Día: 25 julio, 2016

Avance de temporada

Está rara la ciudad en un día de fiesta de verano. Hay tanto silencio que resulta inquietante. Maravilloso pero extraño. A mi casa le suenan las tripas, le crujen las articulaciones.

Está rara esa luna diurna comida por arriba, como una bola de helado derretida por el sol.

Raro el patio del colegio vacío de niños, dos urracas desorientadas buscando a tristes picotazos los restos de meriendas.

Raras esas cuatro hojas amarillas dentro de la copa verde de la acacia, avanzadilla de un todavía muy lejano otoño.

Parece una ciudad en rebajas llena de restos devaluados, una ciudad en la que el tiempo ha aprovechado las ausencias para enredar como suele. Y ya ha colocado en un mostrador esa mínima novedad de muestra, con un cartel que anuncia: nueva temporada.

(Cuaderno de DM)

Anuncios