Primera boda

En su primera boda la novia llevó un vestido azul, zapatos blancos, un calcetín subido y el otro bajado. El novio se estaba comiendo un caramelo aunque durante la boda lo escupió y se lo guardó dentro de la mano. La ceremonia la ofició el hermano mayor del novio con un simple, ¿os queréis casar vosotros dos? Y ellos dijeron sí con la cabeza mientras los demás se reían mucho y el perro ladraba muy nervioso.

El vehículo elegido para el viaje de novios fue el cochecito del bebé, que cuidaban entre todos. La mayor lo sacó y lo cogió en brazos para que los recién casados pudieran subirse dentro y ser conducidos hasta el final de la calle donde los volcaron encima de un montón de arena.

El novio le dió un lametón en la cara a la novia,lleno de babas y caramelo, y la novia se frotó con asco la mejilla intentando disolverlo. Les entregaron al bebé porque ahora tenían un hijo y lo estuvieron paseando un rato alrdedor del tobogán hasta que a la cuarta vuelta se cansaron. El novio tenía mocos y la novia se hacía pis.

Pronto, a la edad de seis años, descubrieron lo aburridos que son algunos matrimonios.

(Cuaderno de DM)

Anuncios

46 comentarios en “Primera boda

  1. Jajaja, qué bueno! Me parto, pero es totalmente cierto. Y los hay que se casan muchas veces en menos de un mes, como si fuera tan guay eso de casarse con un montón de mujeres (o de hombres), jejeje. Besitos

  2. Decía (se me desconfiguró el teclado justo cuando era el primero en comentar) que menos mal que se han dado cuenta precozmente, ahora tienen toda la vida para descubrir un matrimonio que no sea aburrido, que no es fácil 🙂

  3. Yo también tuve mi primer novio a muy temprana edad, a los 3 años, cuando andaba en la guardería. Después de aquello seguí practicando, por aquello de que la práctica lleva a la perfección.😀

  4. Bravo. Un aplauso. El Nobel, o el Príncipe de Asturias… ¡qué se yo! pero que te den un premio, joder. Esta es de esas entradas de las que te hablo a veces. Una maravilla envasada en un tarro muy pequeño y discreto, pero maravilla sin duda.

  5. Tremenda esa precocidad, madre de Dios. Se supone que jugaban a las bodas, no sé qué más juegos podrían venir después, ya sabemos aquello de jugar a los papás y las mamás. Me he enamorado de ese Piolín con purpurina, voy a pedirle si quiere casarse conmigo. ¿Crees que me aceptará? Ha sido amor a primera vista.

  6. Pues mucho peor habría sido si a los 25 años el matrimonio hubiese hecho estas declaraciones:
    “No hemos podido sacar adelante nuestro proyecto de pareja en el que habíamos depositado todas nuestras ilusiones de futuro y, pese a pasar dulces momentos centrados en el calor de la familia y en el gozo de la maternidad-paternidad, hemos terminado por sentirnos poco cómodos en nuestra relación: Nos separamos, conscientes, sin embargo de que la unión de la pareja es la clave del éxito”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s