Gracias a la loca

Muy buenos días o buenas tardes o noches o lo que corresponda cuando me estéis leyendo, si es que me estáis leyendo. Ya sé yo que algunos reparten “me gusta” como el que da de comer a las gallinas, de verdad si es que…allá cada cual con sus costumbres. No he venido aquí a criticar, bueno sí, también, pero principalmente he venido a agradecer. Por cierto, soy Esmeralda, esa mujer tan simpática a la par que bellísima. Y nada de agregarme el “para su edad”. Bellísima a secas y acabemos con las coletillas.

Sí, esa que tenía un quiosco en el parque del Retiro desde donde pensaba cambiar el mundo y a ella misma y que luego resultó ser un personaje inventado por una loca desde su cocina. Qué chasco, con lo real que me creía yo. A lo mejor vosotros también sois personajes y no lo sabéis. Ahí lo dejo como tema de meditación para lo que queda de verano.

Si acaso no os enteráis de nada os aconsejo que empecéis a leer el blog desde su prehistoria y así sabréis de qué hablo. Que lo llevo claro, me lo temía. Pues yo a lo mío. Decía en el párrafo anterior, tengo una tendencia al desvarío que es de hacérmelo mirar, decía que quería dar las gracias. Y sí, quiero. Gracias a la loca, mira por dónde, porque debido a que me ha congelado o semi matado, me he librado de las vacaciones en familia y del mes de agosto en el apartamento. No quepo en mí de gozo y entono cada cinco minutos el Aleluya, el Gloria y todos los cánticos de alabanza y jolgorio que me sé.

Vosotros no sabéis lo que era eso. Y si acaso tenéis la desgracia de saberlo me entenderéis a la perefección. Vacaciones lo llama algún desequilibrado, ja, ríome por no llorar. Lavadoras a tutiplén, amontonamiento familiar, adolescentes descontrolados (más), sartenes que se pegan (eso es así, todas las sartenes de los apartamentos de alquiler se pegan), colas en los supermercados, calor, vecinos que roncan a través del tabique, niños ajenos que lloran, orquestas que suenan y resuenan, petardos que estallan de madrugada y convivencia extrema que deja corto cualquier deporte de riesgo que os queráis imaginar. El infierno (pagado, para colmo) en la tierra. Todos los años deseaba contraer alguna enfermedad, leve y sin mucho sufrimiento, no nos pasemos, para ser ingresada en un hospital y librarme así de la plaga agosteña.

Pues por eso estoy tan contenta y tan agradecida. Ya sé que en el zulo está el Toni hablando sin cesar del cambio climático y de la destrucción de todo y todos. Como el que oye llover aunque, según él, precisamente llover es lo que ya no vamos a oír nunca más como esto siga así. Ya sé que es una vida rara y sin alicientes pero, ¿y qué?, os aseguro que las vacaciones en familia son mucho peores. Tengo tiempo para pensar y se me han ocurrido varias ideas, todas ellas geniales como no podía ser de otra manera (frase oída a los tertulianos que odio especialmente, a los tertulianos también los odio) que pienso poner en práctica en septiembre.

Solo os avanzo que el grafeno está implicado en casi todos mis proyectos de manera tangencial, sea eso lo que sea, pero ahí está. Tampoco sé por qué tengo esa obsesión con el grafeno pero el caso es que la tengo. Y dicho todo esto, que dudo mucho que nadie se haya leído hasta el final ni hasta la mitad si me apuras, no me apuréis, por favor, me vuelvo al zulo donde se está muy fresco, otra ventaja añadida, antes de que vuelva la demente de mi creadora. A ella si le esperan unas entrañables vacaciones en compañía de los suyos. Que se jorobe. Adiós.

Anuncios

39 comentarios en “Gracias a la loca

  1. Esme, te he leído hasta el final, como no podía ser de otra manera, jajaja, también la odio y su impulsor fue el glorioso Mariano, pero él la pone en condicional “como no podría ser…” Quizás por eso detesto esta frase, porque detesto al padre putativo. En fin Esme, totalmente de acuerdo con la pesadilla de las vacaciones, procuro escapar de las masas e ir a destinos más desinfectados. Acabo de llegar de Irlanda y te digo que es un paraíso. Mi hija, que vive allí, me hizo un tour por la península de Dingle y el Anillo de Kerry que flipé. Pero ya escribiré una entrada sobre eso, más que nada como agradecimiento inmenso a una excelente cicerone, además de hija.
    Yo, como tú, estoy muy interesado en el desarrollo del grafeno y sus utilidades, es tremendo, no pesa y le da mil vueltas al acero, a ver si contribuye a eliminar la explotación infantil en las minas, etc, ya que su materia prima se encuentra en todos los paises, creo. Felices vacaciones.

    1. Lo que faltaba, encima tiene denominación de origen mariana la frasecita, ya decía yo que me repateaba especialmente…

      Me alegro de que lo hayas pasado tan bien y en tan buena compañía. No conozco Irlanda, tiene que parecerse un poco a tu tierra gallega pero más plana, ¿o he dicho una tontería propia de tertuliana?

      Ahora me gusta más el grafeno después de lo que me acabas de contar.

      Besos, Antonio.

      1. No has dicho ninguna tontería. Conste que ni Galicia ni Irlanda se caracterizan por sus montañas (no sé a partir de cuantos metros de altura pasa un promontorio a tener esa denominación), pero hay contrastes preciosos. Tiene parecido por sus raíces celtas, una cultura musical parecida, etc.
        El grafeno está destinado a ser el sustituto del Coltan en las baterías de nuestros artilugios tecnológicos porque es un conductor excelente y dura mucho más, otra cosa es que, como siempre, interesa a los clanes mafiosos que estas cosas cambien, pero desde luego desaparecería la esclavitud y muerte en las minas del Congo (principalmente)

    2. Has vuelto. Pues Luís Enrique también suelta mucho esa frase. No me desagrada en especial, otra tantas de esas expresiones hechas. Si el padre putativo es ése, pues vale. No pienso en Rajoy, sólo lo justo y obligado por los medios. Pienso ahora, y pienso “que le den”. A él, a Sánchez y a todo el patético circo político patrio.

      1. Si he vuelto pero como si nada, los veranos aquí son complicados por las visitas familiares; cuando no son unos son otros y de arriba para abajo todo el día, no te extrañe que sueñe con septiembre. Saludos

  2. Tuviste que llamar a la ambulancia o no llego el aceite al fuego? Cómo sabes que en tu casa las sartenes no se pegan cuando no las estas mirando? hay sartenes en estado de bronca permanente.

    PD. Qué bonitas son las vacaciones!! 🙂

  3. Estos arranques pirandellianos me tronchan. Y la caricatura vacacional también (no sé si es caricatura o naturalismo, la verdad… ¿como era eso de “las vacaciones bien o en familia?”?)- Yo empiezo con ellas en pocos días. Hoy estoy muy contenta porque es mi último día de trabajo, pero cuando pienso en el apartamento, la convivencia extrema, las lavadoras, y demás, tengo que hacer ejercicios respiratorios 🙂

    1. Yo también hago muchas respiraciones profundas, voy a acabar hiperventilando, jajaja.

      Bah, la Esme es muy exagerada, lo pasaremos bien o, por lo menos a ratos.

      Felices vacaciones, Patricia.

      Un besazo (me gustó mucho tu relato del otro día)

  4. Esme, yo te he leído (de abajo arriba y de arriba abajo) y hasta he leído entre lineas y si escribo “me gusta” que quieres que haga si me gusta, si no me gusta no digo me gusta, digo otra cosa.
    Me alegra saber que te libraste de ir de vacaciones con la loca, feliz de ti.
    ¿Que mierda es el grafeno? Si me explicas que es también yo podría obsesionarme y así tu y yo seriamos dos obsesos, o accesos o como quieras tú. En espera de tus letras me despido con un beso,

    1. Gracias, Chaly, eres todo un caballero como siempre sospeché.

      El grafeno es un nuevo material con muchas propiedades maravillosas que va a revolucionar….pues no lo sé exactamente, ahí está la wikipedia para las dudas, pero mucho va a revolucionar. Ya verás como en cuanto lo conozcas caes rendido a sus pies.

      Besos.

  5. No puedo irme a la prehistoria que de allí vengo, y sabiéndote olvidada en el cajón de los recuerdo, te tengo siempre presente, deseando que septiembre le de a la loca por sentir que de nuevo necesita verte

  6. Ji ji ji Me gusta. Me gusta. Me gusta.Me gusta cuando callas porque estás como ausente Jaaaarl creo que esto no es mio jiji. Qué protestona es esta Esme. Espero que venga menos tensa de las vacaciones. Tiene que ….. más y ….. menos. Lo escrito sobre los puntos se lo dejo a una de mis escritoras favoritas. O sea tú. Besos

  7. Si es que eres una bestia corrupia escribiendo….(lo siento, ya se te quedó para siempre). En realidad salen aquí dos bestias corrupias: Tú misma y la Esme. Muy bueno lo de repartir likes como el que da de comer a las gallinas. Pero qué gracia, yo es algo que en realidad utilizo bastante poco, en artículos casi nunca lo hago, y en realidad prefiero mil veces comentar, o que te comenten, creo que es ahí donde se ve el verdadero aprecio de la gente. En fin. Muy de acuerdo en muchas cosas. El retrato cómico y ácido de las vacaciones con multitud de gente o en familia…yo huyo de eso, hace años que no…Las sartenes, creo que llevas mucha razón con los apartamentos de alquiler. No me gusta que la Esme te llame loca, para nada. Mejor divertida y con mucha inventiva. Pues que vuelva la Esme, que se la echa a faltar, hasta me despierta algo de morbo -ya sale mi lado gamberro-. Me ha gustado, ahora no sé a quién me dirijo, pero no le daré al like, sabes -sabéis- que nunca lo hago. Ah, el grafeno, es verdad, material del futuro, superconductor creo, es algo alucinante que va a revolucionar muchas cosas.

    1. A ti desde luego no te puedo acusar de no leer, eres un fiero corrupio leyendo y comentando 😉
      ¿Morbo la Esme? Claro, como va diciendo que es bellísima…no sabe nada.
      De las vacaciones familiares prefiero ni hablar que me entra la angustia existencial.
      Y del grafeno, muy buen material, sí, pero eso también es cosa de la Esme.
      Besos míos y suyos, a pares, hala.

  8. Esme, que dicen las gallinas que no muerdas la mano que las alimenta, que si les quieren dar de comer, pues que les den ¡faltaría más! 😀 😀 😀 Feliz descanso veraniego, que lo tienes más que merecido. ¡Besos! 😉

  9. Jajajaja… Hay que desaparecer del bullicio. Yo me voy con mi esposito de vacaciones y envío las fotos, pero por nada del mundo me voy con la familia. Eso no son vacaciones, eso es tortura china.

  10. En relación con la belleza de Esmeralda, siempre he pensado que las mujeres más bellas que he conocido lo eran por ser mujeres maduras. Bellezas llenas de rasgos, de perfecciones conseguidas por los años, de expresiones inusuales y, tan intuitivas, que parecía que sabían siempre lo que estabas pensando. (Un ánimo, de mi parte, para la Esme).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s