Día: 15 julio, 2016

Hora de las noticias

A la acacia de mi ventana se ha venido a vivir un grillo. No debe de andar muy bien de presupuesto para haber elegido precisamente ese árbol de entre todos los posibles. La acacia, pobre mujer, está un poco torcida y tiene el tronco flaco y renegrido de contaminación. Lo que sí hay que reconocerle es lo bien que mueve las hojas, como si susurrara una canción muy suave, de esas que hacen soñar.

El grillo tiene la voz grave y potente, de locutor de radio, y en cuanto se mete el sol y salen a volar enloquecidos los vencejos, se pone con las noticias. Ni idea de lo que cuenta, es lo bueno que tiene no entender su lenguaje, pero seguro que no son tan sórdidas ni catastróficas como las de verdad. Por eso he decidido apagar la tele y escucharle a él.

Me asomo a la ventana y ,si hay suerte, la acacia canta bajito, el grillo cuenta con su vozarrón rasposo noticias indoloras, el sol se esconde derramándose antes por cielo, cristales y tejados, se asoma media luna por la izquierda, una estrella muy tímida justo enfrente y  dos murciélagos pequeños salen a cenar, buscando mesa atolondrados.

Si no supiera nada más, si acabara de llegar, me gustaría mucho el mundo y la hora de las noticias.

(Cuaderno de DM)