Amor, ¿eso qué es?

¡Qué asco de día!, se pone el Toni esta mañana sacando la cabeza por la ventana para mirar el cielo.
Hay que sacarla bastante y superar unos cuantos obstáculos, como tres filas de tendederos con sus ropas colgadas, antes de llegar al azul.

Por fin llegó el calorcito, suelta alegremente la Noemi que siempre tiene la palabra injusta. Ella no sabe que al Toni le deprime el buen tiempo y que delante de él no puedes decir buen tiempo sin arriesgarte a entrar en un debate de lo que es malo y es bueno y de la relatividad de las cosas en general. Es un hombre muy partidario de la inclemencia invernal y los chuzos de punta. Dice que es la única manera de tener la calle libre y de mantener a raya al desierto.

A mi en la primavera/verano me dan ganas de enamorarme, me enamoro mucho, me enamoro todo el rato. Me parece que me he enamorado de mi jefe el chino y eso que es de un borde…lápido, lápido, me dice siguiéndome por la tienda. Es muy sádico del trabajo y eso me da morbo. Creo que le gusto yo también a él, pero no me lo sabe manifestar por la cosa del idioma raro que tiene.

El amor no existe, va y dice el Toni metiéndose en la boca una tostada.

Eso sí que me ha sentado mal. Eso y que la tostada que se ha comido fuera la mía, siempre lo hace, qué tío.

A ver, Toni, ¿por qué dices eso, es que no me quieres?, no sé que hacemos juntos en ese caso, le he preguntado con mosqueo.

Entonces ha abierto el libro maldito de donde extrae todas sus teorías y ha leído con la boca llena de pan: “nadie ama a otro, sino que ama lo que de sí hay en él, o lo parece. Nada te pese que no te amen. Sientéte quién eres y eres extranjero”

Pues nosotras tampoco te queremos a ti, guapo. Y si eres extranjero y no tienes permiso de residencia, ya nos estás desalojando el sofa, dice la Noe como si fuera una Donald Trump cualquiera, supongo que para defenderme.

Pero él, a su bola, ha seguido declamando, “estás solo. Nadie lo sabe. Calla y finge. Nada esperes que no este en ti, cada cual consigo mismo lo es todo”.

Luego, al ver mi cara de disgusto lo ha querido arreglar diciéndome que sí, que me quería y que eso es una teoria general del amor que no tiene nada que ver con el nuestro particular y que a mí me pasa lo mismo con él, solo que al revés, aunque yo no lo sepa.

Todo esto he tenido que ir corriendo a contárselo a la Esme, dada la experiencia que los años le otorgan, para que me aconsejara. Pero creo que hoy no era su día. Me la he encontrado con muy mal color, la tez de un amarillo verdoso.

Esme, ¿tú crees en el amor?, le he soltado a modo de saludo para no perder el tiempo.

El amor, el amor, yo qué sé, sí, no, a ratos. Tengo ganas de vomitar, principalmente, he tenido que poner boca abajo el panel con los dibujos de los helados. Es ver esas imagenes degradantes de polos de colores con absurdas formas y se me revuelve el estómago. He soñado que los alfacentaurinos calzaban frigopiés y me pateaban.

Oye, por cierto, me dice arrugando la nariz ¿no me habrás gastado tú una broma de esas típicas pueblerinas consistente en escribirme una carta? , ¿qué va a ser lo siguiente, tirarme al pilón? Qué mala leche tenéis los de pueblo.

Pero que si crees en el amor, Esme, no te desvíes del tema, es que dice el Toni que nadie ama verdaderamente a nadie.

Amamos el amor, lo que sentimos amando. Esa es la respuesta que te da hoy el oráculo de Esmeralda, deja tu donativo en la hucha de los donativos y no seas tacaña. Pero no me hagas mucho caso porque creo que voy a potar. Uf que naúseas.

Anuncios

56 comentarios en “Amor, ¿eso qué es?

  1. Dile al Toni que le de más al coco y menos al libro, aunque frases acertadas tiene. Si no existiéramos nada existiría, ni el amor, por lo tanto es cierto que hay cierto egoísmo en todo lo que hacemos o sentimos. El amor es una energía que a veces falla, como todas. Unas veces se enciende, otras se apaga y alguna otra puede volverse obsoleta. Bicos

    1. Oye, pero los hombres son brutos…¿Cómo que no existe el amor? ¿Y que ganas con ponerle otro nombre a algo que no existe, según tú? Perdona que te dije bruto… Fue una reacción, digamos, algo confianzuda…Pero tu conoces como somos los boricuas… Más bien quise decir, Claro que existe el amor… ¿No te derrites cuando le miras los ojitos a tus hijos? Eso es amor, mi alma… Eso es amor…

      1. Dí que sí, Mel, pero ese es otro amor, creo que el Toni se refería al romántico. Claro que cómo te va a decir a ti, justamente a ti, que eso no existe.

      2. Claro que existe, porque yo lo siento cada día, pero hay mil formas y cada una debería tener una definición más precisa… De todos modos, a mí me gusta a veces hacer de abogado del diablo para crear polémica 😉
        (Y cuando te enfadas, te pones muy guapa, jejejeje)

  2. La gran pregunta, si existe el amor y qué es. Podría enrollarme aquí largo y tendido con mi punto de vista, pero coincido bastante con Icástico. Y en cierta medida con las frases que el Toni se saca del libraco, aunque sean algo frías, duras y cenizas. La persona amada funciona en cierto sentido como un espejo, es verdad. De todas formas, no creo que sea lo mismo amar DE VERDAD que estar enamorado, con la tontería o la caraja, o preso por decirlo así de una dependencia emocional. En este último caso podemos tender a idealizar al otro y deformar la realidad, de hecho vernos a nosotros mismos en el otro. Pero qué bonito es enamorarse, sentir ilusión, soñar. Que no somos máquinas, oye. Ya tiene enjundia enamorarse del jefe chino, eso sí que no lo entiendo. Veo que no solo el alcohol trae resaca: Los polos del kiosco también. Hace bien la Esme de no fiarse del tema mensajito alien en el Calippo. Desde luego el Toni es un tipo difícil de aguantar, yo si fuera su pareja lo mandaba a paseo, creo.

    1. Claro que es bonito enamorarse y bastante involuntario, también. Lo que dices del espejo es cierto, yo sí lo creo, como también estoy de acuerdo con las frases que lee el Toni. Pero también podría sostener todo lo contrario y quedarme tan ancha. No tengo opiniones seguras sobre nada, mucho menos sobre el amor, que es tan escurridizo. El Toni es difícil, mucho, pero irresistible (eso dice Eva).

      1. Por supuesto, opiniones sobre el amor hay mil millones, o sobre cómo podría definirse. Se mezclan ahí muchas cosas. Ha habido etapas de mi vida, y momentos, en que he estado convencidísimo de que el amor no existía, de que todo era un disfraz usado para enmascarar la atracción física o sexual. Sin embargo, siempre he acabado abandonando esta posición, pues los humanos podemos sentir cosas muy hermosas. A la Eva el Toni le parece irresistible…¿A la Eva? Ahí me he perdido. ¿No sería a la Noe?

  3. ¿Ahora te sale el comentario repetido, o has vuelto a escribirlo? Sigues con las dos horas de retraso, cámbialo que es un momentito. Caraja, tontería, atontamiento, pardala, pájara mental, estar apollardao…

  4. Me habré quedado como un fósil para el museo arqueológico, Eva, pero el amor existe, es necesario y hasta es bueno para la salud … y para el alma. Puede no ser correspondido, pero hay amor y aunque no basta es mucho mejor que no haberlo sentido, ni haber sido correspondido.
    Magnífico relato, fresco, cómodo y hasta divertido … una delicia leerte.

  5. Evita linda, claro que existe el amor… Toni, claro que está clavadísimo… ¿O qué hace por acá? ¿No se había ido con las vacas y las hierbas? ¿Volvió? Eso es puro amor. Solo que los hombres son así. No saben decir las cosas como las sienten (algunos, solo los poetas saben). Son literales, digo yo. Le preguntas, ¿Me quieres? Te dicen que sí. Pues sí. NO le busques vueltas, ni cuatro patas. ¿Existe el amor, mi Eva? Es la eterna pregunta. Te dejo unas letras de una canción viejísima de una extraordinaria compositora puertorriqueña.
    “Es vibracion que en el alma comienza, y extiende tanto que ya no se piensa. No se piensa en el deber, ni se piensa en el honor, es el instito creador, pues solo somos dos”, Mi propia versión, Sylvia Rexach.

      1. Pues vibra y vuelvete loca de remate. Los niños son los únicos que entienden el amor romántico. Recuerdas a Romeo? Después que se vuelven hombres de ponen muy analíticos.

  6. Te voy a contar un secreto… Yo descubrí la poesía con un soneto de Lope que empieza asi:

    Desmayarse, atreverse, estar furioso…

    Me gustaría que lo leyera Tony y Esme.

    Pero para mí el amor es todavía más grande. Es algo como sagrado… como la parte de los dioses que tenemos todos (personas, animales, árboles, plantas, cosas). No sé cómo decirlo 😦

    Beso

  7. Pues yo es que en eso del amor tampoco es que sea una experta… no sabría yo posicionarme… 🙂 Pese a todo creo que estoy más cerca de lo que piensa el Oráculo/Esme que de lo que lee el Toni.
    Besazos.

    1. La verdad es que yo tampoco. Que existe es verdad, puesto que nos enamoramos. Y no sé más. Creo que en todas las opiniones que he leído, incluso en la del Toni que, en realidad, es de Fernando Pessoa, hay parte de verdad.

  8. Bajo mi punto de vista, el gran problema de la humanidad es que tenemos la manía de clasificarlo todo y queremos, en la sola palabra “amor” (o en cualquier otra) encerrar un cúmulo de sensaciones, emociones, deseos, obsesiones, necesidades… diferentes y muy, muy individuales e intransferibles y hacer con todo eso un denominador común. Y lo que aún es peor, convencer al que está enfrente de que tiene que seguir las mismas reglas que nosotros y, claro, ¡ya está liada! Si cada uno diera y recibiera de buena fe y en caso de no estar conforme se largara con viento fresco y buscara relaciones más satisfactorias pero sin exigir jamás de los demás cambios, tal vez, solo tal vez, las cosas fueran distintas. Y sí, a veces es difícil romper relaciones, pero todavía es más difícil tener una buena vida amargado con ellas 😉

    1. Claro, porque hay muchos tipos de amores y muchas formas de entender o vivir el amor y no siempre es fácil ponerse de acuerdo o encontrar a otro que piense y sienta como tú. Qué lío al final.

    1. Como verás esto ya no se parece en nada a lo que fue…supongo que ya no te gustará. En fin, son cosas que pasan en el mundo de los blogs. Besos y gracias por pasarte un rato.

  9. El amor simplemente está muy dentro de nosotros. Y siempre busca la forma de expresarse en el exterior. No todo el mundo nos inspira ese amor,¡ será quizás que necesitamos a alguien con una vibración especial!. Sea como sea, cuando dos corazones se unen de verdad, se vuelven uno sin más para toda la eternidad.

  10. Pasión, cariño, afecto, compañía, ayuda, amparo, cobijo, comprensión, amistad y muchas más cosas, mezcladas en muchas combinaciones y tiempos, o por separado pueden ser amor. Así que muchas veces nos confundimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s