Poema desastre

Los poemas son como cajones vacíos, puedes guardar en ellos todo lo que quieras. A este he decidido meterle unas lilas. Me gustan las lilas por lo bien que huelen aunque duren tan poco. Me va a quedar un poema de lo más perfumado y efímero. Ya lo tengo, aquí están las efímeras y perfumadas lilas en el poema-cajón, pero ahora me parece poca cosa. Lilas solas, así, sin más, solo dan forma a un poema soso y que nada dice.

Debería añadirle algo malo, introducir cualquier elemento desagradable para darle fuerza, intensidad poética, y de paso contrarrestar a las lilas que son bonitas pero, admitámoslo, también bastante cursis. Que no se diga, ahí va con todo su peso pesado una buena ración de cansancio de la vida. Me sacudo las manos y miro dentro: lilas y cansancio de la vida.

El caso es que no termina de convencerme porque la vida me cansa y a veces hasta la aborrezco pero también la amo y la amo mucho. Por eso vuelco dentro una dosis de amor similar a la que puse de cansancio. Suavemente cae, haciendo un ruido como de arena, alegre.

Cierro el cajón ya más satisfecha con la composición pero al rato recelo, ¿no se estarán peleando esos dos por ver cuál prevalece? Merodeo alrededor dudando y de golpe abro, para pillarlos. Lo que me temía, se han peleado y ahora hay sangre por las esquinas y un revoltijo informe que ya no se sabe qué es. Ahora se parece más a la vida sin poemar: manchada, sudorosa, confusa y nunca lineal ni igual a sí misma. Luminosa a veces, oscura otras.

Y las lilas del inicio, vaya desastre, están espachurradas al fondo. Para el próximo poema que no se me olvide: lo malo a un lado del cajón, lo bueno al otro y las flores siempre al final, siempre encima. O fuera, en un jarrón.

(Cuaderno de DM)

Anuncios

42 comentarios en “Poema desastre

  1. Hay que ver cómo de cualquier cosa (o chorrada, uy, perdón) que escribes me salen un montón de interpretaciones (más largas que tu post, creo). Primero porque las palabras que empleas me hacen pensar en: Poema desastre >>> cajón vacío >>> cajón de sastre. ¿Te das cuén, pecadora? Jugando con las palabras, o que soy un paranoico esquizoide. Después…¿Y por qué hay que añadirle algo malo por cojones? Las lilas ya huelen bien, es suficiente. Después sigues y parece que nos estés describiendo cómo se prepara un cóctel, añadiendo los ingredientes. Pero cuando agitas el cóctel y abrimos el cajón, parece que nos haya salido un plato culinario. ¿Te das cuén, pecadora? ¿Que no? “Revoltijo de cansancio y amor con salsa (o aromas) de lilas.” Me gusta la posible expresión “lilas solas que conforman un poema soso pero perfumado”. Quizá a las lilas les pegaba más la melancolía, o la tristeza. Y me ha gustado otro pedazo de frase poética que te has sacado de la manga: “suavemente cae, haciendo un ruido como de arena”, refiriéndote al amor volcado. Qué bonito. Pararé aquí el comentario, pero que conste que me bullen más ideas. “Ideas brutas al vapor con salsa de domingo”.

    1. Sí, chorradas está bien. Lo del desastre iba tal como lo has interpretado y le he añadido algo más a las lilas porque me gusta llenar los cajones o por qué sí, por no estarme callada, principalmente.
      Tus comentarios me encantan, son muy graciosos. ¿Te he respondido en “responder”?

      1. Sí, te responderé que respondiste en responder, así que al llegarme tu respuesta me di por respondido (¿Fue muy lioso?). Va, ahora va la parte del comentario que me guardé. Cuando leí lo de cajones vacíos, refirtiéndote al molde con el que hacer poemas (comida, recetas, monjas de clausura haciendo bizcochos y posts) pensé en el libro El Tercer Ojo, famoso, que escribió el supuesto lama tibetano T. Lobsang Rampa. Te lo recomiendo si no lo has leído, sea verdad o mentira lo que cuenta, es un puntazo de libro. Cuenta que como técnica mnemotécnica, para ejercitar la memoria, los estudiantes de la lamasería se imaginaban que su mente era una inmensa habitación con infinitos cajones vacíos. Mejor dicho, más que su mente, su memoria. En cada cajón podían colocar una información o dato, de forma que de esta manera era fácil acceder a ellos después. Qué fácil, en teoría. En eso pensé. Gracias por el elogio, y no, no escribes chorradas. O por lo menos son chorradas muy ingeniosas y originales.

      2. Creo que lei ese libro hace mucho, hace tanto que ya no me acuerdo. Lo de los cajones de la memoria no me ha servido de mucho en ese caso. Pero me ha apetecido volver a leerlo.

      1. Uyssss muchas gracias 🙂 jajaja la verdad es que no le pongo tabúes a los temas muchos son proposiciones de mis hijos, creo que quieren ponerme dificultades jajaja al final es exteriorizar lo que se siente. Besos.

  2. Me ha gustado. Original forma de hablar de esa sensación tan familiar de cuánto amo la vida y al mismo tiempo qué poco la soporto. Las dualidades. Les pasaba a los románticos, a la generación del 98, a la del 36, les pasa a los progenitores con los hijos, nos pasa a todos por incomprensible que parezca.

  3. “Cada poesía interrumpe el estado habitual, la cotidianidad de la vida —y en eso es igual que el sueño— con el objeto de renovarnos, de mantener siempre vivo en nosotros el mismo sentido de la existencia”, Novalis.

    Al leer a doña Marga, me vino a la mente esta cita, porque tus letras son una agradable pausa en el cansancio que produce la diaria monotonía. ¡Pura poesía todo lo que escribes! Dentro y fuera de los cajones. Con lilas o sin ellas 😉 ¿Y el amor…? ¡Ese lo pongo yo! 😉 AADM.

  4. El orden, la paz y la armonía que el Creador no puso, nos empeñamos en ponerlo nosotros. Como si pudiéramos hacerlo mejor. En el fondo estamos convencidos que el Creador fue un poco lerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s