Primicia literaria

Hola, seres de la globosfera, algunos amigos y otros no tanto. He vuelto tal y como prometí y tengo algo que comunicaros, ¿a que parezco una profeta? Pues no, no tengo nada que profetizar excepto que mañana va a hacer calor. No bebáis agua, no sabe a nada, y salid a correr ataviados con mallas negras de escasa transpiración, a eso de las cinco, con la fresca.(No pierdo la esperanza de que alguno palme, somos muchos seres humanos abarrotando el planeta y esto va a estallar, como el obús aquel).

Lo que quería comunicar, a modo de primicia veraniega, es que ya tengo mi segunda novela. Sí, qué alegría os acabo de dar, lo sé. La primera pasó sin pena ni gloria, tengo que admitirlo, pero fue por falta de un título interesante. Solo se llamaba “Novela de Esme” y claro, así no me comí un colín. Con esta va a ser distinto, tengo experiencia. La he titulado, “El sexo en los tiempos del pánico”, no es plagio de nada aunque pueda parecerlo, ya lo tenía pensado desde mucho antes que el señor Gabriel. Dudé si llamarla mejor “El sexo en los tiempos de Pokemon go” pero lo he descartado, es un título que va a envejecer mal porque esa moda pasará, como pasan todas. Yo aspiro al clasicismo, no me gusta ser de usar y tirar, mira tú.

El pánico, como su compañero el sexo, (compañero en mi novela, se entiende) siempre estará de actualidad, no hay más que leer las noticias y empezar a temblar del terror. Estas son unas palabras escogidas al azar de un periódico de hoy, “amenaza que se cierne, ataque terrorista, serie de actos violentos, despliegue policial, guerra, corrupción, conflictos sociales”, podría seguir pero no tengo tan mal gusto.

En su interior, en el de la novela, digo, puede que no haya ni sexo ni pánico, solo en las tres primeras páginas que empiezan de lo más tórridas y violentas, y sí unas cuantas faltas de ortografía pero ¿y qué?, ¿acaso alguien se la va a leer hasta el final? Es una pregunta retórica, no quiero saber la verdad.

Si me he puesto a escribir es porque la vida en el zulo me resulta insoportable, yo soy una mujer de acción y ese enclaustramiento en compañía del Toni (qué mal me cae), el Jacobín (qué plastas son los niños), Eva (todo el día contenta, es insufrible), Patricia (es tan pija que la mataría) y doña Marga (no digo nada que incomprensiblemente tiene muchos fans) es la peor de las torturas. Ya sé que muchos no sabéis de quién leches hablo, da igual, eso no es lo esencial.

Lo esencial es que compréis mi novela, os va a encantar, os lo aseguro, vais a quedar abducidos desde la primera línea hasta la quinta más o menos, ¿para qué más? No va a ser todo leer en esta vida.Y una vez comprada, no antes, salid y que os dé el aire, a las cuatro o cinco, es la hora buena, mejor si es corriendo en vez de andando. Y si estáis en la playa y hay bandera roja, ni caso, la ponen de adorno, al agua. En la piscina lo mismo, de cabeza por donde no cubre o por donde cubre si no sabéis nadar. Son consejillos que os ofrezco de forma gratuita para evitaros las penurias de la vejez.

Me voy, tengo que seguir con mis misivas al espacio exterior y no quiero risitas, qué gente más descreída y más provinciana, como si estuviéramos solos en el Universo, garrulos sois, de verdad. Ya me reiré yo de vosotros cuando esté cómodamente instalada en Alfa Centauri y observe desde las alturas o bajuras, qué sé yo cómo será eso, vuestra lamentable existencia terrenal.

Se aproxima por el pasillo la asesina de personajes, huyo, qué chasco se va a llevar cuando compruebe ingratamente que la entrada de hoy ya se la ha escrito otro, otra, para ser más exactos. Nos ha matado mal, sin finiquitarnos del todo, y estas son las consecuencias. Para que aprenda.

Anuncios

46 comentarios en “Primicia literaria

  1. Se agradece saber de los personajes. Aunque sólo sea de Esme.
    Pero lo que más me ha gustado es la referencia a Obús.
    (Lo siento, Esme, tú has puesto toda la carne en el asador. Asalte usted un blog para esto.)

    1. Dice la asesina que para después del verano nos va a resucitar. No sé, es poco de fíar pero algo le he oído comentar hablando sola en su cocina. A mí me gustaba Obús, qué quieres que te diga, una es “asina”, como decía tu abuela. Para que veas la memoria que tiene la Esme.

  2. 😀 😀 😀 😀 Por un segundo, al leer en mi mail en diagonal tu entrada (¡maldita gilipollez eso de leer “en diagonal”) , y ver las palabras “mi segunda novela” se me ha acelerado el corazón… «¡¡Compro, compro, compro!! ¿Dónde está?, ¿dónde está?» Luego, ya en tu blog, leyendo con más detenimiento he visto que era la novela de Esme 😀 😀 😀
    Esme, en cuanto a ti,el contenido no sé yo cómo saldría, pero el título lo has bordado, creo que sería récord de ventas. Estoy pensando seriamente en ofrecerme para ser tu representante, aquí o en Alfa Centauri. Estoy dispuesta a viajar 😉

    1. Tú ve a lo seguro y compra la mía, que es la buena. Además, la asesina a ti te la va a regalar, caso de que algún día salga del blog y la escriba. Te acepto como representanta. Ya hablaremos de ir abriendo mercados fuera de la Tierra. Preveo éxitos sin par.

      1. Pues que no se te olvide de enviarme los pliegos antes de enviarlos a la imprenta, que como lectora cero te puedo echar un cable con las faltas y las incongruencias (si las hubiera o hubiese) ¡¡Con lo que me gusta a mí ir a la caza del gazapo!! 😀 😀 😀 😀

      2. Antes de empezar, voy a hacerme las tarjetas y el cartelito para poner en la puerta de mi despacho… ‘Correctoranta y Representanta de la Esme trabajando. No molestar’ 😀 Ya si eso, de cara a septiembre nos reunimos, que si no hay reuniones, la cosa no parece seria.

  3. Esa novela va a ser la de Dios. Te aconsejo que adjuntes manual de consejillos de regalo. De venta en quioscos y librerías. No me quiero perder la de ahogos, ataques al corazón y cráneos partidos en las piscinas de España y América latina. Es una publicidad genial. Vas a hacer historia Esme, ríete del Pokemón. Cuando vaya a Madrid me lo vas a dedicar.
    Besos

    1. Veo que confías en mí, solo por eso compartiré contigo parte de mis beneficios. Con ese dinero podrás vivir sin trabajar y serás la envidia de toda Viena o de donde quiera que estés.

      1. Ahora no te eches atrás, cobarde. Eres tú quien ha propuesto que se partan los piños y se infarten… Podemos escapar juntas a Alfa Centaurus. Seremos felices, te lo prometo, Esme. Te seré fiel hasta la muerte. Si quieres hasta me meto a monja , seguro que en Alfa Centaurus los conventos son Sodoma y Gomorra. Estoy deseando aterrizar allí de tu mano 😉

  4. ¡Un momento! Antes de comprar tu superfabulosa novela necesito saber algunas cosas:
    a) ¿Que tanta influencia tuvieron los arturianos en el desarrollo del texto?
    b) Cuando mencionaste que seríamos abducidos es retorico ¿Verdad?
    c) ¿Que tan explícito es el sexo?
    d) ¿El libro tiene tapa de grafeno?

    Quedo a tus órdenes, una vez respondido esto yo personalmente llevaré tu novela al otro lado del charco, aunque ambos sabemos que no te agrada la gente de este continente.

    1. Que va a ser retórico, abducidos, abducidísimos. Grafeno, por supuesto. Explícito, mucho y también implícito.
      Y, oye, que yo no tengo manía a los de tu continente, al contrario. Solo al que toca cielito lindo con el acordeón, a ese sí. Te mando un libro de regalo para que veas, te lo llevará un dron.

      1. Gracias por el regalo, amiga. Las cosas que están pasando son muy serias. Por eso ya no miro las noticias. Si un rayo ha de partirme, mejor no saberlo.

  5. Se me plantean algunas incógnitas o más bien alguna disyuntiva: practicar el título en lugar de comprar el libro aunque el pánico llegará con el intento de lectura o comenzar comprando el libro, uno o varios ejemplares, confiando en que palme pronto su autora y se revalorice “a título póstumo” y sacar más provecho con la reventa que con la lectura. Qué me recomendáis?

  6. Lo de título lo ha acertado Esme cien por cien. El liderazgo rotundo en todas la áreas de arte, literatura editada y virtual lo tienen los que son de tetas ,culos y penes. Ni un autor respetable, no digo de los novatos, alcanzará el exito sin escenas de sexo. Mezclado con pánico..fenomenal

      1. Cada tiempo requiere sus trucos de marqueting… hay que adaptarse. En buen sentido de palabra. Pero no creo que somos las dos seamos vuenas vendedoras…jajajaja. Con mucho respeto.

  7. Hasta crees que aguantaré a la quinta línea, no hombre lo leeré hasta el final o mejor dicho, soy de las que lee el final para ver si me convenzo de que no perderé mi tiempo 😛

    Beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s