escribo en estos momentos.

El problema, señores de ahí fuera y cuando digo señores incluyo también al sector femenino, caso de que estéis divididos en dos sexos, no empecemos ya a enredar con el lenguaje políticamente correcto que es algo que me pone de los nervios, leches.

El problema, señores, decía, es que nos ha dado por cargarnos todas nuestras maravillas y lo que te rondaré moreno. Somos una especie altamente destructora. Como ya nos va quedando menos que romper, manchar y ensuciar y los recursos se nos acaban porque somos muchos y muy mal avenidos, nos pegamos y nos matamos por menos de nada, hemos decidido inspeccionar por ahí para ver en qué otro planeta podemos aposentar nuestros traseros y empezar otra vez desde cero (cero es un número) a repetir los mismos errores.

(Tal vez estoy siendo demasiado sincera para ser la primera misiva, debería dejarlo en venimos en son de paz y ya nos irán conociendo. Sí, mejor.)

Venimos en son de paz aunque somos un poco chungos (para que luego no digan que les hemos querido engañar), bueno, chunguitos. Y hablando de chunguitos, pinchad en el banner y veréis qué música hacemos. “Dame veneno que quiero morir, dame venenoooo”.
(Esta mejor no, ahora que lo pienso, no se lo vayan a tomar literalmente y se nos desencadene una guerra bacteriológica por un clícame allá ese banner. Pues la de “si me das a elegir, me quedo contigo”, más bonita no puede ser, les va a llegar al alma, ¿tendrán alma o será como aquí que algunos dicen que sí, otros que no y a otros les da lo mismo?)

Tengo muchas preguntas que quiero hacer, pero por ser esta la primera misiva que os mando sólo os haré dos o tres (son números, también, como el cero): ¿Sois mortales como nosotros?, ya me supongo que sí porque si las estrellas lo son, eso lo sabemos, también lo serán sus moradores, hay que jo…yo no me quiero morir aunque tampoco vivir eternamente ¿qué quiero entonces?, no lo sé, me estoy liando ¿Sois inteligentes como sólo unos pocos de nosotros entre los que me hallo, no es por nada?, y por ultimo, ¿a qué dedicáis el tiempo libre?

Adiós y hasta la próxima misiva. Porque habrá más. Que paséis buena tarde.

Firmado: una mujer de la Tierra de nombre Esmeralda.