Suplicios los míos

Me están entrando unas ganas irresistibles de irme a vivir sola y dejar plantados en el sofá, en sendas macetas, al Toni de mis amores y a la Noe Miranda de mis amistades íntimas desde nuestra más tierna infancia. Si ya por separado no te lo ponen fácil, los dos juntos y en espacio reducido son una prueba difícil de superar.

El Toni solo deja a un lado el libro de poesía con el que nos martiriza para ver el fútbol. Dice que el susodicho deporte también es poesía y de la buena. Además de pasión, arte, inteligencia,elegancia, magia, belleza y no sé qué más.

Sí, ja, se pone la Noemi, este con tal de no levantarse del sofá ya no sabe qué inventarse. Antonio, jeta, haz algo, lleva los platos por lo menos, ¿hasta cuándo dura la champions esa? Menos mal que enseguida es juernes y me voy de marchuqui y luego viene ¡el finde!

¿Qué tres espantos ha sido capaz de colar en una misma frase?, se sobresalta el Toni sin apartar por ello la vista del terreno de juego. Me ha parecido oír juernes, marchuqui y finde , el simplismo analfabeto de esta mujer no conoce límites.

Ah,no, yo límites no me pongo porque hay que apuntar alto, eso te lo digo, Eva. Ya me tengo preparado el conjunto de la Kahleesi para el juernes. Es que últimamente no hago más que ver khal drogos por la calle y por eso.

¿No serán hipsters lo que tú ves, Noe?

Lo que sean, me da igual. Qué rollo el fútbol, si siempre es lo mismo, todos estos tíos corriendo detrás de una bola, ellos lo llaman esférico, pues vale, y ahora goooool, gooool porque han metido la bola en el hueco, o el esférico en la portería, que más da, vaya cosa. Y mírale cómo se pone este, si parece que le va a dar algo, alucino, de verdad. El cholo Simeone me da morbo pero no lo suficiente, me aburro, ¿falta mucho para que se acabe la copa de Europa?

Creo que voy a cometer un crimen, me dice el Toni en voz baja, si me encarcelan tampoco me importa tanto. En el trullo se puede leer y te dejarán ver los partidos también. Sí, matar a la Noemi es la solución a unos cuantos de mis males.

Pero como era el descanso del partido se ve que en vez de tomarse la molestia de asesinarla que, al fin y al cabo tiene que ser un trabajo bastante pesado, ha decidido mejor volver a su libro y a sus recitativos, “maldita es la vida, maldición es conocerla. Cada hora cambia no sólo la hora sino lo que en ella se crea y así pasa la vida, entre el vivir y el ser”.

Toma del frasco lo que acaba de decir, me da un codazo la Noe en todo el costillar, me meo viva con lo que lee, con la de libros que hay y le da por los versículos, de eso operaron al tío Paco, de los versículos del colon. No es lo mismo, ¿verdad? A veces hay cosas que se llaman igual pero no son lo mismo, ya me he dado cuenta. Lo que no sé cómo lo aguantas, yo la le hubiera asesinado a cámara lenta. No me digas que mañana hay fútbol otra vez. Madre mía qué suplicio.

Para suplicios los míos.

Anuncios

47 comentarios en “Suplicios los míos

  1. 😀 😀 😀 ¡Si que estás bien puesta, Eva! El Toni dando una de cal y una de arena con sus ínfulas intelectuales y con sus aficiones “fumgolísticas”. La otra con ese lenguaje que hace revolver en su tumba al propio Cervantes, y “leyviendo” literatura de masas adaptada a la imagen televisiva 😀 😀 😀
    Dicen que la gente madura y crece, pero la realidad es que nos limitamos a adaptar nuestros gustos a juguetes y juegos de adultos, que son infinitamente menos imaginativos y apasionantes que los de los niños 😉

    1. Eso de “leyviendo” es muy ingenioso aunque, en el caso de la Noe creo que hay que quitarle el “ley”. Y lo de los juguetes es totalmente cierto, cada uno tenemos los nuestros, la vida sin evasiones es tirando a fea, algunas elevan el espíritu, otras no tanto 🙂

  2. Llevo tiempo pensando en hacer algo que me lleve directa a la cárcel, eso de dedicarme una temporada a comer, leer y dormir me pone a 200. Si te animas hablamos con Henar y Chus aunque nada sangriento, creo que con robar en el súper será suficiente

  3. Lo del Toni es para nota, tan pronto te suelta un cultismo como se enfurece porque alguien marque gol, lo único que le falta ya es insultar recitando un poema.😀
    En esa casa se masca la tragedia, muchas bombas de relojería a punto de estallar.
    Por cierto, no nos olvidamos de la Patri.😀

  4. Eva, tú amenázalos con irte, como piensas. Mira, entre la champiñones y la poesía demoledora esa me quedo con el Atleti. Vaya calvario. Y digo yo, ¿no estarán fingiendo el Toni y la Noe llevarse como el perro y el gato para despistar por si hay tema?

    1. No lo creo, se llevan mal de verdad. Aunque has sembrado una pequeña duda en mí, a ver si ahora me van a entrar celos de la Kalheesi. Mira que eres. ¡Y aupa Atleti¡

  5. Ahora que voy levantando cabeza, veo que lo de llegar tarde a los Blogs de mis “seguidos” es un chollo relativamente rebelde sin causa, sí, es decir, cualquier cosa que pueda decir ya está escrita aquí arriba. Esta multitud de comentaristas no hacen más que calificar que estoy bien enfocado a la hora de ver que leo. Tienes un Blog atractivo, seductor, fresco, real … sincero y actual.
    Hoy voy a compartir esta frase: “El Toni solo deja a un lado el libro de poesía con el que nos martiriza para ver el fútbol. Dice que el susodicho deporte también es poesía y de la buena. Además de pasión, arte, inteligencia,elegancia, magia, belleza y no sé qué más.”
    Feliz noche y, ah, hoy también hay fútbol.

    1. ¿Te ha pasado algo, Enrique? Hace mucho que no te visito, espero que estés bien. Ya sé que hoy también hay fútbol 🙂 :). Gracias por el reblogueo y por tus palabras. Eres simpático a más no poder.

  6. Reblogueó esto en Los Reblogueos de etarragoy comentado:
    El Toni solo deja a un lado el libro de poesía con el que nos martiriza para ver el fútbol. Dice que el susodicho deporte también es poesía y de la buena. Además de pasión, arte, inteligencia,elegancia, magia, belleza y no sé qué más.

  7. Por una vez voy a coincidir en algo con la Noe. El fútbol, salvo algún partido que otro, me parece un rollo. Aunque con lo de los versículos la hubiese collejeado. Jajajaja. Besotes!!!

      1. Sí, y halarte de los pelos y gritar como enloquecida para que se preocupen. Entonces se dan cuenta de que el stress te está matando y se ubican, coño!!! Funcionaba con mis hijos y con mi marido también. Jajaja

  8. El fútbol, para mí, es un misterio. De chico me gustaba jugar pero lo de ganar o perder me tenía sin cuidado. Mis amigos regañaban entre sí a costa de quién había ganado. Yo les decía que lo habíamos pasado bien y que qué más daba quien ganara. Ellos se miraban entre sí y, como si no fuera conmigo, decían: “Este está gilipollas”.
    Ya de mayor, como espectáculo, no me ha gustado nunca. Y no he encontrado explicación para las pasiones que desata. Jamás he ido a un estadio. Y esos gritos cuando se mete un gol, sobre todo los de los locutores de la radio, me parecen alaridos que proceden de algún frenopático. Pero puede que algún día también yo me vea iluminado por el rayo de la sapiencia deportiva y se me pase la gilipollez que arrastro desde niño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s