Jugando a las casitas

Elige, Eva, me suelta la Esme esta mañana, ¿a qué colección te apuntas? Mira, tengo esta de carros de combate de la segunda guerra mundial y esta otra de plumas de escribir. Te veo más de la de las plumas, te advierto que rinden homenaje a los grandes personajes de la historia, claro que los carros de combate son emblemáticos, está difícil la decisión. Yo ya tengo la mía, es preciosa, una casita de muñecas victoriana, se trata de una vivienda elegante y cálida, toda ella con maderas nobles y tejidos envolventes. En la entrega de la próxima semana me entran los juguetes del bebé y el menaje de cocina. Estoy que vivo sin vivir en mí.

No he sabido qué contestar, la verdad, qué mujer más desconcertante. Como me he quedado callada mirando al aire se ha enfadado, qué mal carácter se gasta.

¿Y qué pasa,alelada, que no me vas a decir nada?, que sepas que en la colección de plumas están el modelo de la que usaba Napoleón Bonaparte, la de Sthendal o la de Modigliani, tú verás. Cómo saben ellos que esos mendas tenían esas plumas ya es otro cantar pero no le vamos a poner pegas a todo porque entonces…

Ahí ya sí he reaccionado. Esme, guapa, le he dicho, no me das el tipo de persona que colecciona fascículos ni miniaturas ni nada y mucho menos que juega a las casitas de muñecas victorianas o lo que sea. Tú eres una gran emprendedora y yo venía con un lunes muy malo puesto y con la esperanza de que con una de tus ideas despejaras mi horizonte de rutinas. Es que estoy de la aspiradora, la plancha y el trapo del polvo…y además se me multiplican las tareas pero el sueldo sigue igual. Necesito emprender.

He notado cierto brillo en sus ojos pero nada, como esas bombillas que sí pero que no y al final se funden, estaba imposible, algo raro le sucede.

Pues había pensado apuntarme a minería de asteroides, mira tú por dónde, pero he decidido finalmente tirarme al coleccionismo. Total, esa me va a pisar con su zapato y ya estoy oyendo el crack. Y si no es ella será el Kim Jong-Un con sus lanzamientos. Nos vamos a ir todos al carajo así que voy a jugar con mi casita. Aquí pongo al papá, sentado en su sillón, a su lado a la mamá, al bebé en la cuna, al niño jugando a la consola. La casita es victoriana pero ellos, no. Ellos son de nuestro tiempo, mañana se pelean y se separan porque me da la gana.

Esme, estás un poco desagradable y además hablas todo el tiempo de una tal esa que no sé quién es.

Ni falta que te hace, tú sigue a la tuya pero no te esfuerces demasiado en casa de la Patricia, quita el polvo por encima, pero que muy por encima y solo hasta donde te llegue el brazo y debajo de la cama ni se te ocurra pasar la aspiradora, bueno, que esos consejos no te hacen falta, si ya eres muy chapucera. Y vive feliz, Eva, lee, amaos tú y el Toni, si eso es lo que te gusta, que ya son ganas, pasea,come sin control y pasa de todo porque todo también pasa de ti y ahora mismo y con urgencia sácale a la niña la corteza de árbol de la boca que se va a ahogar.

Qué susto, es verdad, como en el parque no hay paredes, la Morganina se ha lanzado a catar el arbolado. A mí es que lo de las colecciones no me llama la atención y no sé porque me dice tanto que sea feliz, que lo mismo da todo, que nada importa nada. Madre mía qué nihilismo. Será el lunes o yo qué sé lo que será. Ahí la he dejado hablando sola con los habitantes miniaturizados de la casa de muñecas, les estaría dando los papeles del divorcio o algo así. Y luego , cuando ya me estaba alejando, me ha gritado muy ordinariamente, Evaaaaa, Evaaaa, meloncia,no has elegido, también tengo una de camiones de antaño, ¿te la guardo?

Anuncios

43 comentarios en “Jugando a las casitas

    1. Pedí una a los Reyes durante muchos años y jamás me la trajeron, debo de tener algún trauma con eso.
      Me gustan para mirarlas en el escaparate de una tienda pero no para tenerlas , soy anti cosas, me sobra todo y bastante trabajo me da ya mi propia “casita” tamaño real como para añadir más. Pero son bonitas, eso te lo admito.

      1. Yo empiezo ahora a superar lo de guardarlo todo. Antes me sabía mal tirar, pero cuando has tenido que vaciar algunas casas de recuerdos, piensas… ¿y qué harán cuando yo ya no esté con las cosas que tanto amo y para ellos solo serán “trastos”? 😦

  1. Pues no está mal del todo el consejo de la Esme para Eva, la verdad. Nos lo podríamos aplicar todos… Pero al mismo tiempo, Paloma, el hecho de que sepa de ti a Esme le está arruinando la vida :-). Ánimo con la semana!

    1. El consejo es bueno, hay que admitirlo. Y ya le voy a dar el olvido a Esme para que no sufra tanto y se deje de coleccionables. En breve perderá la memoria.

      Gracias por los ánimos, se me está haciendo un poco pesada la vuelta a todo en general.

      Lo mismo para ti 🙂

  2. Los coleccionables, me encantan y me río de mi misma por eso mismo. Te presentan el coche en miniatura ya terminado, para que te enamores de él, para que lo desees y cuando ya te tienen enganchada, te dicen que en el primer fascículo te dan el pomo de la puerta, “amos que…”, tela marinera. Lo peor de todo es que vas y lo compras. En fin, yo estaría como la Esme, eligiendo coleccionable.

  3. Nunca me ha dado por hacer colecciones. Aunque hubo un año en que me dio por calcular cuánto costaban las colecciones completas y OMG… Tengo que idear un coleccionable para vender porque eso es un negocio de padre y señor mío.

    Besotes!!!

      1. Tuve uno auténtico (me lo trajeron de la extinta urss) y lo regalé. Tengo otro que me encontré que creo q también es pero no me quiero gastar la pasta para confirmarlo… puede que sea una caca se vaca chamuscada pero me hace ilu 😉

  4. En casa ha entrado la colección de la Liga de Futbol. Dos, porque claro, dos niños, dos álbumes y estoy de pegatinas hasta el moño.

    Es que vienen hasta los de Segunda División. Con esos nombres extranjeros tan raros no sé ni cómo leérselos, eso sí, estoy haciendo un master en escudos de los equipos.

    Ya me han dicho que luego en el cole hay intercambios con los repes pero que son los padres los que “trapichean” porque estos peques con 5 añitos se enteran regular de cómo va esto.

    Dios mío para lo que estoy quedando!.

    Igual la Esme tiene enchufe y me puede conseguir los que nos faltan y acabamos en un pis pas porque la Liga acaba a finales de mayo y puede ser muy, muy duro, aguantar la colección hasta entonces.

    Un besito

      1. Ains es que tengo mucho pendiente.. Ya ves que te estoy comentando una entrada antigua jaja. Poco a poco me voy poniendo al día.
        Y si.. Metemos dinosaurios y bichos varios, pero mola!

  5. Cada vez que se inicia un año aparecen colecciones. Parece que los fabricantes asocian ese inicio anual del tiempo con el inicio del coleccionismo. Como si todos, dispuestos a ordenar nuestras vidas con el año nuevo, nos sintiéramos más ordenados coleccionando algo, además de años.
    Por experiencia, he visto que algunos amigos, que se hicieron coleccionistas de chicos, han terminado por ser ricos y es que, seguramente, su afición se extendió enseguida también a los billetes de banco, de pisos, de solares, de acciones… Un coleccionismo de cosas repetidas que, en el fondo, es la riqueza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s