¿Qué está pasando aquí?

Voy a entrar, me cuelo. Uf, qué alivio, he llegado antes, todavía no están ellos, los extraños, menos mal. Me refiero a esa familia de okupas que se nos ha colado en el blog, ¿pero quiénes son esos y qué hacen aquí? Que yo sepa no se han presentado. Una niñita, muy mona ella, empezó a contar su vida y, chúpate el perro, nos ha metido al padre, a la madre, a dos tías aragonesas,a las dos abuelas, a los cinco hermanos, a un primo tonto y, por si fuera poco, a las vecinas de arriba y de abajo.

Pero, ¿qué es esto?, si ni siquiera se han presentado, que digan su nombre al menos y así sabremos a quién dirigirnos. Para mí que se apellidan Fernández. Me estoy agobiando, os lo digo de verdad, y llamo a Eva para pedirle explicaciones y me manda por toda respuests el icono cara sonriente y la berenjena. Ayer a última hora también el calabacín. ¿Qué hago?, ¿pisto?

Porque digo yo, alguien que entre nuevo aquí, vaya al “sobre mí” y lea “me llamo Eva y me he puesto de empleada doméstica porque bla, bla, bla” y diga, ah, mira, el blog de una chacha, qué gracioso, me quedo. Y se quede y lea y vea que la que narra es una niña o, mejor dicho, una mujer que recuerda su infancia ¿qué pensará, que la que escribe es una niña chacha, lo cual es ilegal, o una chacha que recuerda cuando era niña? Me estoy liando.

Si la familia se va a quedar definitivamente, que la persona que administra el grupo, que ya empiezo a pensar que no es Eva, lo diga claramente y le cambie el nombre al blog. Así en el “sobre mi” que escriba, por ejemplo: ” soy una pesada y os voy a contar mi infancia hasta que me canse, lo deje a medias y luego os cuente otra cosa que me divierta más.” Porque eso es exactamente lo que está haciendo con nosotros, dejarnos tirados, qué perfidia.

Tengo pena. Pena por Eva, tan maja ella y acallada de golpe por la maligna en la sombra. Pena del Toni al que ha dejado filosofando en un sofá, de la Patricia llorando tras la puerta sin que nadie sepa por qué, del Jacobín haciéndose preguntas sin respuesta, de mí, Esmeralda y de los de Alpha Centauri. Bueno, de esos no, que dejan las cartas a medias.

Y la culpa de todo, ¿quién la tiene, acaso doña Marga la centenaria? Creo que ni siquiera ella es culpable. Porque también sospecho que estas historias no proceden de sus cuadernos, por mucho que debajo ponga el DM de marras para disimular. No termina de ser su estilo. Sí, pero no. Y no me cuadran las fechas, pero si esto nuevo parece “yo también fui a EGB” pero en cansino, no me digas.

Me gustaría saber qué va a pasar y creo que lo sé: nada. La familia okupa seguirá campando a sus anchas y nos sepultarán y nadie hablará de nosotros cuando hayamos muerto. Sí, ya, es el título de una peli, lo sé. Odio a los Fernández o como se llamen. Pero a mí no me desalojan tan fácilmente, ni a mí ni a los demás. No nos moverán. Que nos manden a los anti-disturbios, si se atreven. Me voy que oigo pasos. Seguiremos en contacto, estamos aquí, debajo de el familión. Adiós.

Anuncios

35 comentarios en “¿Qué está pasando aquí?

  1. Esme, perdona, creo que un poco celosa estás. Mira, después de esta rajada sobran las presentaciones, has aclarado muchas cosas a lo tonto. A lo mejor Eva decidió introducir un elemento nuevo, algo que nos haga pensar que hachearon su blog y suplantaron su personalidad y le da descanso a la chacha y no deja de tener su aquel. A mí también se me da por hacer cosas raras últimamente en el blog. Tú tranquila, estoy seguro de que vas a seguir en plantilla. Un beso,

    1. Me doy por satisfecha si algo he aclarado. Ya he visto tus experimentos, a mí me están gustando mucho, es que si no probamos cosas nuevas nos aburrimos, somos culos inquietos.

  2. Aquí una okupa??? Somos nosotros los okupas??? Aquí hay un lío muy gordo. Yo propongo que la Esme le pregunte a los Alfacentauri o que te eche las cartas, a ver si te aclaras 😛
    Besos

  3. Yo también empiezo a liarme un poquito…Como soy medio tonto, tuve que leer dos veces y también gracias a icástico vi la luz: Quien habla es la Esme, claro, que está más picada que un ajo. Es verdad, cúanta confusión y cúanta gente, pero la titular del blog puede hacer lo que le rote. A ver, a riesgo de que la Esme no es chacha, lanzo la idea de llamar al blog “Juego de Chachas”, y lo digo por esa pugna a muerte que parece estarse librando. Otra opción sería “El blog de las personalidades múltiples”. A mí me gustan esos okupas y esos recuerdos de infancia, así que la Esme a chupar el perro -me reafirmo- y a pedir turno para aparecer, como en el super o el ambulatorio. Y por cierto, ya apunté yo extrañas significaciones con el icono de la berenjena…

    1. Eso os pasa por no haber leído esta apasionante historia desde sus inicios. La Esme, a su manera, se está despidiendo. Y con ella los demás que la acompañaban. Me da pena, llevaba mucho tiempo con ellos. Desde luego, el blog de las personalidades múltiples estaría muy bien puesto pero no le voy a cambiar el nombre, de momento, por si me arrepiento y vuelven.

      1. Es verdad, me incorporé hace poco a este blog y me he perdido más de la mitad de la misa. Así que la Esme se está despidiendo…o quizá. Podría tener ya ticket en ese platillo volante de los alfacentaurenses, y lo que es más, haberse echado un novio guiri, pero guiri guiri de verdad (de las estrellas, vamos). ¿No lo has pensado? Bueno, la vida es un constante devenir, si tiene que desaparecer pues vale, pero no desaparezcas tú. Estás en pleno torbellino creativo, o crisis (no sé), pero yo creo que seguirán saliendo el Toni y compañía.

      2. No, yo todavía me quedo un rato, ¡guiri de las estrellas!, qué romántico final para la Esme. Gracias por seguirme el rollo aún sin saber muy bien de qué hablaba, jajaja, no importa. Me ha gustado lo del devenir, es verdad, así es, en la vida y en estos micromundos también. Besos.

  4. Aunque suene a antiguo diré que em encantan esos oKupas, Eva … ¿Tú crees que son reales? Yo cierro los ojos para verlos y me encantan, son gente más real que la propia sangre del herido, que la que se derrama pòr amor en un cuaderno cuando es el alma la que siente. Buena gente. Suerte con ellos.
    Feliz noche.

    1. Son bastante reales, Enrique. Algunos más que otros y ligeramente modificados. Me alegra mucho que te gusten porque se van a quedar un rato. Te mandan besos todos ellos y gracias por rebloguear.

      1. ¡Está encantado de conocerse!. Le veo más viviendo en plena naturaleza, tendría mucho público animal a los que soltarles sus reflexiones. Bs

  5. Pues mira, Esme, a mí me da igual que se llamen Fernández, Sánchez o Anchorena‎ pero me encantan sus historias y me da igual cómo se llame el blog y ni compares, ¡¡esto es mil veces mejor que la EGB esa!! 🙂

    1. No, si ya sabía yo que los Fernández o como quieran llamarse me iban a fastidiar. Pues nada, les haremos un hueco en el sofá del blog, que no se diga que la Esme no es hospitalaria. Qué remedio. Muchos besos de parte de Eva y de doña Marga, que te quieren, dicen.

  6. A mi el blog me encanta como está. Me parece divertido, variado, espléndido. De vez en cuando me confundo. Pero si hay alguien inventando algo, sé que es la Esme. Si son historias hermosas, sé que son los cuadernos de Doña Marga. Si son cosas de Toni, de Noelia, de la Pato, de Jacobín, cosas de chacha, o algunas reflexiones increíbles, pues sé que eres tu. ¿Cuál es el problema? Me encanta, me encanta y me encanta….

  7. Jo, pues a mi me da pena despedirme de la Esme… pero también me encantan los nuevos. Aún así se me va a hacer raro no leer de vez en cuando sus ocurrencias, esas locuras suyas con poso de realidad… Espero que sea un hasta luego 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s