Segunda carta a los alfacentaurenses

Hola a todos los de por ahí. Iba a decir los de ahí fuera pero me han dicho que no lo diga porque lo que es fuera para mí puede ser dentro para vosotros o todo para todos. Espero que os encontréis bien de salud tanto física como mental. Yo no tanto últimamente y ahí lo dejo. No quisiera convertir esta segunda epístola en una narración pormenorizada de dolencias. Más adelante, si eso. Cuando gocemos de mayor confianza y ya se pueda estropear la relación convenientemente.

Una cosita quería pediros si no es mucha molestia, ¿podríais, en algún ratillo suelto que tengáis, pasaros por mi casa y abducir a mis dos hijos? No digo yo que para siempre, me conformo con una temporada. Las criaturas están poco viajadas y no les vendría mal ver mundo exterior (o interior, que ya no sé ni dónde me hallo). De paso les enseñáis vuestro idioma para que lo puedan poner en el currículum. “Alfacentaurino, nivel medio”, lo estoy viendo. Si con eso no los coloco, apaga y vámonos.

Pero no apagéis todavía la conexión, amigos de por esos espacios interestelares, que aún quiero pediros algo más. ¿No tendréis, por un casual, un agujero negro que os pille a mano? Lo digo porque cuando vengáis a por mis hijos, ya de paso, os podríais llevar la bicicleta estática, que no sé para qué leches me la compré y la tiráis ahí, donde no moleste.

Diréis que qué os doy yo a cambio de todo esto. Desde luego, qué interesaditos sois los de Alfa Centauri, ¿es que no podéis hacer favores por el simple placer de hacerlos? Gentuza, digo, perdón, guapos. Yo, a cambio, os entrego esta misiva o epístola y las que seguirán. ¿Acaso os había escrito antes algún terrícola? Seguro que no, si estábais más solos y más aburridos que ni sé hasta que he llegado yo. Vuestra vida carecía de emociones y alicientes, tristes alfacentaurenses. Gracias por lo menos, ¿no?

No me falléis, seres de allende la galaxia, tengo puestas en vosotros casi todas mis esperanzas.

Atentamente: Esmeralda.

Anuncios

52 comentarios en “Segunda carta a los alfacentaurenses

  1. ¡Esme! ¡No me digas que vas a echar la bici estática a un agujero negro como un Homer Simpson cualquiera! No, no y no. Hay que llevarla al punto verde interestelar, como todo hijo de vecino, digo, de alfacentaurino. O si no, ponla a la reventa en una de esas aplicaciones que tanto se publicitan. Igual hasta le sacas algo.

    1. ¿Homer, el ídolo de mis hijos, hizo eso? No lo sabía. No te creas que no he intentado ya la reventa pero no pica nadie, la gente está escarmentada del pedaleo sin sentido.

  2. Jajaja, me encantó. Mira qué rápido vio Esme la utilidad de un agujero negro. Si por un casual vienen los alfacentaurianos esos a ver si pueden hacer una paradita por casa que yo también tengo dolencias y trastos de las que deshacerme. Gracias

  3. Disculpa no poder ayudarte fon tus hijos. Yo ando viendo donde perder a los míos un tiempo también -ser mala madre no va mucho conmigo- por lo menos mientras reencarno en un ser de luz con infinita paciencia jaja.

    Un abrazo

  4. Si todas las bicis estáticas fueran a un agujero negro Esme, lo necesitaríamos del tamaño de nuestra galaxia. Lo digo para que pidas con cuidado, no vaya a ser que además de abducir a tus churumbeles se equivoquen y nos absorban a todos!

  5. A ver Esme, ¿tú no podrías ser normal como el resto del mundo y usar la bici estática para poner encima la chaqueta, las toallas o cualquier otra cosa? ¿Cómo la vas a tirar?, ¡pero si es ideal como colgador!
    Y una duda, ¿sabes si el alfacentaurino se escribe de derecha a izquierda o de izquierda a derecha?

      1. Ya, entonces si ocupa mucho espacio es que debe de ser una simple “bicicleta” y no una de “spinning”. Y eso, aunque a simple vista parezca que es lo mismo y sirva para lo mismo, pues no, maja.

    1. Eso lo dices porque no los conoces, a los ninios, digo. Son finos la Anais y el Jonás, se llaman así, encima. Y ya no son tan niños. Ojalá contesten los de Alfa Centauri.

  6. Jajaja…yo también me parto y me desparramo como supongo que hizo el dichoso Big Bang. Vaya con la Esme, y otra carcajada que me ha provocado lo del “punto verde interestelar”…Pues no, no se puede ir echando todos los trastos o la mierda a un agujero negro…¿Qué será de la ecología y el reciclaje correcto? ¿Y si ese agujero va a dar a otro universo y los vamos a sepultar de cachibaches inútiles? Pero veo enormes posibilidades comerciales con el agujero negro: Un vertedero cósmico, los alfacentaurenses pueden forrarse si hacen una recogida bajo demanda, propónselo a la Esme a ver qué opina. Y abducciones a domicilio puede ser la repera ya, cúantos padres hasta la coronilla se apuntarían al servicio…

    1. Recogida de trastos y abducciones a domicilio, jajaja, preveo estrés entre los alfacentaurenses. Lo del vertedero cósmico no es ninguna tontería, ahora mismo está todo perdido de basura espacial desparramada.

      1. Tienes más razón que una santa, yo no sé si llevas hábitos (espero que no, pero me da igual) pero ese título de hermana espiritual te imbuye de una sabiduría que para sí quisiera la papanatas de la Esme…

      2. Ahora lo entiendo todo…Voy a ir a lo práctico: Muchas hermanas tenéis fama de ser unas cracks haciendo repostería…¿Tú cocinas galletas, magdalenas, pasteles, bizcochos, lo que sea? Compréndelo, es la hora de merendar…

  7. Jajaja genial Esme mira que si encuentran el agujero negro para la bici mientras que se lleva a sus hijos si queda hueco yo meto alguna cosilla que por aquí no sirve para nada, ainsssss sobre quebraderos o salud mental… voy a por un ibuprofeno. 🙂 espero que tengas un estupendo miércoles.

  8. He entrado a mirar con desprecio a mi bici fija.La uso , como Martes para colgar cosillas, por ej, dos bolsas llenas de pañuelos de cada una de los lados de su manubrio y un precioso manton de manila con los colores papales tapa todo, pero igual la subire al cuarto de los niños ,ya son dos hombrones que viven en Madrid, gracias Esme !

  9. Uy, qué peligro tenemos, como nos abran las puertas del espacio lo llenamos de mierda. Los Alfa estos, tienen un montón de trabajo pendiente y todavía no se han dado a conocer. Cuando aparezcan les va a caer una bronca de mil demonios. “¿Dónde estabais?, que tengo los niños preparados desde hace rato para el viaje y siguen aquí y la basura sigue en la puerta y la bicicleta ocupando sitio en casa. Alfacentaurenses teníais que ser.”

  10. Si les sobra hueco les mando también a mi hijo mayor, que está muy descentrado, (su jefa de estudios ha utilizado el término insoportable), e igual salir un poco tampoco le viene mal, especialmente si en alfa centauro no hay fibra óptica ni wifi, ni conexión a internet posible (que si la hubiera digo yo que esme no se estaría dejando su patrimonio en sellos…)

  11. A ver si la Esme se convierte en una apóstol del espacio. Y algún día sus cartas se hacen tan famosas como las de San Pablo a los Corintios.
    ¡Ah!, se me olvidaba. Antes en lugar de pedir abducciones a los extraterrestres se metía a los chicos en un internado. Por su bien y con un par. Cuando se hicieran mayores ya lo entenderían.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s